Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

coronavirus

Los contagios de covid se desploman a niveles de julio de 2020 entre los mayores de 75 años

Las franjas de edad más altas (con un mayor porcentaje de la población vacunada) han pasado de ser las más afectadas por el coronavirus a presentar la menor incidencia.

Vacunación en el centro de Salud de San Pablo, en Zaragoza.
Vacunación en el centro de Salud de San Pablo, en Zaragoza.
Oliver Duch

La vacuna está teniendo su efecto en los fallecimientos, en los ingresos en la UCI, en las hospitalizaciones… y también en los contagios. Las franjas de edad más altas, que durante las anteriores olas epidémicas han sufrido con especial virulencia los contagios, son ahora los que presentan una incidencia más baja de la enfermedad. A partir de los 60 años, los índice de nuevos casos se han desplomado hasta niveles que no se veían desde julio del año pasado, cuando aún duraba el fulminante efecto que tuvieron en la pandemia el confinamiento domiciliario y el primer estado de alarma.

Durante los últimos días, la incidencia acumulada (IA) a 7 días de los mayores de 75 años está por debajo de los 40 casos por 100.000 habitantes, según los datos del Gobierno de Aragón. Es menos de la mitad que la media de Aragón y, con mucha diferencia, el mejor registro de todas las franjas de edad. Se trata de un grupo de edad que ha sido ampliamente vacunado, ya que presentan un 92% de personas con la primera dosis y más de un 85% con la pauta completa.

El siguiente grupo que menos contagios sufre durante estos días es el de 65-74 años, con una IA a 7 días que ronda los 60 casos por 100.000. Se trata del siguiente grupo al que más vacunas se han puesto, ya que en torno al 85% tienen la primera dosis y las segundas están entre el 13% (de los 65 a los 69 años) y el 58% (de los 70 a los 74).

Loading...

La situación contrasta con lo vivido en olas epidémicas anteriores. El pasado mes de enero, los mayores de 75 años fueron el segundo colectivo que sufrió una incidencia del virus más alta, solo por detrás de los jóvenes de entre 15 y 24. El 19 de enero llegaron a una IA a 7 días de 439, muy por encima de la media de Aragón, que estaba en 379. Si se afina por décadas, los de 90 o más años fueron los líderes absolutos, por encima incluso de los jóvenes, con una IA a 7 días que se disparaba hasta los 805.

En octubre la situación fue muy similar, aunque con la ola llegando a un pico más alto. Nuevamente, los mayores de 75 años fueron los que -junto con los jóvenes- sufrieron un índice más elevado de contagios: alcanzaron una IA a 7 días de 654 casos por 100.000 habitantes, cuando la media de Aragón estaba en los 551. Si se segmentan más las edades, los mayores de 90 años volvían a ser los más afectados, con una incidencia que se fue a niveles estratosféricos, de más de 1.300 casos por 100.000.

Entre ambas olas epidémicas, el liderazgo de los mayores de 75 años aún fue más destacado, ya que en noviembre y diciembre las personas de edad más avanzada fueron las que sufrieron -con mucha diferencia- el mayor porcentaje de contagios, con una incidencia que llegó a duplicar la de la media de Aragón.

Ahora, la vacunación ha hecho que todo ese esquema haya saltado por los aires. Por debajo de la incidencia acumulada de Aragón se sitúan las franjas de más edad (más de 75 años, de 65 a 74 y de 55 a 65, por este orden), en un descenso sostenido que les ha llevado a los niveles más bajos en 10 meses.

El resto de franjas de edad ha tenido una evolución más paralela, con los jóvenes figurando desde finales de marzo como franja con más contagios. A principios de este mes, la franja entre 15 y 25 años estaban destacadísimos, con una IA a 7 días de 226 casos por 100.000 habitantes, por los 172 del siguiente grupo de edad. Ahora siguen siendo el colectivo con más contagios, aunque a una distancia menor de sus ‘perseguidores’. La siguiente franja más afectada es la de menores de 14 años, seguida de los de 25-34, los de 35-44 y los de 45-54 años.

El descenso en el número de contagios en Aragón está siendo generalizado, lo que permite pensar que lo peor de esta nueva ola (o marea alta) ya ha pasado. No obstante, las autoridades y los propios sanitarios advierten de que el virus sigue activo, y alertan de que la Comunidad va a llegar al verano con unos índices de contagios y de ocupación hospitalaria más altos que los del año pasado.

Pese a ello, resulta evidente que la tendencia es positiva, con una tendencia a la baja de los principales indicadores. La incidencia acumulada a 7 días ya lleva doce jornadas consecutivas bajando: llegó al pico de los 160 y ahora está en 95. Las camas ocupadas en los hospitales por fin bajan de las 300, después de un mes en el que siempre ha estado más cerca de las 400. El descenso ha sido acusado en planta y ha costado algo más en las UCI, aunque en las últimas semanas estas últimas han pasado de 76 a 60. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión