Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

zaragoza provincia

Daroca acoge la exposición 'Los milagros eucarísticos en el mundo'

Es una muestra ideada y creada por el beato Carlo Acutis, un joven programador informático que falleció en abril de 2019.

Vista desde las murallas de Daroca
Vista desde las murallas de Daroca
Laura Uranga

La localidad zaragozana de Daroca acoge estos días la exposición 'Los milagros eucarísticos en el mundo', ideada y creada por el beato Carlo Acutis y coincidiendo con la celebración este jueves de la Fiesta de los Sagrados Corporales.

La muestra reúne una amplia variedad de fotografías y descripciones históricas para presentar parte de los Milagros Eucarísticos principales que han ocurrido a lo largo de los siglos en varios países del mundo y que han sido reconocidos por la Iglesia, ha informado la web Iglesia en Aragón.

Por medio de paneles, es posible visitar virtualmente en la Iglesia de San Miguel de Daroca los lugares donde ocurrieron los Milagros. Se trata de una exposición que ya ha visitado más de 500 parroquias en Italia y más de 10.000 parroquias en otros países y ha sido traducida en varios idiomas.

El sacerdote de la Unidad Pastoral de Daroca y conocedor al detalle del milagro que cobija y de los pormenores de esta exposición, Federico Castillo, ha apuntado que tras recorrer los paneles "es preciso finalizar en la Basílica de Santa María de los Sagrados Corporales para venerar el milagro, así como una reliquia capilar del beato expuesta en la misma nave".

El Santísimo Misterio ocurrió en los alrededores de Luchente (Valencia), en 1239, durante la reconquista del reino musulmán de Valencia. Allí, las tropas de Calatayud, Daroca y Teruel participaban, antes de partir para una nueva batalla, en una misa celebrada por mosén Mateo Martínez para recibir la bendición.

Para el momento de la comunión, se decidió que lo hiciesen los seis capitanes de la tropa en nombre de todos sus soldados y el cura consagró seis formas para tal menester, pero, mientras tanto, los musulmanes habían rodeado sigilosamente el campamento y atacaron.

El cura recogió las formas ya consagradas y las envolvió en un corporal, formando un pequeño atado que escondió bajo unas piedras. Terminada la batalla con victoria cristiana, el capellán recogió el corporal de donde lo había escondido y al desenvolverlo contemplaron todos que las seis formas estaban ensangrentadas, adheridas al paño.

Inmediatamente, se comprendió que el Cuerpo de Cristo se había hecho presente en esas seis formas consagradas. En la actualidad, los Sagrados Corporales se encuentran en la basílica de Santa María de Daroca.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión