Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

sanidad

Los virus respiratorios regresan todos juntos a las consultas de pediatría a las puertas del verano

Los pediatras califican de “insólita” la situación, ya que están detectando bronquitis, laringitis y neumonías fuera de su temporada habitual.

Teresa Cenarro
Teresa Cenarro
Heraldo.es

Las consultas de pediatría están viviendo una situación insólita. Si ya resultó extraño que sus consultas se vaciaran durante la pandemia por la ausencia casi total de los virus habituales del comienzo de curso, igualmente insólita está siendo la presencia de esos mismos virus a las puertas del verano. En definitiva, la covid-19 ha hecho saltar por los aires el calendario vírico. “Están empezando a circular ahora la laringitis, bronquitis, neumonía, otitis… No los veíamos desde el año pasado, antes de la pandemia”, señala Teresa Cenarro, presidenta de la Asociación Aragonesa de Pediatría de Atención Primaria.

“Es una situación curiosa, lo comentamos todos los pediatras. Porque los virus están circulando fuera de su localización habitual, no les corresponde esta época del año. Y además están todos juntos. No hay uno predominante, ni se ven muchos de cada tipo, pero sí que están llegando unos pocos de cada uno”, observa Cenarro. Habitualmente, en el inicio del curso escolar, comienzan a detectarse estos virus de forma casi consecutiva. “Pero no se suelen dar todos juntos, ni mucho menos a las puertas del verano”, señala esta pediatra del centro de salud de Sagasta.

Las causas no están claras, aunque se apunta a varios factores. Por un lado, el nicho ecológico del que hablan muchos expertos. Se trata del espacio que ocupan los virus en el ecosistema, y que hace que cuando existe uno muy dominante, desplace a los demás. Es lo que ha ocurrido con el coronavirus, cuya hegemonía ha minimizado la presencia de, por ejemplo, la gripe.

Cenarro también apunta otra causa: “En septiembre hubo muchos padres que no llevaron a sus hijos a la guardería por precaución, pero que han empezado a llevarlos en las últimas semanas, cuando la situación parece que empieza a mejorar”. En las guarderías es donde se ‘cocinan’ muchos de estos virus, y donde habitualmente salen los primeros casos. Luego se transmiten a los hermanos mayores y a los padres, lo que provoca que algunos de ellos puedan confundir los síntomas de un virus estacional con los de la covid.

“Ahora estamos oyendo en mayo y junio la frase famosa que oímos siempre en septiembre, de padres que dicen que ‘desde que el niño va a la guardería, no ha soltado la tos y los mocos, y nosotros, tampoco’”, comenta Cenarro.

Otra de la causa que se coincidió con la desaparición de los virus durante su época habitual del último trimestre del año fue el uso de la mascarilla y la distancia social, que dificultan enormemente la transmisión de las enfermedades. Sin embargo, Cenarro descarta que los virus hayan vuelto ahora por una relajación de estas precauciones. “Los niños que predominantemente están en estos procesos son los que van sin mascarilla, y en los colegios las medidas no han cambiado. Han tenido una actuación ejemplar durante todo este tiempo”, valora la presidenta de la Asociación Aragonesa de Pediatría de Atención Primaria.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión