Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Covid-19

La hostelería espera potenciar las terrazas tras el fin de la mascarilla en exteriores y los campamentos piden flexibilizaciones

Los empresarios confían en que la letra pequeña no afecte a sus negocios y la DGA estudiará esta próxima semana cómo aplicar el cambio en las colonias.

Terrazas llenas en la plaza de España de Zaragoza.
Terrazas llenas en la plaza de España de Zaragoza.
Toni Galán

La hostelería espera que el fin de la mascarilla en exteriores "potencie" las terrazas, pero por ahora pide "cautela", ya que el Gobierno central todavía tiene que detallar la letra pequeña. "Estamos expectantes. Queremos saber qué se podrá hacer y qué no. Confiamos en que se pueda quitar en todos los espacios, incluidas nuestras mesas", recalcó el presidente de la Confederación de Empresarios de Hostelería y Turismo de Aragón, Fernando Martín. El resultado, reconoció, sería "espectacular", ya que "potenciaría todavía más" el consumo en terraza y generaría una "mayor sensación de libertad". "Haría que ya no solo estuviésemos viendo la luz al final del túnel, sino que la tocásemos", aseveró.

El sector ha encadenado dos "buenos anuncios" en las últimas 48 horas, ya que esto, unido a la apertura del ocio nocturno hasta las 3.00, hará que el panorama sea completamente diferente de cara a julio. Sigue existiendo, no obstante, un importante hándicap: el consumo en interior, lastrado por las mayores probabilidades de contagio. "Ahí hay todavía camino por recorrer", reconoció Martín. También queda por aclarar si el personal podrá quitarse la mascarilla cuando esté sirviendo a un cliente en el exterior o si, por contra, tendrá que llevarla siempre por motivos de seguridad.

Empiezan las colonias

Las colonias y los campamentos de verano para los niños y adolescentes comenzarán la temporada el lunes con la obligatoriedad de llevar la mascarilla en el exterior y en el interior de las instalaciones, excepto a la hora de dormir. El protocolo del Instituto Aragonés de la Juventud (IAJ) ha creado los llamados ‘grupos pernocta’, que coinciden con las burbujas estables de convivencia, de un máximo de 20 niños por monitor que hacen actividades juntos durante todo el día y pueden descansar en la misma habitación sin cubrebocas y sin guardar distancia de seguridad.

Desde el Departamento de Ciudadanía y Derechos Sociales apuntaron que esta próxima semana se va a "estudiar y analizar" la "letra pequeña" de la medida nacional que se apruebe para, "de acuerdo con Sanidad", tomar una decisión y adaptar las pautas dictadas hace apenas una semana.

Por su parte, el presidente de la Asociación Empresarial de Servicios Sociales y Culturales de Aragón (Aesersoc), Víctor López, abogó por aplicar la "mayor flexibilidad" en el uso de las mascarillas en estas actividades de ocio y educativas. En su opinión, si los chavales no tienen que usarlas al aire libre siempre y cuando estén con los mismos compañeros ni tampoco en las habitaciones, los únicos espacios en los que tendrían que seguir llevándose serían el comedor y los pasillos de los albergues y casas.

"A la hora de comer también se las tienen que quitar, por lo que, siempre que mantengan la separación de metro y medio, se podría prescindir de ello. Sería lo más lógico", apuntó López. Así, el tapabocas quedaría limitado al viaje en autobús y a otros transportes que se pudieran realizar en excursiones o traslados. No obstante, López también se mostró partidario de tomar la temperatura a los chicos a primera hora de la mañana y por la noche, a pesar de que el protocolo no lo establece como obligatorio, ya que es una práctica "sencilla de llevar a cabo" que puede ayudar a anticipar casos de fiebre.

El presidente de Aesersoc también puso sobre la mesa que con la baja incidencia alguna provincia pase al nivel 1 a lo largo de julio, lo que supondría una mayor relajación de las restricciones.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión