Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Los usuarios de residencias vacunados no tendrán que usar mascarillas en Aragón

En la actualidad solo hay abiertos tres brotes de covid-19 en residencias de Aragón, frente a los 43 brotes que había hace seis meses.

María Victoria Broto ha visitado la residencia de Borja
María Victoria Broto ha visitado la residencia de Borja
DGA

Las personas vacunadas que viven en residencias de mayores o de discapacidad de Aragón no tendrán obligación de usar la mascarilla contra la covid-19 dentro de estos recintos a partir de los próximos días, según ha anunciado este miércoles la consejera de Ciudadanía y Derechos Sociales, María Victoria Broto.

Lo ha dicho con motivo de una visita a la Residencia de Borja, un centro del Instituto Aragonés de Servicios Sociales (IASS), que cuenta con 94 plazas fijas y cuatro de estancias temporales, informa el Gobierno de Aragón en una nota de prensa.

La decisión está basada en que en la actualidad solo hay abiertos tres brotes de covid-19 en residencias de Aragón (con 9 afectados, 5 de ellos residentes y 4 trabajadores, ninguno hospitalizado), frente a los 43 brotes que había hace seis meses (con 1.528 personas contagiadas).

Una vez que la orden sea publicada en el Boletín Oficial de Aragón y los centros estén preparados, podrá aplicarse la eliminación del uso de la mascarilla para quienes estén vacunados mientras se mantendrá la obligatoriedad en no vacunados, trabajadores y visitantes.

Esta novedad está pensada solo para las residencias, y no afecta a ningún otro centro de Servicios Sociales de la Comunidad.

También se mantiene el control de aforo en la realización de actividades o servicio de comedor y la necesidad de guardar una distancia interpersonal de 1,5 metros.

La orden que recoge esta medida permite también –por primera vez durante la pandemia- que los voluntarios que acudían a los centros (con convenios y acuerdos de colaboración) para acompañar a los mayores o personas con discapacidad en sus paseos y actividades, puedan retomar estas labores, siempre que estén vacunados.

“Es una alegría que pueda volver a producirse ese intercambio solidario que tanto bien hace a los mayores, que pueden salir a pasear acompañados, y a los voluntarios, que también aprenden y disfrutan con este vínculo tan especial que se crea”, ha indicado Broto.

En la residencia de Borja se han ido retomando, poco a poco, las actividades de ocio y convivencia que se realizaban antes de la pandemia, entre ellas los paseos por el centro de Borja, las actividades de fisioterapia en el jardín y de terapia ocupacional. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión