Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Transverich invierte un millón en una planta de lavado para camiones

Aqualamarca es el nombre de las nuevas instalaciones, operativas en el polígono El Espartal de El Burgo del Ebro.

La delegada del Gobierno, Pilar Alegría, cortando la cinta, ayer. A su izquierda, el alcalde de Alcañiz, Ignacio Urquizu, y el gerente de Transverich, Mario Lamarca (dcha). Detrás, Ángel Herrero, de Istobal.
La delegada del Gobierno, Pilar Alegría, cortando la cinta, ayer. A su izquierda, el alcalde de Alcañiz, Ignacio Urquizu, y el gerente de Transverich, Mario Lamarca (dcha). Detrás, Ángel Herrero, de Istobal.
Oliver Duch

Disponer de una planta de lavado de camiones, Aquamarca, con desinfección y secado automático para su propia flota y con el fin dar servicio a todos esos transportistas que pasan por la carretera N-232, que une el norte de España con Castellón, es el objetivo de la inversión de un millón de euros realizada por la empresa familiar alcañizana Transverich, especializada en el transporte de residuos industriales. «Hoy -por este lunes- es un día especial que supone la culminación de un proceso que surgió hace dos años para dar respuesta a una necesidad, la desinfección a fondo y en poco tiempo de todo tipo de vehículos industriales y la certificación de que se ha realizado», dijo Mario Lamarca, gerente de la compañía, en tercera generación.

La puesta en marcha del proyecto permitirá crear 6 nuevos puestos de trabajo, además de los 82 que tiene la empresa que cuenta con dos almacenes logísticos en Alcañiz (Teruel) y El Burgo de Ebro (Zaragoza) y piensa poner en marcha en un mes y medio un nuevo taller también el polígono de este municipio. «Hay pocos centros de lavado de estas características», recordó el directivo de Transverich -compañía cuyo nombre proviene del municipio turolense de La Cañada del Verich-, que pretende con esta inversión «hacer más competitivas las industrias del entorno» y dar una mayor proyección nacional a una compañía familiar nacida hace 75 años, fundada por su abuelo, Jesús Lamarca, y que continuó su padre, José Lamarca. «Pretendemos mirar al futuro sin dejar de mirar el pasado», subrayó.

«El sector se está recuperando muy bien», manifestó, recordando que Transverich no ha dejado de trabajar durante la pandemia porque había que retirar mucho residuo y tenerlo todo muy limpio y además cuentan con una linea de paquetería y paletería que les ha hecho no parar. «El lavadero sí paró. Lo inauguramos por fin con año y medio de retraso, pero ya está», afirmó, a la vez que agradeció la delegada del Gobierno, Pilar Alegría, su ayuda para superar los escollos administrativos.

Ángel Herrero, director comercial de Istobal, empresa que ha diseñado el túnel de lavado, explicó sus ventajas como poder limpiar a conciencia y en un tiempo récord, unos 15 minutos, desde camiones de 16 metros de largo hasta contenedores marítimos. «Reduce en un 60% el tiempo de lavado», destacó, gracias al «rociado químico que desincrusta la suciedad, el lavado a presión, el barrido mediante boquillas de alto impacto y la desinfección completa». El secado automático, de la empresa Arcoi aporta un plus añadido a estas instalaciones, dotadas de un reciclador de agua para recuperar el 75% de la empleada en cada lavado para su posterior reutilización, indicó Herrero.

Las instalaciones, ubicadas sobre una parcela de 5.500 metros cuadrados, tienen una capacidad de más de 4 camiones a la hora, y cuentan con la última tecnología como la máquina Istobal Hw’Intrawash «capaz de garantizar una desinfección controlada» para cada flota de transporte ya sean trailers, furgonetas, autobuses o vehículos especiales». Asimismo disponen de un novedoso sistema de conectividad para controlar los lavados y posibilitar el mantenimiento técnico en remoto.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión