Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

La covid castiga más a Aragón que al resto del país y las ucis se estancan en riesgo alto

La curva de contagios se invierte y sube desde hace una semana lastrada por el fin del estado de alarma.

Las unidades de cuidados intensivos de Aragón, en la foto, la del hospital Miguel Servet, llegaron a disponer de 298 camas en el pico de la pandemia y siempre hubo un 30% libres.
Las unidades de cuidados intensivos de Aragón, en la foto, la del hospital Miguel Servet, llegaron a disponer de 298 camas en el pico de la pandemia y siempre hubo un 30% libres.
Luis Correas

La quinta ola sigue castigando a Aragón con una incidencia acumulada y una tasa de positividad que duplican la media nacional. También preocupa la presión hospitalaria, con una de cada cuatro camas ocupadas por pacientes covid, un dato que exige mantener la prudencia ante posibles nuevos picos. La curva de contagios continúa en una meseta alta y se resiste a bajar a mayor velocidad. De hecho, en los últimos días ha experimentado ligeros ascensos ante los malos datos de localidades como Ejea de los Caballeros, que sigue confinada, o Caspe.

Aragón es, según los últimos datos del Ministerio de Sanidad, la Comunidad con mayor tasa de positividad de España (9%), seguida de Andalucía (7,6%) y Castilla La Mancha (6,8%). Este indicador, que muestra el porcentaje de contagios entre las pruebas realizadas del 15 al 21 de abril, refleja que la región casi multiplica por dos la cifra nacional (4,9%).

Lo mismo sucede al analizar la incidencia acumulada en los últimos siete días, con 95 casos cada 100.000 habitantes, frente a los 58 del resto del país. En este caso, solo supera este indicador el País Vasco, con casi 99. Aragón también ocupa las primeras posiciones respecto a la incidencia acumulada a dos semanas (187,76 frente a la media nacional de 128,12).

Pero, ¿qué hay detrás de los malos datos de la Comunidad? La región es la única que ha sufrido cinco olas, sin apenas descanso entre una y otra. Tanto es así que, antes del pico de contagios de la Semana Santa, seguía teniendo en uci a medio centenar de personas. Su punto de partida ha sido peor que el del resto, con localidades como Tarazona, Ejea o Calatayud que volvieron a despuntar y obligaron a adoptar nuevas restricciones.

Los datos de la Consejería de Sanidad reflejan que la incidencia acumulada a siete días bajó de forma progresiva desde principios de mayo, cuando se alcanzó un pico de 164 casos cada 100.000 habitantes, hasta el día 17. Ese día se rompió la tendencia y se registraron 92 contagios cada 100.000 habitantes y ayer alcanzaba ya los 95,6.

La situación, no obstante, va por provincias. La evolución es positiva en Huesca (64) y en Teruel (28), en este caso con una ligera tendencia al alza, pero Zaragoza, con 111, sigue la misma evolución que la media de Aragón. Por municipios de más de 10.000 vecinos, están a la cabeza Jaca, Ejea de los Caballeros y Caspe.

En la capital cincovillesa, la situación sigue siendo "delicada", ya que los casos "no terminan de bajar". "Estamos haciendo unas 25 pruebas al día entre PCR y test de antígenos", explicó la coordinadora del centro de salud, Raquel Llera. Todos, subrayó, son fruto de contactos "sociales y familiares". "Hay una minoría que sigue sin respetar las normas. Todos los fines de semana se desalojan botellones y aún están por ver los efectos de las fiestas de San Isidro de hace unos días. Así, las cifras no dan para desconfinar", aseveró.

La ocupación hospitalaria es otro de los indicadores que más preocupan. En Aragón hay 247 pacientes ingresados, de los que 57 requieren cuidados intensivos. Según el Ministerio, las ucis están al 24,7%, mientras que la media nacional ronda el 16%, En este caso solo tres comunidades superan a Aragón: Madrid (34,1%), País Vasco (26,1%) y La Rioja (26,4%).

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión