Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Aragón afronta la EVAU en una edición en que nueve comunidades permitirán examinarse a alumnos con suspensos

Hasta 9 autonomías permiten que los alumnos se presenten con suspensos, pero no es así en Aragón. Los jóvenes contagiados o en cuarentena podrán hacer el examen cuando superen su situación

Los alumnos de bachillerato, el año pasado durante la primera Evau en pandemia.
Los alumnos de bachillerato, el año pasado durante la primera Evau en pandemia.
Oliver Duch

La Evaluación para el acceso a la Universidad (Evau) comienza este martes en Aragón, con un total de 6.641 aspirantes, unos 600 menos que en 2020, cuando la «flexibilización» de las medidas a consecuencia de la pandemia permitió que muchos consiguieran superar, contra todo pronóstico, el curso académico. Aún así es sensiblemente mayor a los registrados en los años previos. Lo que no han cambiado son las críticas por las diferencias de criterio entre autonomías, que este año se acrecientan más al existir comunidades como Cataluña, La Rioja o Navarra que permiten –con el beneplácito de la ministra Isabel Celaá– que sus estudiantes se presenten a la Evau tras suspender alguna materia de bachillerato.

El actual curso se volvió a plantear como «excepcional» y se permitió que a partir de 3º de la ESO las clases fueran semipresenciales para reducir el riesgo de contagio. Y con esta premisa, el Ministerio de Educación volvió a poner sobre la mesa la flexibilización de las condiciones de titulación, como ya se hizo en junio de 2020. Entonces, Aragón optó por ello tras un tercer trimestre confinados; pero en octubre la situación era otra. El consejero Felipe Faci recuperó la presencialidad total en 2º de bachillerato para que estos estudiantes pudieran prepararse la Evau. Tras esta decisión, se regresó al modelo previo a la pandemia, no permitiendo titular con suspensos.

La medida, especialmente en las últimas semanas, ha sido criticada por algunas familias, dado que una vez superen la Evau podrán competir en igual de condiciones que los alumnos de otras autonomías donde no han necesitado aprobar todas las asignaturas del curso. No obstante, desde la Federación Cristiana de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos de Aragón (Fecaparagón) consideraron «justa» la decisión adoptada por Faci y defendieron «la cultura del esfuerzo». «Siempre se debería titular con todas las asignaturas superadas, sea bachillerato o la ESO», apuntó su presidenta, Concepción Ibáñez. En este sentido, criticó las diferencias entre comunidades y apostó por «unificar» criterios y contenidos.

En términos similares se manifestó la Federación de Asociaciones de Padres y Madres de la Escuela Pública de Aragón (Fapar) con la intención de evitar que haya alumnos que se vean «perjudicados» en un contexto de movilidad total, es decir, en el que un titulado de País Vasco o Comunidad Valenciana (donde pueden acabar bachillerato con suspensos) pueda optar a la misma plaza que un aragonés o un gallego (donde se han recuperado los criterios previos a la pandemia).

Por su parte, Eva Bajén, presidenta de la Asociación de Directores de Instituto de Aragón (Adiaragón), recordó que es una decisión correspondiente al inicio del curso y, aunque consideró que no es adecuado que existan este tipo de desigualdades, reconoció que los alumnos de todas las autonomías no han estado acudiendo a clase de manera presencial como se ha hecho en Aragón.

Protocolo covid en la EVAU

Pese a las disparidades en cuanto al criterio de titulación, a los contenidos y otros aspectos en los que se divergen las autonomías; en todas se volverá a optar por un modelo con mayor flexibilidad. Deberán responder las preguntas que prefieran con el único requisito de que sumen un total de 10 puntos. La intención es que no vean mermadas sus opciones tanto si han ido en días alternos a clase como si no han podido recuperar todos los contenidos no vistos durante el último trimestre del pasado curso.

Asimismo, la Universidad de Zaragoza ha actualizado el protocolo covid de la prueba y, en el caso de que un aspirante esté contagiado o tenga que guardar cuarentena por ser contacto estrecho de algún positivo podrá hacer los exámenes a posteriori.

Al igual que en la convocatoria de 2020, se habilitarán 84 sedes, entre aulas del campus y de los institutos, con el objetivo de que exista la menor movilidad posible y se evite el riesgo de contagio. Todas los espacios de examen contarán con gel hidroalcohólico y tendrán que estar ventilados, al menos, 10 minutos. Las salas se limpiarán entre la mañana y la tarde y los alumnos estarán a una distancia de metro y medio.

Cómo se calcula

1Evau. La nota alcanzada en la fase obligatoria. Se obtiene con la media aritmética de las cuatro materias que la integran y hay que lograr como mínimo un 4 en esta etapa.

2Acceso. Ponderación entre la nota de la Evau (que supone un 40%) y la del bachillerato (un 60%). Como máximo se alcanza un 10. Para acceder a la universidad es necesario una calificación igual o superior a 5.

3Admisión. Se logra sumando a la nota de acceso, las dos mejores calificaciones obtenidas en las materias presentadas (entre la fase voluntaria y la obligatoria). Cada una de ellas podrá sumar 1 o 2 puntos (hasta un máximo de 14), según los parámetros de ponderación.

Regresan los viajes fin de curso tras la prueba

Los tradicionales viajes una vez superada la Evau quedaron el pasado año en barbecho debido a la pandemia, sin embargo, para este curso –impulsados por el levantamiento del toque de queda y la mejora de la situación epidemiológica– han resurgido; aunque no al ritmo al que se estaba acostumbrado.

«Se empieza a notar un mayor movimiento», reconocen desde Universal Holiday Centre, una empresa dedicada al alquiler de apartamentos y casas en la Costa Dorada. Respecto a las escapadas típicas tras la Evau, señala que los pocos apartamentos con los que cuentan en el centro de Salou –el destino más demandado por este colectivo– se llenarán para las próximas semanas.

«No es el ritmo que existía en 2019, pero este año ya han vuelto a contratarse este tipo de servicios», recalcan desde Rentalmar, otra de las compañías especializadas en el alquiler de apartamentos en esta zona. En este sentido, señalan que la apuesta mayoritaria sigue siendo Salou, porque aunque «las discotecas no están abiertas, hay más actividades acuáticas y también está PortAventura».

Desde esta inmobiliaria explican que, aunque las reservas comenzaron en abril, el mayor incremento se produjo una vez decayó el estado de alarma y se conocieron las restricciones de movilidad que se iban a aplicar en cada territorio. «No llegaremos a los clientes prepandemia», reconocen, pero auguran que esto también puede ser «interesante», ya que supone que la gente «pueda estar más espaciada» y existen menores riesgos.

Porque, pese a que se retoman algunas costumbres de antes de esta crisis sanitaria, todavía es importante mantener las medidas dictadas por las autoridades sanitarias para garantizar la seguridad de todos.

Siguiendo estas directrices, algunos de los jóvenes consultados han preferido alquilar una casa rural o una villa, generalmente en la costa; en lugar del típico apartamento. De este modo, crean su «grupo burbuja», un concepto con el que se han mimetizado durante todo el curso académicoy que permite minimizar los contactos y, por ende, los riesgos.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión