Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

sucesos en zaragoza

Imputan homicidio por imprudencia a un conductor por el accidente con dos muertos en El Burgo de Ebro

La Guardia Civil investiga al conductor de uno de los turismos implicados en el accidente mortal ocurrido el 13 de mayo por considerar que su adelantamiento podría ser constitutivo de dos delitos de homicidio por imprudencia.

Accidente mortal en El Burgo
Accidente mortal en El Burgo
Guillermo Mestre

La Guardia Civil investiga al conductor de uno de los turismos implicados en el accidente mortal ocurrido el 13 de mayo en el término de la localidad zaragozana de El Burgo de Ebro como presunto autor de dos delitos de homicidio por imprudencia. En el accidente de tráfico perdieron la vida dos personas  vecinas de Quinto: un varón de 63 años y una mujer de 58.

Los hechos ocurrieron el jueves, día 13 del presente mes, cuando el ahora investigado realizó un adelantamiento indebido, ocasionando una colisión en cadena en el kilómetro 200,700 de la N-232. El tramo en el que ocurrió el accidente contaba con señalización horizontal y vertical que prohibía la maniobra, y además había climatología adversa,  según informan fuentes de la Guardia Civil. Así, esta tarde cayó una fuerte tormenta que dificultaba la visibilidad.  

El Equipo de Atestados de la Guardia Civil de Tráfico de Zaragoza fue alertado del siniestro vial ocurrido sobre las 19.35, a la altura del punto kilométrico 200,700 de la N-232 (Vinaroz-Santander), en ambos sentidos, en el término municipal de el Burgo de Ebro, consistente en la colisión en cadena entre cuatro vehículos (tres turismos y un vehículo articulado). Además, se produjo la colisión frontal entre uno de los turismos y el camión en una de las secuencias del accidente. 

Los agentes comprobaron en el lugar del suceso que los dos ocupantes de uno de los vehículos implicados se encontraban fallecidos a consecuencia del accidente. Tras realizar las correspondientes gestiones iniciales, inspección ocular y toma de manifestaciones a los implicados se comprobó que la primera secuencia del accidente, desencadenante del mismo, se había producido por el adelantamiento antirreglamentario por parte de uno de los conductores de los turismos implicados.

Los especialistas de Atestados estimaron que esta conducta podría ser constitutiva de un supuesto delito de homicidio por imprudencia grave, al haber efectuado un adelantamiento en un tramo de vía en el que esta maniobra se encontraba prohibida por la señalización vertical y horizontal concurriendo, además, circunstancias meteorológicas adversas (lluvia), maniobra que no habría podido finalizar correctamente, ocasionando el siniestro con resultado de dos personas fallecidas y cuantiosos daños materiales.

Por estos motivos, el conductor ha sido investigado como presunto autor de dos delitos de homicidio por imprudencia con ocasión de siniestro vial, informa la Guardia Civil en un comunicado.

Hasta doce camiones se quedaron atrapados en la carretera tras el corte del tráfico, que no se comenzó a retomar parcialmente hasta las 21.50 con la apertura de uno de los carriles, en sentido Castellón. De hecho, los trabajos de limpieza del firme, que quedó salpicado por múltiples piezas y otros restos de los vehículos implicados, se prolongaron hasta pasadas las 22.00.  

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión