Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

El "voto de confianza" de Lambán a Pedro Sánchez por los indultos solo convence a PSOE y Podemos

PP, Cs y Vox le reprochan que "cambie de postura", el PAR pide que se cumplan las sentencias, CHA critica que inste a pactos PSOE-PP e IU le afea su "resignación".

De izquierda a derecha, y de arriba a abajo: Darío Villagrasa, L. M. Beamonte, Daniel Pérez, Maru Díaz, Joaquín Palacín, Santiago Morón, Arturo Aliaga y Álvaro Sanz.
De izquierda a derecha, y de arriba a abajo: Darío Villagrasa, L. M. Beamonte, Daniel Pérez, Maru Díaz, Joaquín Palacín, Santiago Morón, Arturo Aliaga y Álvaro Sanz.
HA

La decisión del presidente de Aragón, Javier Lambán, de dar un voto de confianza a Pedro Sánchez en su decisión de indultar a los condenados de procés, aunque se muestra "escéptico" de que funcione, solo cuenta con el apoyo de su partido y de Podemos. Las demás formaciones criticaron por variopintos motivos la argumentación que el secretario general del PSOE-Aragón expuso en un artículo publicado en HERALDO. Para la derecha representa un "cambio de postura", CHA le afea que limite a un pacto PSOE-PP la definición del modelo de Estado e IU le advierte de que su "resignación" no ayudará a solucionar el "conflicto". Su vicepresidente, el aragonesista Arturo Aliaga, esquiva charcos que no quiere pisar, y se escuda en la petición de que se cumplan las sentencias.

La aprobación hace una semana en las Cortes de una proposición no de ley contra la concesión de los indultos, con el PAR votando junto con la oposición, refleja la división social que suscitan. Lambán no se pronunció. Rompió su silencio una semana después, para expresar su postura pero también sus dudas, y ofrecer vías de solución. Propone, si fracasa a ‘mesa del reencuentro’, un pacto entre PSOE-PP para "dibujar" un modelo de país y defiende una reforma de la Constitución en la que tenga encaje un nuevo Estatut.

Destaca el diputado socialista Darío Villagrasa el "compromiso político y la lealtad con el Estado" del presidente porque, al trazar un proyecto conjunto de España, "manifiesta su coherencia y valentía". "El camino fácil es descalificar, no proponer nada y refugiarse en simplezas, como están haciendo algunos partidos", reprocha. El camino "correcto" es "el más complejo", señala el también secretario de Organización del PSOE-Aragón.

Lleva días, según confiesa Luis María Beamonte, presidente del PP-Aragón, "lamentando el silencio" de Lambán, y con sus manifestaciones "ha dado un paso atrás". Le resulta "descarado" que opine ahora y no lo hiciera en el pleno, y le avisa de que "carece ya de credibilidad para dar lecciones" al resto. "Su temor orgánico le hizo plegarse a Pedro Sánchez" en lo que describe como un intento de "salvar los muebles" que "llega tarde, no es real ni realista".

Se resiente la oposición constructiva de Cs, y Daniel_Pérez Calvo considera que "Aragón se merecía y esperaba un discurso claro, valiente y contundente de Lambán en contra de los indultos, similar al que ha venido manteniendo hasta ahora". Lamenta, además, que la "tibieza" con la que se expresa y su "apoyo implícito" a Sánchez "no se corresponde con el sentir mayoritario de los aragoneses".

Es el más crítico el diputado de Vox, Santiago Morón, que le pregunta "dónde queda la separación de poderes que manifiesta defender". Y carga contra la propuesta de impulsar la "cogobernanza" en el "momento más inoportuno".

Aliaga asegura que "no es propio" de un presidente del PAR valorar las declaraciones de otro. Por eso se limita a decir que su partido considera que "se han de cumplir las sentencias".

Es Maru Díaz, coordinadora de Podemos, la única integrante del cuatripartito (PSOE, PAR, Podemos y CHA), que comparte con los socialistas la postura del presidente. La también consejera de Ciencia recuerda que los momentos históricos exigen "altura de miras" y por eso "toca escuchar y dialogar con Cataluña y el resto de los territorios". Y critica a la derecha al considerar que "su proyecto de país no pasa por garantizar derechos para el común, sino por apuntalar a los poderosos".

En CHA reconocen la dificultad de llegar a acuerdos. "Lo que es seguro es que será imposible alcanzarlos si se sigue con la actual política de enfrentamiento y la permanente falta de diálogo", dice Joaquín Palacín, su presidente. Pero reprocha a Lambán que abogue por un Pacto de Estado sobre el modelo territorial entre solo dos partidos pues los acuerdos de los 80 y 90 «se hicieron sin contar con Aragón y siempre han sido muy perjudiciales».

Para Álvaro Sanz, de IU, la "aparente resignación" de Lambán "no ayuda a la resolución política de un conflicto que no tiene otra salida". Más allá de las "lealtades de partido", le recuerda, está en juego un "debate profundo" sobre el modelo territorial.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión