Aragón
Suscríbete

educación

La DGA aplaza a septiembre la negociación del horario lectivo entre críticas de los sindicatos

Los representantes de los docentes piden recuperar las 18 horas en secundaria y pasar de 25 a 23 las de etapas inferiores.

Movilización de CGT y STEA en la puerta del Departamento de Educación.
Movilización de CGT y STEA en la puerta del Departamento de Educación.
STEA

El Departamento de Educación emplazó este martes a los representantes de los docentes a iniciar la negociación respecto a la reducción del horario lectivo a partir de septiembre. Una decisión que fue duramente criticada por los sindicatos, quienes denuncian que tras seis años de gobierno no se hayan revertido los recortes de 2012. Su principal demanda es que el tiempo dedicado a impartir la docencia por los profesores de secundaria y FP sea de 18 horas frente a las 20 que tienen en la actualidad. En esta misma línea, consideran necesario que los mayores de 55 años tengan un horario reducido y que en las etapas de infantil, primaria y educación especial se pase de 25 a 23 horas.

Unas reclamaciones en las que llevan más de dos años negociando y sin resultados. Precisamente, fueron los cinco representantes (CSIF, CGT, STEA, CC. OO. y UGT) los que promovieron, tras una concentración, la mesa sectorial de ayer. Desde CSIF recalcaron que estas medidas tienen por objetivo "mejorar la calidad educativa de los alumnos". Una postura que compartieron CC. OO. y UGT, quienes recordaron que estas modificaciones "no afectarán a las horas que el personal docente permanece en el centro educativo, sino que le permitirán atender a las familias, coordinarse con otros compañeros y desarrollar sus proyectos de innovación y bilingüismo". De este modo, los profesores continuarán con su jornada de 37,5 horas semanales, una cuestión también criticada por algunas centrales, que defienden que sea de 37.

Kike García, representante de CGT, calificó de "insuficiente" la propuesta de la Administración de negociar un calendario a partir de septiembre. "Esperábamos algún gesto como bajar a 37 horas semanales, como están en el resto de administraciones, o reducir la carga lectiva a los mayores de 55 años", lamentó. Asimismo, apuntó que Aragón es de una de las pocas comunidades que aún no ha revertido todos los recortes educativos. Para STEA trasladar la negociación al inicio del próximo curso es una "táctica para no acometer ninguna mejora en el mismo". En este sentido incidieron en que entonces "podrán sacarse de la manga algún pretexto y dejar que vuelva a pasar el tiempo".

"Las excusas presupuestarias no se sostienen cuando otros territorios sí que están dando el paso", criticaron desde CC. OO. Su intención es que la negociación del calendario de mejoras acabe antes de noviembre y, por lo tanto, las medidas acordadas se puedan aplicar en la oferta de empleo público, negociación de plantillas y cupos para el curso 2022-2023. También se mostró optimista Mónica de Cristóbal, representante de Educación de CSIF, al confiar en que "acaben cumpliendo su palabra de abordar e implementar" esta reducción horario durante la actual legislatura.

Una hora antes de que tuviera lugar la mesa sectorial, CGT y STEA llevaron a cabo movilizaciones en las tres capitales de provincia para reclamar la "aplicación inmediata de estas medidas".

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión