Aragón
Suscríbete

Heraldo del Campo

investigación

Hablando en plata sobre el granizo

Científicos aragoneses han participado en un estudio para medir el impacto del yoduro de plata usado contra el granizo en la zona de la Laguna de Gallocanta.

En los sondeos de las lagunas no se identificaron picos de plata.
En los sondeos de las lagunas no se identificaron picos de plata.
IGME

Desde hace cinco décadas se utiliza en el entorno de la Laguna de Gallocanta un sistema de lucha contra el granizo. Se trata del empleo de emisiones a la atmósfera de yoduro de plata, una sustancia que "genera nichos de condensación en la atmósfera y reduce el tamaño de los granizos hasta incluso convertirlos en lluvia", explica Jesús Causapé, científico titular del Instituto Geológico Minero de España (IGME), y autor, junto a otros investigadores del Instituto Pirenaico de Ecología (IPE-CSIC) y de la Universidad de Zaragoza, de un estudio sobre el impacto de esta práctica.

El uso de yoduro de plata genera cierta controversia, que se acentúa en los años de mayor sequía, entre los agricultores y organizaciones de la zona. Así, en 2001 se creaba el Consorcio Antigranizo, formado inicialmente por las comarcas de Valdejalón, Campo de Cariñena, Bajo Aragón, Bajo Aragón-Caspe y Campo de Daroca, que posteriormente abandonó el organismo. Por su parte, algunos agricultores que se oponen a esta práctica, se aglutinaban en torno a la Plataforma ‘¿Quién seca nuestros campos?’.

Como principal conclusión, el estudio arroja que, "tras 50 años de emisiones de yoduro de plata a la atmósfera, no ha habido una acumulación significativa de plata en humedales de alto valor ecológico, en los cuales brotan manantiales y desembocan los barrancos. De hecho, en sondeos de las lagunas estudiadas no se identificaron picos de plata asociados a la instalación de los primeros generadores de yoduro de plata (1971), el uso constatado de avionetas antigranizo (1984-1985) o la puesta en marcha del Consorcio Antigranizo de Aragón (2001)".

Causapé explica que las mayores concentraciones de plata se producen cerca de los generadores desde los que se emite esta sustancia y que se reducen conforme nos alejamos de ellos. Aun así, el estudio arroja que las cantidades de plata detectadas en el entorno de Gallocanta "están en torno a los 0,1 miligramos por kilo, que es el umbral establecido para considerar un ecosistema como afectado por actividades antropogénicas (de origen humano)", y son "significativamente inferiores a cantidades que se puedan considerar tóxicas".

Asimismo, el estudio añade que "los momentos en los que se contabilizan picos más elevados de plata no se corresponden con los métodos más intensos de actividad de lucha contra el granizo, como pudieron ser la instalación de los primeros generadores en 1971, el uso de avionetas en los años 1984 y 1985 o la creación del Consorcio Antigranizo". Esto puede deberse, afirman los autores de este trabajo, a la dispersión en miles de kilómetros cuadrados del yoduro de plata emitido por el aire y por la continua transferencia de plata a través de las cosechas, principalmente de cereal.

De hecho, el estudio analizó la presencia de plata en varias muestras de trigo y se ha observado "que tanto el trigo como las ovejas que han pastado en zonas de lucha antigranizo, han sido capaces de asimilar cantidades detectables de plata en sus organismos", señala Jesús Causapé.

Así, el estudio científico supervisado por Causapé buscaba "arrojar luz sobre esta práctica y tratar de analizar su sostenibilidad, así como averiguar dónde está esa plata que desde hace décadas se está lanzando a la atmósfera, además de desmitificar algunas cuestiones como la aparición, en ocasiones, de algunas manchas de color amarillo en algunas zonas que, finalmente, resultaron ser polen", señala.

El estudio sostiene, además, que, "si bien este proceso ha podido proteger de un progresivo deterioro medioambiental al entorno de la Laguna de Gallocanta, esta hipótesis debe ser confirmada y cuantificada por nuevas líneas de investigación mediante análisis selectivos de zonas agrícolas y forestales con diferente exposición a la lucha antigranizo", por lo que las investigaciones en este ámbito van a continuar.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión