Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

El Inaga ultima un informe favorable para 22 parques eólicos en el Maestrazgo

Olona señala que no hay "cuestiones críticas" que lleven a desaconsejar el plan de Forestalia. Medio Natural se posiciona en contra, el único de los 67 organismos consultados por la ministra Ribera en la tramitación.

Uno de los parques eólicos promovidos el año pasdo por Forestalia junto con Engie y Mirova en la sierra de Luna, en las Cinco Villas.
Uno de los parques eólicos promovidos por Forestalia en Aragón
HA

 El Instituto Aragonés de Gestión Ambiental (Inaga) ultima un informe favorable a la construcción de 22 parques eólicos con 161 aerogeneradores en las comarcas del Maestrazgo y Gúdar-Javalambre, denominado Clúster Maestrazgo y que tramita como un solo proyecto el Ministerio de Transición Ecológica. La inversión en juego, impulsada por la compañía aragonesa Forestalia, ronda los 800 millones de euros y su tramitación dependerá en último término de su evaluación medioambiental, que se resolverá antes de fin año.

El consejero de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente, Joaquín Olona, ha asegurado a este diario que el personal del Inaga no han detectado "cuestiones críticas" que lo hagan inviable porque cumple la normativa. No obstante, Olona indica que este posicionamiento "no supone un cheque en blanco" y, por tanto, se harán indicaciones como corresponde a un órgano "riguroso y fiable y que vela por el cumplimiento de la ley".

Su informe es preceptivo para tramitar los 22 parques eólicos repartidos entre los términos de Fortanete, Mosqueruela, Iglesuela del Cid, Cantavieja, Villarluengo, Tronchón, Mirambel y Puertomingalvo. Su evacuación se hará en la localidad castellonense de Morella, lo que motivó que asumiera la gestión administrativa el Ministerio de Transición Ecológica, que ha elevado consultas a 67 organismos de Aragón y Valencia.

Por el momento, solo uno de la docena de informes remitidos se posiciona en contra, el de la Dirección General de Medio Natural, adscrita a la Consejería de Olona y cuyo director general, Diego Bayona, fue designado por Podemos.

Medio Natural advierte a Transición Ecológica de que "gran parte" de los parques se ubican en un área que el ministerio considera de "máximo riesgo (no recomendado) en relación a la instalación eólica para el valor del índice de sensibilidad ambiental". No se queda ahí y apunta que afecta a una "zona relevante para la supervivencia" de especies amenazadas de avifauna y los molinos aumentarán "significativamente los riesgos de colisión".

Tanto el consejero del que depende jerárquicamente como la consejera de la que lo hace políticamente, la titular de Ciencia y Universidad y líder morada en Aragón, Maru Díaz, aseguran haber sido informados previamente del documento, que consideran de "carácter técnico y sin intencionalidad política". Eso sí, Olona no oculta su malestar por el hecho de que no se le notificara.

Maru Díaz recalca que Bayona firmó el documento preparado por sus técnicos y que esta no es "una batalla" que pretenda abrir Podemos y que haber actuado de forma, sin cumplir el procedimiento, sí que hubiera generado "un problema". No obstante, para evitar malentendidos y rebajar la tensión generada, ha explicado este martes detalladamente la situación al presidente, Javier Lambán.

Pese a todo, la consejera recuerda que su partido siempre ha defendido la necesidad de una ordenación en el desarrollo de las renovables "porque hay territorio y recursos suficientes" para impulsar las energías limpias sin dañar al medio ambiente.

Otro de los informes emitidos, el de la Dirección General de Ordenación del Territorio, deja claro que los promotores han tenido en cuenta "los aspectos más relevantes desde el punto de vista territorial" a la hora de planificar los parques eólicos, aunque llama a "reflexionar" y traslada su preocupación por "cómo va a afectar el desarrollo de proyectos energéticos tanto en el ámbito socioeconómico como en el paisajístico de los municipios afectados".

Los alcaldes dan su respaldo entre movilizaciones de rechazo

La decena de alcaldes implicados en el desarrollo de las renovables en el Maestrazgo, unidos en la Asociación Viento Alto, han presentado alegaciones a favor del macroproyecto eólico y defienden que es una última oportunidad para "mantener población y los servicios". "Nos estamos muriendo y no hay recursos. Los parques eólicos no van a ser la salvación, pero no nos pueden discutir que generan actividad", apunta el presidente de Viento Alto y alcalde de la Iglesuela del Cid, Fernando Font.

Este político socialista pone de ejemplo su localidad, a la que se han trasladado dos familias de trabajadores del parque eólico castellonense de Els Ports. "En 2005 se hicieron allí inversiones y nos vimos perjudicados por el impacto visual sin percibir un euro, de ahí que impulsáramos su implantación en la comarca. Y solo respondió Forestalia», recuerda.

Font indica con el respaldo de su municipio, Cantavieja, Mirambel, La Cuba, Villarluengo, Bordón, Tronchón, Fortanete, Puertomingalvo y Mosqueruela han preparado una batería de alegaciones a favor con las que contrarrestar las movilizaciones de rechazo, que achaca fundamentalmente a "urbanitas".

El alcalde de la Iglesuela asegura que han hecho consultas con el tejido social y productivo y, de media, el 80% "está a favor" de la eólica. "Hay que buscar soluciones y no poner trabas a todo. Se trata de vivir o morir y Teruel Existe, CHA o Podemos no pueden jugar a enfrentarnos", dice.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión