Despliega el menú
Aragón

ayudas al turismo y la hostelería

Ranera exige a Azcón que se sume al plan de rescate de la hostelería de la DGA

La portavoz del PSOE municipal dice que los hosteleros de la ciudad perderán un 20% de la ayuda si el Ayuntamiento no se adhiere al programa autonómico.

Lola Ranera (PSOE), durante el debate del estado de la ciudad
Lola Ranera (PSOE), durante el debate del estado de la ciudad
José Miguel Marco

En el día en el que la DGA ha aprobado el plan de ayudas al sector de la hostelería, dotado con 50 millones de euros, el PSOE municipal ha exigido al alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón, que la capital se sume con el 20% que corresponde a los municipios. “Si el Ayuntamiento no se adhiere, los hosteleros de la ciudad solo recibirán el 80% de las ayudas. ¿Qué respuesta le va a dar a los hosteleros para que puedan seguir levantando la persiana”, ha dicho la portavoz socialista, Lola Ranera.

La edil ha recordado que el Ejecutivo autonómico está dispuesto a facilitar la aportación municipal, que podría alcanzar los 3,5 millones de euros, mediante la compensación de deudas que tiene la DGA con la ciudad, para no tener que recurrir a partidas del presupuesto municipal. En concreto, ha citado los tres millones de euros que se podrían compensar por la sentencia del IBI por los edificios de la Expo, que el Gobierno de Aragón está dispuesto a no recurrir para facilitar un acuerdo.

Ranera ha señalado que las exigencias que ha puesto el Ayuntamiento, como gestionar directamente los fondos o incorporar sistemas de control de la calidad del aire en los locales, “suenan a excusas para no llegar a ningún acuerdo”. “El señor Azcón dice que el plan de rescate llega tarde, pero el que llega tarde es el Ayuntamiento de Zaragoza”, ha afirmado la portavoz del PSOE.

En este sentido, ha puesto en cuestión la política de ayudas del Consistorio, por haber orbitado en torno a los microcréditos, que los hosteleros tendrán que devolver, en lugar de apostar por las ayudas directas. “Azcón hace una política efímera, de búsqueda de foto, que se basa en el tacticismo y en su rédito político”, ha declarado.

A su juicio, las reticencias del Ayuntamiento al plan de rescate autonómico obedecen a que “Azcón no salió en la foto” cuando el presidente de Aragón, Javier Lambán, lo anunció. “No es propia esta actitud del alcalde de la quinta ciudad de España. Cuando al alcalde de Zaragoza se le pase la pataleta, debe ser el alcalde de todos los zaragozanos y pensar en los hosteleros y que puedan recibir la totalidad de la ayuda”, ha declarado.

Preguntada por la exigencia municipal de que el Ayuntamiento debería gestionar als ayudas en la capital, Ranera ha recordado que el plan de rescate se negoció con la Federación Aragonesa de Municipios, Comarcas y Provincias (FAMCP) y con los representantes del sector. “Suena a excusa de mal pagador. Lo que tiene que hacer es sentarse y negociar”, ha declarado la edil, que ha afirmado además que la gestión de estas ayudas será “un problema” para el que la tenga que asumir. “Si el Ayuntamiento quiere gestionar las ayudas, eso no será un problema para el Gobierno de Aragón”, ha concluido.

Etiquetas
Comentarios