Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

De los discursos de Campoamor a rellenar huecos con califas y reinos en la Evau

Un ejercicio de la prueba de Historia en la Evau de Murcia suscita bromas y críticas en las redes sociales al considerarse demasiado fácil para los futuros universitarios. Hay quien se queja de que crea agravios comparativos con regiones como Aragón.

Entrada de estudiantes a la Evau el pasado lunes en el instituto Elaios de Zaragoza
Entrada de estudiantes a la Evau el pasado lunes en el instituto Elaios de Zaragoza
José Miguel Marco

Algunos exámenes de la Evau (la antigua selectividad) se hacen virales por fáciles, difíciles o simplemente anecdóticos. Una veces sirven para animar las conversaciones de los que estos días se juegan una parte de su futuro y otras suscitan críticas y malestar al crear agravios comparativos entre jóvenes de distintas comunidades que muchas veces tienen que luchar por una plaza que pende de una décima más o menos.

La polémica llega en esta ocasión con el examen de Historia de la Región de Murcia, que dio el pistoletazo de salida a las pruebas de acceso a la universidad. El motivo es que incluye un ejercicio que puntúa 0,5 consistente en rellenar los huecos de una frase con palabras. Los estudiantes tenían que elegir desarrollar uno de dos temas, ‘Al-Ándalus: evolución política’ y ‘Política exterior de los Austrias mayores’, por el que podían conseguir hasta 3,5 puntos. Cada uno se completaba con medio punto más gracias a cinco afirmaciones en las que faltaba una palabra, principalmente nombres de reyes, califas y batallas. El resto del examen consiste en dos temas y dos comentarios de texto más al uso para este nivel.

El tipo de ejercicio ha sido blanco por igual de chistes y críticas. En su justa medida lo valora Jorge Cajal, profesor de Historia en el instituto Río Gállego de Zaragoza y que estos días vive la Evau en primera línea. "El ejercicio de rellenar palabras es un poco infantil y en el instituto se utiliza con cursos más bajos, pero para nada en segundo de bachillerato", reconoce. También contrapone que solo vale medio punto de un total de diez. El resto de preguntas son similares al examen aragonés. Hay otra diferencia. Los alumnos de Aragón tienen que, obligatoriamente, trabajar con una fuente histórica, como un discurso de Clara Campoamor o una tabla de valores de la desamortización, que no necesariamente han visto como tal en las aulas.

Ante el debate de si hay que implantar una Evau única, este docente opina que lo primero se sentarse a reflexionar "qué es lo que queremos". "Hay que alcanzar un consenso sobre el modelo de prueba, si se aboga por contenidos memorísticos o una prueba en la que puedan mostrar su madurez, sean autónomos y sepan interpretar un texto", concluye.

La vicerrectora de Estudiantes de la Universidad de Zaragoza, Ángela Alcalá, ya comentó que en octubre se celebrará en la Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas una reunión para valorar cómo han ido las pruebas de acceso a la universidad de los dos últimos años.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión