Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

tribunales 

La Audiencia condena a 10 años a un padre por abusar sexualmente de su hijo con síndrome Asperger

La sentencia da credibilidad a la víctima, a su madre, a los profesores del colegio y a varios peritos que lo confirmaron.

El acusado en el juicio celebrado en la Audiencia de Zaragoza.
El acusado en el juicio celebrado en la Audiencia de Zaragoza.
Toni Galán

La Audiencia de Zaragoza ha impuesto una pena de diez años de prisión a Víctor José Campo Berdala por abusos sexuales de su hijo de 8 que sufre síndrome Asperger. Le impiden acercarse a 200 metros en ese tiempo y de comunicar con él en la próxima década.

Según el tribunal, los hechos se produjeron en tres momentos distintos, entre el 24 y 26 de febrero de 2019, cuando el padre le realizó tocamientos y otros abusos físicos. Luego le susurraba al oído expresiones obscenas que el niño terminó contándoselo a su madre y con posterioridad en el centro escolar.

La sentencia se basa en la declaración de la víctima como prueba de cargo suficiente, aunque en este caso hubo varios testigos y peritos que lo corroboraron. El menor le contó a su madre lo sucedido y con posterioridad hizo lo propio con las personas de su confianza, tanto del centro escolar en el que estudiaba (directora, pedagoga, orientadora y profesores), como otros profesionales de los que habitualmente recibe asistencia psicológica en el Centro Amparo Poch y en la Cruz Roja, en los que buscó protección.

Su madre, que estaba separada del acusado desde 2011 y tenía otorgada la guarda y custodia del menor, señaló que el niño «no miente», «no tiene imaginación» y «dice lo que piensa». Grabó su testimonio que agregó a la denuncia. Además, agregó que el niño se puso nervioso y asustado, llegó hasta autolesionarse y ella tuvo que llamar a la Policía por protección.

Varios profesores el colegio detallaron que el pequeño lo relató y siempre dijo lo mismo, con conductas hipersexualizadas y desajustadas desde que empezó a verbalizar lo sucedido con el acusado.

Una psiquiatra del centro de salud del Actur que lo atendió le da total credibilidad, tras haber apreciado en el menor el mutismo selectivo. En la misma línea se pronunció un psicólogo de Cruz Roja, una doctora de la Fundación Vicky Bernadet, que lo atendió en 35 ocasiones, y la forense Dolores Serrat, que le detectó síntomas de estrés por abuso y un alto índice de sinceridad del niño.

La Audiencia condena al padre una responsabilidad civil por una indemnización de 6.000 euros por el daño moral causado en el menor para resarcir el dolor y angustia de las personas perjudicadas por el actuar injusto, abusivo e ilegal del acusado.

Asimismo, la sentencia le absuelve del delito leve de vejaciones, del delito leve de amenazas y de maltrato familiar. La acusación particular, que ejerció la abogada Xenia Cabello, había solicitado catorce años de prisión para el acusado y la fiscal pidió ocho.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión