Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

turismo

Piedrafita de Jaca, opciones para todos en un destino con mucho encanto del Pirineo

El parque faunístico de Lacuniacha, el bosque del Betato, su famoso ibón y la peña Telera son algunas de las alternativas, tanto para familias como para montañeros.

Actividades en el entorno de Piedrafita de Jaca.
Actividades en el entorno de Piedrafita de Jaca.
L. Valero

A los pies de la peña Telera, en el Valle de Tena, se sitúa uno de los pueblos con más encanto del Pirineo. Piedrafita de Jaca, perteneciente al municipio de Biescas, conserva la arquitectura típica de la montaña. Las calles desordenadas están pobladas por casitas de piedra, con tejados de pizarra y cubiertas de madera.

En su entorno se pueden realizar actividades variadas y para todos los públicos, tanto familias como excursionistas y montañeros más especializados. Para estos, la ascensión a la peña Telera es todo un reto. Quienes vayan con niños no pueden pasar por alto el parque faunístico de Lacuniacha, un paseo por el bosque del Betato o la excursión al ibón de Piedrafita, uno de los más familiares y sencillos de alcanzar del Pirineo.

Parque Faunístico de Lacuniacha
Parque Faunístico de Lacuniacha
L. Valero

Parque faunístico de Lacuniacha

El parque faunístico de Lacuniacha es uno de los principales atractivos turísticos del Pirineo. Lo visitan sobre todo a familias con niños, pero conocer este espacio es interesante para cualquiera a quien le gusten los animales y la naturaleza.

Es un bosque de 30 hectáreas donde viven en semilibertad animales salvajes como zorros, lobos, sarrios, linces o bisontes. Dependiendo un poco de la suerte, porque las especies no siempre están a la vista, se les puede ver más o menos de cerca mientras se da un paseo por la montaña.

El recorrido está marcado y se produce prácticamente todo el tiempo en ascenso. Se dispone de varias zonas de descanso, con un pequeño bar a mitad de camino. Aunque se avanza entre árboles la mayoría del trayecto, conviene llevar protección solar y algo para la cabeza, especialmente en los meses de verano.

Las puertas del parque abren a las once de la mañana pero ya desde las diez se puede ver a los primeros de la fila, que esperan la apertura de taquillas para pasar cuanto antes y evitar posteriores aglomeraciones. El precio de la entrada es de 16 euros para los adultos, 14 euros para los jóvenes de 12 a 17 años y 12 euros para los niños de 4 a 11 años.

Ibón de Piedrafita.
Ibón de Piedrafita.
Aramón

Excursión al ibón de Piedrafita

El Valle de Tena es rico en ibones de fácil acceso, lo que hace de este un destino muy frecuentado por familias. En las inmediaciones de Piedrafita de Jaca está el ibón del mismo nombre, al que se puede llegar en una caminata sencilla.

Hay varias opciones para realizar esta excursión. El tren turístico de Tramacastilla de Tena acerca a los interesados hasta las proximidades del lago para, después, realizar el último tramo a pie. Otra alternativa es dejar el coche en el aparcamiento de Lacuniacha y emprender la ruta caminando desde allí. Está señalizada en todo momento y la distancia total de ida y vuelta ronda los seis kilómetros.

El sendero es casi todo el tiempo firme y está en buen estado, solo en el último tramo, de unos 20 minutos, se torna a terreno más de montaña. Esto indica que el ibón está muy cerca. Se sitúa a los pies de la peña Telera (2.760 metros) y una amplia pradera lo rodea, invitando al excursionista a tumbarse, descansar y picar algo para coger fuerzas antes de emprender el camino de vuelta.

Rescate en Peña Telera
Imagen de archivo de otro rescate en Peña Telera.
Javier Blasco/HA

Ascensión a la peña Telera, para montañeros expertos

La subida a la peña Telera es una ruta exigente, de nivel difícil y solo apta para montañeros expertos. El pico está a más de 2.700 metros de altitud y, sobre todo en invierno, con nieve, la actividad es especialmente exigente.

En condiciones normales, desde el final de la primavera y hasta el otoño, la duración de esta ruta es de unas siete horas de ida y vuelta. Su longitud es uno de los factores que hacen que esté catalogada como difícil. Pero lo que marca la diferencia es el duro tramo de ascenso de la pedrera y el canal de Cobacherizas, un tramo que llevará al montañero unos 45 minutos para superarlo.

Mucho antes, la ruta comienza desde el aparcamiento de Lacuniacha y pasa por el ibón de Piedrafita, por lo que la primera parte se produce por el mismo camino hasta este lago de montaña ya comentado. Durante este paseo ya se puede ir disfrutando de las vistas de la peña Telera, que custodia el ibón desde las alturas.

Bordeándolo por la derecha para dejarlo atrás, el camino se vuelve exigente en la subida hacia la peña. En poco más de una hora de caminata suave se llega a uno de los puntos más fotografiados de la zona, el arco de Piedrafita. Es una formación de roca con dicha forma, a través de la cual se obtienen unas vistas panorámicas de impresión.

El tramo final hasta la peña Telera es el más duro ya que hay que hacer frente al canal de Cobacherizas, con fuerte pendiente y terreno pedregoso. Si hay suerte y el día está despejado, desde la cumbre se pueden ver tanto los picos cercanos como otros alejados (Balaitus o Midi d'Ossau, entre otros).

Foto de Piedrafita de Jaca
Bosque del Betato
Laura Uranga

El bosque del Betato

Piedrafita de Jaca se encuentra a las puertas del bosque del Betato, espacio natural que la separa de la vecina Tramacastilla de Tena. Además de ser uno de los más espectaculares del Pirineo, se dice que está encantado y habitado por brujas. Leyendas aparte, la riqueza botánica de esta formación se debe a los abedules, pinos y, sobre todo, hayas que lo pueblan.

Además de la frondosidad de esta masa boscosa, destaca la altura que alcanzan sus hayas, que no tienen nada que envidiar a las de otros espacios, como el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido o el famoso bosque de Irati, en Navarra.

La excursión por el bosque se puede realizar en cualquier época del año. Cada una tiene su encanto pero cuando llega el otoño y lo impregna todo de sus colores rojizos, la estampa es digna de fotografiar. El recorrido es fácil y apto para todos los públicos aunque se recomienda llevar botas de montaña o calzado apropiado. La duración desde Piedrafita hasta Tramacastilla y vuelta es de una hora y media.

Apúntate a la newsletter de turismo y recibe en tu correo una selección de propuestas para viajar y descubrir la comunidad aragonesa.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión