Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Sanidad descarta ampliar los horarios de la hostelería por el lento descenso de los casos

Salud Pública vigila Caspe, Cuarte, María y Ribera Alta, y reconoce que hay grupos de edad y territorio a los que es difícil llegar. Aragón notifica otros 165 contagios, aunque son casi un centenar menos que hace siete días.

Visita de Sira Repollés al hospital San Juan de Dios de Zaragoza
Visita de Sira Repollés al hospital San Juan de Dios de Zaragoza
TONI GALAN

La consejera de Sanidad, Sira Repollés, descartó este miércoles flexibilizar restricciones en la hostelería esta semana debido al lento descenso de la curva de contagios, que todavía registra una incidencia acumulada a siete días de 88,31 contagios por cada 100.000 habitantes. En las últimas 24 horas, Aragón ha sumado 165 positivos, 95 menos que durante la misma jornada de la semana anterior, aunque todavía no marca un cambio en la tendencia. En este contexto, Salud Pública muestra "preocupación" por territorios como Caspe, Ribera Alta, Cuarte y María de Huerva y algunos barrios de Zaragoza, y reconoce que hay zonas, como Ejea, y grupos de edad a los que es difícil llegar.

La evolución de la quinta oleada de la pandemia en Aragón arroja unos indicadores por encima de la media nacional, en cuanto a incidencia acumulada o positividad. La consejera atribuyó estos datos y el lento descenso de la curva epidemiológica "a una actividad económica muy intensa que no se ha modificado" desde hace semanas "salvo en las unidades territoriales que registran una incidencia mayor". "Esto redunda –afirmó– en que la velocidad de descenso de la curva es menor. Con el compromiso con las ucis en esta última ola –todavía hay 58 pacientes con coronavirus ingresados en intensivos– y con la incidencia y la posibilidad de vacunación, hemos optado por este modelo, de medidas menos restrictivas, aunque se prolongase en el tiempo la disminución de la curva". "Se ha ralentizado el descenso, pero es cierto que sigue habiendo bastantes diferencias entre provincias", dijo.

En este sentido, descartó ampliar esta semana los horarios de la hostelería, actualmente fijados hasta las 22.00 en los territorios en el nivel de alerta 3 ordinario:"Siempre hemos sido coherentes con los datos epidemiológicos, buscando el equilibrio entre la actividad económica y el control de la pandemia". La provincia de Teruel está en el nivel de alerta 2 y, además, hay zonas en nivel de alerta 3 agravada, sujetas al confinamiento perimetral, como la ciudad de Jaca y las zonas básicas de salud de Ejea, Sádaba, Gallur y Alagón.

Algunas comarcas como Bajo Aragón-Caspe llevan varios días en aumento, hasta superar los 200 contagios por cada 100.000 habitantes. Buena parte de ellos corresponden a la localidad de Caspe, que según confirmó su alcaldesa, Pilar Mustieles, están relacionados con tres brotes familiares: "Con el gran trabajo de los rastreadores estamos detectando estos positivos". La situación preocupa, pero confió en que se pueda controlar sin necesidad de tomar medidas extraordinarias. Asimismo, se está "alerta" por si hubiera casos entre los trabajadores hortofrutícolas –a los que comenzaron a vacunar hace una semana–, aunque de momento no se han detectado. También están al alza los contagios en Cuarte de Huerva, con una incidencia de 163 a siete días.

Ante la posibilidad de abrir algunos municipios que están confinados junto al resto de la zona de salud a la que pertenecen y que no registran contagios, Repollés recordó que, aunque "se encuentren en una situación más benévola", deben seguir sometidos a las medidas restrictivas "por su área de influencia" con zonas de salud o cabeceras de comarca con una incidencia más elevada.

De la situación sanitaria habló el director general de Salud Pública, Francisco Javier Falo, en una entrevista en ‘Buenos días, Aragón’, de Aragón Televisión. Advirtió que la evolución de la hospitalización "está siendo buena". "Podemos seguir teniendo transmisión en brotes o no, pero irá teniendo un impacto más amortiguado en el sistema sanitario, y eso empezaremos a verlo en las ucis en los próximos días", resaltó. También reconoció que hay territorios, como Ejea, con"fuerte dinamismo social", donde es difícil controlar los contagios. "Hay un pensamiento social de que esto se acaba, de que los riesgos no son los mismos", lamentó, e instó a "mantener la cautela". Reconoció que a ciertos grupos de edad y territorios "es difícil llegar".

"No sería sensato flexibilizar medidas de la hostelería"

Más de 3.500 fallecidos

Un total de 3.501 aragoneses ya han fallecido desde el inicio de la pandemia a consecuencia del virus, según los datos provisionales publicados por la DGA. En las últimas semanas –y gracias al avance de la vacunación– se ha producido una ralentización de los decesos, pero todavía se siguen sumando víctimas. Además, en la jornada de este miércoles se notificaron 165 contagios tras el análisis de 2.931 pruebas, por lo que la tasa de positividad fue del 5,63%. El 41% de los diagnosticados eran asintomáticos y se dieron 382 altas epidemiológicas. El mayor volumen de casos se produjo en Alagón, con 9 positivos; y en Borja y María de Huerva, con ocho en cada una. En la capital aragonesa destacaron los siete de San José Sur y los seis de Delicias Sur y Sagasta-Ruiseñores, respectivamente.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión