Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

música

Las diez canciones del verano más celebradas de las últimas décadas

Dado que la ausencia de verbenas por la covid hace peligrar el himno estival de 2021, recordamos aquí algunos de los ritmos de piscina y playa que alegrarán los oídos de los nostálgicos. 

Georgie Dann, durante un concierto en el verano de 2008.
Georgie Dann, durante un concierto en el verano de 2008.
HERALDO

Como sucede en cualquier ránquin, en el de la canción del verano también son todos los que están pero no están todos lo que son. En el siguiente listado habrá seguro importantes ausencias, que pueden deberse tanto a una mala documentación como a que cada cual cuenta la fiesta según le va en ella, esto es, a los recuerdos nostálgicos que tenemos asociados al estío y a la canción machacona que sonaba en las radios aquel año. 

Repasando las últimas décadas, a continuación se rescatan algunos vídeos de las que han sido sempiternas canciones del verano que, a pesar de los agoreros, se resisten a desaparecer. Aunque los sonidos latinos se van imponiendo en las verbenas del 15 de agosto (minimizadas ahora por la covid) aún hay espacio para los buenos chutes de Rafaella Carrá o Georgi Dann o, incluso, para el tema ‘Cuando calienta el sol’ (1963), de los Hermanos Riguel, que muchos consideran que fue la primera de estos verdaderos alegatos a favor del desenfado, la diversión, el sol y la pachanga.

A Los del Río la broma se les fue de las manos. Corría el año 1993 cuando llegó ‘Macarena’, tema que a lo largo de cuatro años sonó, no solo en los chiringuitos de España, sino en los de medio mundo, incluido el despacho oval de la Casa Blanca. La base de la canción pasó, a lo largo de su tiempo de vida, del guitarreo rumbero al ritmo discotequero, mutación digna de un episodio de ‘Expediente X’, que también triunfaba en la época.

Batió todos los récords de reproducciones en plataformas y ‘streaming’ porque se convirtió en un fenómeno global. Sonó tanto en las discotecas de Pedrola como en la isla más remota de Filipinas. Los artistas latinos llevaban tiempo avisando de que el siglo XXI era suyo, pero el ‘Bailando’, de Enrique Iglesias o ‘La bicicleta’, de Carlos Vives y Shakira, se quedaron muy cortos ante el poderío de ‘Despacito’, de Luis Fonsi y Daddy Yankee, que en 2017 lo reventó como pocas veces se había visto antes. Sus 44 millones de "likes" en YouTube son elocuentes.

Es un sacrilegio imperdonable haber relegado al rey de los chorizos parrilleros al tercer puesto, pero también resulta difícil escoger uno solo de sus temazos, dado que su reinado duró varias décadas. Nuestros preferidos son ‘El bimbó’, ‘El negro’, ‘El chiringuito’ y ‘La barbacoa’. Todas parecen hablar un poco de lo mismo, qué metáforas tan sutiles.

Una gran aportación aragonesa a las canciones del verano fue ‘No te olvides la toalla cuando vayas a la playa’, de Puturrú de Fuá. Un ‘hit’ compuesto a orillas del Mediterráneo, en Vilafortuny, durante un retiro creativo del trío formado por Curro Fatás, Pepe Gros y Juan Manuel Labordeta en la primavera del 85. Fatás soñó la frase que titula el tema, se la dijo a Labordeta y este la anotó. Así nació la que sería la canción del verano de 1986 en España.

Los años noventa tuvieron, desde su inicio, un marcado carácter latino. Grupos y solistas del otro lado del Atlántico llegaron hasta la península, conmemorando de este modo su propio Quinto Centenario del descubrimiento de América. En 1990, Lalo Rodríguez cantó uno de los temas más versionados de la historia de la música, ‘Devórame otra vez’, con polémica letra incluida. También de Latinoamérica llegaba Juan Luis Guerra, acompañado de los invisibles 4.40, que comenzaba su carrera imparable en nuestro país con un hermoso primer sencillo, ‘Ojalá que llueva café’. Ese mismo año compitió por el título ‘All my lovin’, de Los Manolos, antesala de la fiesta rumbera del 92 en Barcelona que reunió a un rejuvenecido Peret con sus espigados clones.

La reciente película musical con canciones de Rafaella (y un premio Goya) la ha vuelto a poner de actualidad. Su lista de éxitos es muy larga, pero ya no suenan en las noches de verano como antaño. No obstante, los movimientos de melenaza rubia siempre son muy agradecidos al ritmo de ‘Explota’, ‘Rumore’ o ‘Para hacer bien el amor...’.

Es uno de los temas que peor ha envejecido y, de hecho, ya apenas se escucha salvo en hoteles decadentes del Mediterráneo. Fue la canción del verano por excelencia a mitad de los 70, pero derivó en un bailecito familiar en bodas y comuniones que está muy de capa caída. María Jesús y su acordeón, eso sí, aún sigue haciendo bolos en Benidorm y tiene una importante ‘hinchada’.

Los finales de los 90 no fueron buenos años para la música. Entre Nirvana y las Spice, en la radiofórmula española no dejaron de sonar Los Centellas y su ‘Toro enamorado de la luna’. Aquel 1997 no fue un año sencillo, pues volvieron a asomar la cabeza el Dúo Dinámico, con sus chalecos rojos incluidos, y aún persistían otros sones de temporadas anteriores como los de Zapato Veloz que hacía caso omiso a los signos de desarrollo de España y cantaba las virtudes del 'Tractor amarillo'.

Barriendo de nuevo para casa encontramos a otro artistas de la tierra como es el turolense David Civera. Es uno de los máximos representantes de la canción popular de los primeros 2000, sobre todo, tras ganar en concurso para representar a España en Eurovisión con su ‘Dile que la quiero’. Sus fans aún discuten si aquella fue su canción más icónica o la que vino justo el verano posterior, en 2002, la pegajosísima y con bailecito incluido ‘Que la detengan’.

Por echar la vista unos años más atrás, la década de 1970 dejó grandes canciones con ritmos trepidantes. Peret invadió el mercado musical con su rumba catalana y Borriquito, uno de los primeros éxitos del amigo para siempre. El resto de la década trajo verdaderos clásicos, luego denostados, como el panfleto patriota ‘Que viva España’, de Manolo Escobar, o ‘Saca el güisqui cheli’, de Desmadre 75. Del mismo año, nos llegó el primer éxito del malogrado dúo Las Grecas, que con las coreografías de ‘Te estoy amando locamente’ y sus campanas nonaino.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión