Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

entrevista

Raquel Ginés: "Todos deberíamos saber Derecho Aragonés"

La abogada Raquel Ginés, fue premiada por la Asociación Europea de Economía y Competitividad por sus charlas sobre el matrimonio aragonés  

La abogada zaragozana Raquel Ginés, en su despacho en Zaragoza.
La abogada zaragozana Raquel Ginés, en su despacho en Zaragoza.
Oliver Duch

¿Por qué la Asociación Europea de Economía y Competitividad la premió como abogada?

Buscan despachos que sean pioneros y novedosos en la forma de ejercer la profesión. Uno incluyó un psicólogo para ayudar a la gente para pasar interrogatorios o asumir trámites de un divorcio, y otro creó el «divorciator». En mi caso fue por dar charlas a la gente para acercar el Derecho a los ciudadanos. Yo no doy conceptos jurídicos complejos sino que explico los patrimonios con mochilas, dibujos y tarjetas para que entiendan lo que entra en un patrimonio privativo o común.

¿Hasta qué punto llega a normalizar esos conceptos jurídicos?

Explico la herencia con una pelota. Se les queda la imagen de que primero se buscan hijos, pero si no se encuentran, se rebota hacia arriba para buscar padres. Si te casas y no tienes hijos, tus bienes van para tus padres y a lo mejor no lo habías pensado antes.

¿Qué explica a los aragoneses sobre su Derecho tan singular para que sean conscientes?

El usufructo de viudedad universal porque es la estrella del Derecho Aragonés. Una señora me pidió que le explicara un divorcio de mutuo acuerdo y el efecto de una factura común. Le dije que si tuviera separación de bienes no gastarían lo mismo porque no tendrían una bolsa común para pagar. Cada caso es un mundo, pero las parejas deben elegir el sistema en función de si son sus primeras nupcias o segundas, si tienen hijos o van a tenerlos, si hay bienes propios anteriores o si van a recibir una herencia.

¿Es habitual prever el sistema antes de casarse o no ocurre?

Se lo plantean quienes tienen un negocio o los que quieren proteger el patrimonio familiar al casarse. Pero la gente de a pie no se plantea la necesidad de informarse y mi aportación a la ciudadanía es atender una necesidad no detectada. No se han dado cuenta, pero les interesa lo que les cuento y pueden hacer otra cosa al enterarse antes de casarse.

Habla en la feria de novios...

Hablo en la feria de novios, en encuentros cívicos o en ayuntamientos. Estamos poniendo en marcha una web. Las charlas son gratuitas y cumplen la función del acercamiento del Derecho Aragonés al ciudadano. Tratan sobre el destino de sus bienes, los efectos de las bodas, si tienes hijos o no, o si no te casas lo que puede ocurrir al perder el usufructo viudal cuando uno de los dos falta y puede resolverse firmando un testamento como una opción.

¿Cuándo empezó a ofrecer esta asesoría a los que se casan?

En la feria de novios llevo tres años. La pandemia anuló la del año pasado a escasos días de celebrarse (en noviembre de 2020). Pero las primeras charlas las di en Muniesa, el pueblo de mi marido, en 2015. En un municipio de 700 habitantes, pusimos un cartel ‘Charlas de Derecho Aragonés. Matrimonio y herencias’ y vinieron 200 personas a escuchar. Me di cuenta de que era importante. Detecté la necesidad y no es suficiente para que una persona vaya a un despacho de abogados. Si lo explicas de manera sencilla, la gente puede necesitarnos para saber dónde van a ir sus bienes.

¿Ha provocado más consultas en el despacho?

Sí, a raíz de las charlas en la feria de novios hay algunos que piden el asesoramiento y ya no van solo a mirar los trajes.

¿Quiere decir que el Derecho Aragonés solo lo conocen los licenciados en Derecho?

Sí. ¿Por qué solo los abogados estamos en posesión del conocimiento jurídico? Todos sabemos la diferencia entre virus y bacteria, aunque el médico nos prescriba el fármaco. El conocimiento básico de la enfermedad, como el Derecho Aragonés, debe ser generalizado y democratizado. Deberíamos conocerlo El ciudadano no necesita saber los términos jurídicos, pero cuando se casa está firmando el contrato más importante de su vida. Y si no se casa también hay otro contrato tácito porque tendrá consecuencias si esa pareja se rompe, falte uno de ellos o cuando haya hijos.

¿Cómo ha afectado la pandemia a los matrimonios?

Ha sido un año muy raro porque he tenido más trabajo que en quince años de ejercicio. He ampliado el despacho (con tres abogadas más). Han aumentado bastante los divorcios porque al haber más tiempo de convivencia han surgido más conflictos entre las parejas.

¿Cómo se gestó el premio?

La Asociación Europea de Economía y Competitividad me propuso la candidatura tras buscarme en internet. La presenté y luego me eligieron. Las charlas generan confianza entre los clientes, que suelen venir al despacho por consejo de amigos o familiares.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión