Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

piscinas

Todo lo que tienes que saber si vas a montar una piscina en casa: peso y dimensiones

La antigüedad del edificio y la resistencia del forjado son factores clave a tener en cuenta de manera previa a la instalación de piscinas.

Piscina hinchable.
Piscina hinchable.
Amazon

La llegada del verano y las altas temperaturas provoca la fiebre por las piscinas hinchables entre aquellos clientes que disponen de terrazas o azoteas grandes donde poder realizar la instalación. De hecho, el año pasado este sector vivió un auténtico bum de compras  como alternativa a la demora de apertura de piscinas convencionales. Tanto fue así que los colegios de aparejadores españoles lanzaron una campaña especial alertando sobre los peligros que conlleva colocar una piscina desmontable o hinchable en lugares no apropiados.

Para evitar derrumbes y complicaciones a causa del peso o las dimensiones de las piscinas no convencionales, hay que tener en cuenta una serie de conocimientos. En primer lugar, los forjados de los edificios están calculados para soportar 200 kg/m2, un peso que permite el aguante de una lámina de agua de 20 centímetros en el interior de la piscina. Otros de los factores clave que interviene es la antigüedad, puesto que cuanto más nuevo sea el edificio más peso soportará el forjado: en edificio nuevos, una piscina pequeña -de 1x1 o 0,80x1,5- podrá ser llenada con una lámina de hasta 40 centímetros de agua.

Si hablamos de otro tipo de piscinas, como jacuzzis u otras de dimensiones más amplias para ser llenadas con hasta 60 o 70 centímetros de agua, desde el Colegio de Aparejadores de Zaragoza se indica que la instalación se realice "en una zona donde haya debajo una viga y que esta sea analizada para comprobar cómo tiene la resistencia"; es decir, cuántos kilos de forjado soporta dicha viga. En definitiva, "como criterio general, no debe colocarse más de 200 kilos de peso en un metro cuadrado, lo que implica una lámina de 20 centímetros de agua", dictan los aparejadores.

En caso de que la piscina responda a una composición diferente, que no responda a las medidas y objetivos estándar, es necesario consultar la instalación previamente con un técnico especializado. El estudio de la instalación puede evitar derrumbes, como los dos que se produjeron el año pasado en la zona del Levante, cayéndose las cubiertas de las parcelas al llenar la piscina con más agua de lo que deberían.

El Colegio de Aparejadores de Zaragoza reconoce que el año pasado atendieron más de 100 llamadas de personas interesadas en la instalación de piscinas hinchables para sus terrazas y azoteas. Al igual que en la pasada campal estival, esperan lanzar una campaña informativa para mandar un mensaje de alerta y cuidado hacia las personas interesadas en colocar piscinas en sus casas.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión