Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

«Que se apruebe la ley trans es un paso, pero hay que seguir la lucha en la calle»

Un millar de manifestantes pidieron ayer por el centro de Zaragoza respeto a la diversidad y que acaben los abusos

Una ley trans que reconozca que todas las personas tienen los mismos derechos independientemente de su identidad sexual y las proteja es lo que reclamaron ayer cientos de personas de todas las edades y géneros en la manifestación convocada por distintas organizaciones del colectivo LGTBIQ+ que partió del Paraninfo a las 20 y que, animada por la batucada de Troko Bloco recorrió en un ambiente festivo y muy colorido todo el centro de la ciudad hasta desembocar pasadas las 21.30 en la plaza del Pilar de la capital aragonesa. 

«Estamos aquí por la libertad. Somos personas independientemente de nuestra orientación sexual y tenemos derecho a la igualdad y al respeto» decían dos jóvenes hermanas estudiantes Ana y Andrea Ocampo que acudieron a la manifestación con los colores de la bandera de este colectivo pintada en sus ojos.

Con motivo de la celebración a nivel mundial del Día del Orgullo LGTBIQ+ y coreando consignas como «mi bandera te molesta, me lo paso por la cresta» y «viva la comunidad LGTBIQ+», un millar de manifestantes reclamaron «la paralización de las agresiones y que no se pongan barreras a la libertad». Bailando al son de los tambores y con dos artistas sobre zancos Luis Eduardo Duque y Diego Giraldo animando el desfile, jóvenes y parejas del mismo sexo con sus hijos reclamaron en la calle una igualdad y aceptación de la diversidad lejos de alcanzarse

«Para los menores, migrantes, personas no binarias, que se apruebe la ley trans es un paso muy importante, pero hay que seguir la lucha en la calle», decía Jorge Remacha, de Contracorriente, portador de una bandera con los colores del arcoíris. «La visibilidad es esencial para que la gente acepte la diversidad sexual», reconocía el joven Andoni. «Manifestarse es importante. Aunque haya una ley, en los trabajos te siguen señalando», añadía otro participante.

«Vengo desde los 18 años. En España se ha avanzado bastante, pero el colectivo transexual sigue teniendo bastantes problemas a la hora de encontrar trabajo», decía David Eloy Modrego. «Creo que hay que poner el foco en conseguir que la ley trans salga adelante y en evitar el ‘bulling’ al que están sometidas muchas personas», añadía Albano Hernández, contento de poder asistir a la primera manifestación del colectivo LTGBIQ+ tras la pandemia.

Una ley es un gran avance pero «lo que queremos es que se reconozca la autodeterminación de género también para las personas migrantes, menores y no binarias», subrayaba Nestor Gómez del club multideportivo proLGTBQ+ Cierzo. «Creo que hace falta libertad en general y aceptar que no todos somos iguales» decían María Rubio y Sofía Martín, estudiantes de 15 años que aseguraban que «por los comentarios que nos brindan en redes sociales, se ve que queda mucho por hacer». Por eso, acudieron a la manifestación. «Hay que hacer presión en las calles y no quedarse indiferentes», decían.

«Vengo todos los años desde que mi hijo tenía un año porque aunque yo no he sufrido discriminación ni al casarme ni a la hora de tener a mi crío, hay mucha gente que sí la sufre y a la que ven como algo raro», confesaba Erika Baena. 

«No vamos a consentir que se siga postergando que la democracia llegue también a las personas trans y vamos a seguir condenando los discursos de odio vengan de donde vengan», rezaba el manifiesto cuya lectura puso fin ayer a la protesta en Zaragoza. 

Buj aboga por "normalizar" la diversidad sexual

La pancarta arcoíris luce desde ayer en la fachada del Ayuntamiento de Teruel tras ser colgada en un acto en el que participaron miembros de la Corporación y representantes de las asociaciones Lavanda y Terqueer. La alcaldesa, Emma Buj, lamentó que «por desgracia» los colectivos LGBTI son todavía «señalados y discriminados» cuando debería «normalizarse» cualquier opción sexual para «primar el respecto a las personas»

El portavoz de Lavanda, Juancho Alpuente, pidió a los partidos que no impongan «tutelas», sobre las personas LGBTI, mientras que desde Terqueer reconocieron que hay «menos miedo» a expresar diversidad sexual, aunque persisten los «prejuicios y el desconocimiento».

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión