Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

¿A dónde se van después de la Evau?

La pandemia ha intensificado una alternativa para celebrar el fin de los exámenes entre los jóvenes que se han presentado a la selectividad: las casas rurales.

Estampa de Salou esta primavera y un grupo de jóvenes practicando 'rafting' en la provincia de Huesca.
Estampa de Salou esta primavera y un grupo de jóvenes practicando 'rafting' en la provincia de Huesca.
Rafael Gobantes | Francisco Jiménez

"El mejor verano de tu vida". Esa frase seguramente haya llegado a oídos de alguno de los más de 6.600 estudiantes que se han presentado este año a la Evau en Aragón. Una época estival que muchos jóvenes inauguraban junto a sus compañeros de clase de viaje. Salou era el destino más repetido en las agendas de aquellos que habían terminado segundo de bachiller, solo había que acercarse hasta la Estación de Delicias de Zaragoza para comprobarlo. El año pasado, la pandemia tachó esta cita en más de un calendario, por lo que alumnos de primero de diversos grados han optado por irse ahora. Se ha retomado la tradición de celebrar el fin de exámenes a orillas del Mediterráneo, pero no en niveles de años anteriores, y también se han añadido nuevas opciones.

"Ya se ven grupos de jóvenes por Salou, al igual que algún que otro extranjero", comentan desde Zeus Apartamentos, donde a partir del sábado ya esperan "bastantes" entradas. No se puede confirmar que se trate de jóvenes que han terminado la selectividad, puesto que reservan a través de plataformas de internet, pero sí que han recibido llamadas tanto de chavales como de padres. El interés ha sido más de última hora que otros cursos, tal y como indican: "Empezaron a llamar hace solo unos diez días, también porque no se sabía lo que iba a pasar hasta hace poco".

Sin embargo, en las agencias de viajes no han recibido tantas llamadas como en otras ocasiones. En Consultia Travel, junto a la avenida de San José de la capital aragonesa, el año pasado iban a fletar dos autobuses a Salou -que al final se suspendió- y este año la realidad es muy distinta: "Tengo algunos apartamentos reservados, pero dos o tres". Desde este establecimiento analizan varios factores que han sido determinantes: "El miedo de algunas familias, porque puede ser que no tengan las dos dosis inoculadas y los jóvenes todavía viven en casa. También afecta que la convocatoria extraordinaria sea en julio en lugar de en septiembre". Esta última razón supone que los alumnos que suspendan o quieran subir nota tengan menos tiempo para volver a prepararla.

A estas cuestiones se suma que en el lugar de destino no estén disponibles los servicios de ocio al 100%. La hostelería está abierta hasta la madrugada, pero el ocio nocturno está cerrado, lo que era uno de los atractivos de estos jóvenes para viajar hasta la Costa Dorada. "Las tirolinas o Portaventura son alternativas junto, obviamente, la playa", añaden en Zeus Apartamentos Salou. Este viernes en MyC Apartamentos reciben a un grupo de jóvenes de Huesca y en la actualidad tienen alojados a unos navarros, aunque en su caso, al estar enfocados al turismo familiar, han recibido menos demanda en estas fechas.

Desde el año pasado, a raíz del confinamiento, el turismo rural es una opción entre los jóvenes que se han presentado a la Evau. "Mi reflexión es que son hijos de una generación que ha disfrutado de vacaciones en casa rurales, que han venido de niños en grupos con sus padres y que ahora lo ven como una opción atractiva", considera Silvia Manzanera, portavoz de Turismo Verde y de la Asociación de Profesionales de Turismo Rural (Autural). El boca a boca entre las promociones de estudiantes es una de sus mejores publicidades, ya que se las recomiendan de unos a otros.

"Han pedido practicar barranquismo, rafting, tirarse por la tirolina o, incluso, dar paseos a caballo. Es un plan sanísimo"

Después de Semana Santa comenzaron las reservas, no obstante, se han amoldado a las restricciones. En muchos casos cuando se reservó solo podían reunirse 6 personas y ahora el límite son 10. Si el grupo de amigos es superior han optado por alquilar más viviendas, hacer vida por separado y compartir actividades al aire libre, de aventura. "Han pedido practicar barranquismo, rafting, tirarse por la tirolina o, incluso, dar paseos a caballo -explica Manzanera-. Es un plan sanísimo". Sin embargo, a muchos les ha bastado con alojarse en las proximidades de un río.

El desplazamiento en algunos casos se podría plantear como un hándicap, pero desde Autural señalan que se organizan en transporte público y después les va a buscar el propietario de la casa o con taxis que recorren pueblos. En otros casos son los padres los que les acercan hasta su destino. Además, disponen de pocos días, por lo que los jóvenes aragoneses optan por no moverse de la Comunidad.

Estas semanas ya eran, en los tiempos de antes de la pandemia, una época de ocupación en turismo rural, tanto por los primeros turistas nacionales como por los franceses. En cualquier caso, Turismo Verde valora de forma "positiva" que los estudiantes aragoneses se decanten por esta opción para celebrar el fin de su etapa escolar.  

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión