Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Medio rural

Los Leader han impulsado 424 pymes agroalimentarias y han creado 224 empleos

Desde 2016, los grupos de acción local han destinado más de 12 millones a proyectos alimentarios y de cooperativas. Cada euro de ayuda pública ha generado otros dos euros de inversión privada.

Inauguración en 2017 del secadero de la cooperativa de Montesusín, uno de los proyectos subvencionados por el Leader.
Inauguración en 2017 del secadero de la cooperativa de Montesusín, uno de los proyectos subvencionados por el Leader.
Heraldo.es

No todo son peluquerías, bares, tiendas o talleres mecánicos. Las ayudas que llegan al medio rural a través del programa Leader, uno de los puntales del Plan de Desarrollo Rural, han servido especialmente para impulsar proyectos empresariales ligados al sector agroalimentario. Así lo insiste la Red Aragonesa de Desarrollo Rural (RADR), que ha puesto cifras al trabajo realizado por los 20 grupos Leader de la Comunidad para fomentar inversiones productivas en cooperativas y pymes alimentarias rurales.

"Los grupos Leader en Aragón siempre han integrado la agroalimentación en sus estrategias", señalan desde la RADR. Como prueba, esta organización señala que desde 2016 se han impulsado 424 proyectos de creación o modernización de empresas centrados en la transformación y la comercialización agroalimentaria. A ello se han destinado 10,5 millones de euros, lo que supone una inversión total superior a los 30 millones de euros, por lo que "cada euro de ayuda pública generó dos euros de inversión privada", explica la organización.

Con estos proyectos no solo se ha impulsado la economía de los municipios sino que además se ha contribuido a fijar la población, ya que dichas iniciativas permitieron la creación de 224 empleos, de los que el 44% están ocupados por mujeres. "Y solo entre 1995 y 2005 el programa Leader ayudó a 610 empresas agroalimentarias que ya entonces crearon 1.050 puestos de trabajo en el medio rural", añaden desde la Red Aragonesa de Desarrollo Rural.

Muy diversos son los sectores a los que pertenecen estos proyectos. Hay empresas dedicadas a las trufas, a las setas, al azafrán, a los dulces o a los embutidos, a los frutos secos, al jamón, al queso o al aceite, pero también a escabechados, a congelados o a licores autóctonos. Existen también iniciativas innovadoras impulsadas con estas ayudas, como aquellas que integran en el sector el uso de la teledetección, el internet de las cosas, los drones o la robotización. Y las hay, destaca la RADR, que han conseguido crecer y aunque no pueden optar a las ayudas del Leader, no dejan de contar con el grupo de acción local que les ayudó tomar velocidad. Es el caso –como pone de ejemplo dicha organización– de Industrias Coquet, una conservera de Gallur auxiliada en varios proyectos por el grupo Leader de la Ribera Alta del Ebro (Adrae).

Productividad y calidad

Las cooperativas "también son un arma cargada de futuro rural, cuyos socios residen y trabajan en los pueblos, lo que supone una garantía contra la despoblación", afirman desde la RADR. Por eso, los fondos que gestionan los grupos de acción local también han puesto su mirada en estas entidades, a las que han ayudado a mejorar su productividad y la calidad de sus productos.

Ahí están los datos. En los últimos cinco años, el programa Leader ha ayudado a 92 proyectos impulsados por cooperativas agroalimentarias, a los que se ha destinado un total de 1,7 millones de euros. De ellos, el 60% de las iniciativas y del montante total de la subvención tenía como objetivo incrementar la productividad y modernizar estructuras y servicios que han permitido a las pequeñas cooperativas consolidar el empleo y crear un mayor número de puestos de trabajo femeninos. "Uno de estos proyectos es el secadero de cereales de Montesusín, inaugurado en 2017 por el entonces consejero de Desarrollo Rural, Joaquín Olona, en el que se invirtieron 1,2 millones de euros y con el que sus 57 socios procesarán 20.000 toneladas anuales de maíz, cebada, trigo o guisante", recuerdan desde la Red.

Destacan además, señala la RADR, proyectos como los viveros agroalimentarios impulsados por el grupo Leader Adecuara. por el que 20 iniciativas de emprendedores y empresarias agroalimentarias han hecho realidad sus proyectos para la elaboración y venta de productos locales. Incluidos en los más variados sectores, estas micropymes están lideradas por ganaderos o agricultores que venden directamente sus productos o promotores locales –normalmente autónomos pero también pequeñas sociedades o cooperativas– que transforman alimentos autóctonos y que "reflejan una realidad rural diversificada y heterogénea".

La importancia de estas cifras las refleja también un trabajo de campo realizado por el Departamento de Geografía y Ordenación del Territorio del a Universidad de Zaragoza que concluye que la supervivencia de las empresas creadas al calor del Leader es de un 76% frente al 33% que presentan el conjunto de empresas creadas en España.

En cifras

Beneficiarios. Las ayudas van destinadas a empresas de menos de 20 trabajadores, cuya facturación no supera los cuatro millones de euros y que invierten menos de 250.000 euros. 

Distribución. Durante el programa 2014-2020, el 35% de los fondos Leader en Aragón han servido para impulsar inversiones en el sector agroalimentario (30% en empresas y 5% en cooperativas).

Habitantes. Un estudio realizado por la Universidad de Zaragoza señala que el 57% de todos los proyectos Leader se emprenden en municipios de menos de 2.000 habitantes. Además, el 42% de las iniciativas se implanta en localidades con apenas 1.000 habitantes.

Empresas. Según la RADR, solo entre 1995 y 2005 los grupos de acción local ayudaron a la creación de 610 empresas agroalimentarias, que crearon entonces 1.050 empleos.38%

Mujeres. El informe señala que en Aragón el 38% de las personas físicas que emprende con ayudas del Leader son mujeres. La media española se sitúa en el 35,7%.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión