Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Manuel Giménez: "Mi padre fue asesinado por representar la defensa de los derechos y las libertades"

El hijo del político popular asesinado por ETA recuerda que su padre veía la política con moderación, tolerancia y respeto de las demás opiniones.

Manuel Giménez Larraz, durante su discurso.
Manuel Giménez Larraz, durante su discurso.
Guillermo Mestre

Manuel Giménez Larraz tiene muy claro que el ejemplo de su padre asesinado por ETA hace veinte años no se va a perder. "Bajo ningún concepto ETA consiguió acabar con el respeto y cariño de tanta gente por sus profundos valores cívicos y por su forma de entender la política y la vida en general", proclamó este jueves en las Cortes de Aragón, para agradecer a los partidos políticos, a los medios de comunicación y a la sociedad aragonesa su "generosidad" con la figura de su padre que ha legado la Fundación Giménez Abad.

"Nos convirtió en una comunidad más cívica, más digna y más humana que muchas de las que nos rodean", en referencia a la vida política en Aragón, en un tiempo "de ruido ensordecedor, de verdades absolutas y de dogmas inalterables que limitan nuestra capacidad para abordar los relevantes desafíos a los que nos enfrentamos".

"Mi padre, por cómo acabó su vida, como tantas víctimas de terrorismo, constituye la representación más digna y admirable de la defensa de los derechos y las libertades", proclamó.

El hijo del expresidente del PP Aragón lamentó que su padre no haya podido conocer a sus nietas, ni pescar en las frías aguas del río Ara por Bujaruelo ni observar desde cualquier cima del Pirineo. Sus fotos adquieren el color amarillento y, citando a Mario Benedetti, lo resumió: "Sé que tenía ojos verdes, pero no puedo sentirme frente a su mirada".

Aunque asume que un día de aniversario invita a la nostalgia, Manuel quiso destacar lo que "de él todavía hay presente en nuestra vida pública y política", como la moderación, el respeto y los valores democráticos de igualdad, libertad y pluralismo.

El hijo mayor del político asesinado mencionó los ejemplos para Aragón, junto al de su padre, de Santiago Lanzuela, Juan Antonio Bolea, José Antonio Labordeta y el "siempre recordado Chesús Bernal", de sus lágrimas y palabras de aquel 6 de mayo de 2001, de las que él aprendió "más de tolerancia y de respeto que con cualquier otra experiencia".

Giménez Larraz defendió el acervo histórico, cultural y político en Aragón que ha llevado a entender la política como "un ejercicio de sana discusión, de diálogo y acuerdo con el que construir un espacio libre y plural" en el que los aragoneses pueden construir "un proyecto de vida satisfactorio".

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión