Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

tribunales 

Los peritos sostienen que un padre abusó de su hijo con Asperger

Una psiquiatra, dos psicólogos y una forense sostienen que la versión del niño de 8 años es creíble. La fiscal pide 8 años al acusado en la Audiencia de Zaragoza  

Audiencia Provincial de Zaragoza.
Audiencia Provincial de Zaragoza.
Guillermo Mestre

Los peritos coinciden en que Víctor José C. B., de 45 años, abusó de su hijo, diagnosticado con síndrome Asperger, cuando tenía 8 años. Esta fue una de las principales conclusiones de la segunda sesión del juicio que se celebró este martes en la Audiencia de Zaragoza, en la que la fiscal sostuvo la petición de una pena de ocho años para el procesado, mientras que la abogada de la acusación particular, Xenia Cabello, la elevó a catorce años. La letrada que ejerce la defensa, Susana Gutiérrez, reclamó la libre absolución.

En total, se presentaron cuatro informes periciales. La psiquiatra Olalla Frade detalló que atendió al menor en mayo de 2019, cuando tenía 9 años, en el centro de salud del Actur en Salud Mental. El pequeño le confesó que su padre había abusado sexualmente de él y repitió frases impropias de su edad que daban veracidad a su versión.

No quería estar con su padre, porque le tenía temor”, agregó la psiquiatra, para quien la versión de los abusos del niño era sólida. A pesar que tenía problemas en su expresión, sostuvo que el pequeño “no se inventaba” lo ocurrido. De hecho, la especialista expresó su sorpresa por ciertos gestos que no haría un chico en su situación salvo que le hubieran obligado. Asimismo, la médico psiquiatra que atendió al menor no advirtió que tuviera influencia de la madre para dar la versión de los abusos sexuales.

Por su parte, el psicólogo Clemente Avendaño, que trabaja con niños que tienen síndrome Asperger, detalló que el menor “no fabulaba” cuando le detalló los abusos sexuales que había sufrido. Aunque le costó abrirse en las primeras visitas, utilizaba frases cortas, gestos y cambios de voz que daban credibilidad a lo que relataba.

En la misma línea se pronunció la psicóloga Carla Román, de la Fundación Vicki Bernadet, dedicada a niños que sufren abusos sexuales, que lo atendió en 35 sesiones. “Era espontáneo” al contar las prácticas de su padre y las expresiones que escuchó, declaró. “¿Tú me vas a creer? ¿Me ayudarás?”, le preguntaba el niño a la psicóloga, quien recalcó que el pequeño tenía “miedo de ver al padre”. La denuncia por abusos sexuales provocó que estuviera dos años sin verlo.

Por su parte, la forense Dolores Serrat, profesora titular de Medicina Legal, recalcó que la madre del menor (que se separó del acusado en 2011 tras pasar episodios de violencia de género) era sencilla y ansiosa, pero no influyó al niño a la hora de desvelar los abusos. Al realizar un análisis corporativo del menor, señaló que sufrió un trastorno evolutivo por el síndrome Asperger, pero agregó que “no puede inventar” y que su relato está “muy cerca de la realidad”.

Al analizar los informes médicos de la víctima, Serrat coincidió con la opinión general de los peritos. “Lo importante es lo que ha vivido y cómo lo cuenta”. De hecho, concluyó que “el niño no ha cambiado la versión” desde que sufrió los abusos entre los años 2018 y 2019.

La acusación particular incidió en que el acusado ya fue condenado por violencia sobre la mujer en 2011, año en que se separaron. Los tribunales atribuyeron la guarda y custodia del niño a la madre, con un sistema de visitas en los fines de semana cuando fue escolarizado. Los episodios de los presuntos abusos sexuales del menor se produjeron en tres ocasiones, los días 22, 24 y 26 de febrero de 2019 durante el curso escolar 2018-2019.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión