Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

educación

Fin a las novatadas, plagio de tesis y acoso: “Hay que regular estas situaciones pero con pruebas contra el acusado”

Los alumnos recalcan la importancia de renovar una legislación que tiene casi 70 años de historia.

Un grupo de alumnos de Química y Biotecnología charla entre clase y clase en la Universidad de Zaragoza.
Un grupo de alumnos de Química y Biotecnología charla entre clase y clase en la Universidad de Zaragoza.
Toni Galán

Los alumnos de la Universidad de Zaragoza recibieron este martes con sorpresa la tramitación de una nueva legislación de convivencia universitaria que regulará las novatadas, el acoso e incluso la copia en exámenes. "Me parece bien, pero siempre que haya pruebas contra el acusado", recalca Natalia Anchelergues, alumna de Química. En este sentido, Claudia y Carmen, de Física, apuntan que las novatadas que han conocido eran "juegos voluntarios", pero reconocen que en otros campus "sí que pueden ir a más" y que están más relacionados con los colegios mayores, donde además tienes que "convivir". Una sensación que comparte Varinia Garcés, estudiante de Filología Inglesa: "Mi prima sí que ha vivido novatadas y hay determinadas cosas con las que se no se debería jugar".

Ada Hernández, también matriculada en Filología Inglesa, lamenta que en la universidad se repiten ciertas actuaciones del instituto: "Pensaba que habría menos prejuicios y que la gente tendría un comportamiento más adulto, pero hay personas que no consiguen encajar y se mantienen los típicos grupos". "Hay a veces que una mirada dice mucho más que cualquier mala palabra o desprecio", afirma. Una forma de socializar que, según Raúl González, alumno de Magisterio de Primaria, no se da en la Facultad de Educación. "Hay muy buen rollo, no es como en otras facultades, donde sí que se puede percibir una mayor segregación de grupos por su contexto económico-social", recalca. 

Respecto al plagio, señala que desde el primer curso los profesores avisan de que cuentan con un sistema para detectarlo, por lo que pocos "se atreven a comprobar si realmente el programa existe". Todos los consultados coinciden en la necesidad de actualizar una norma con casi 70 años de historia.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión