Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Dana Automoción mantiene sus ventas en 51,5 millones y la exportación en el 85%

Fabricante de pantallas termoacústicas para motores, confía en poder seguir creciendo pese a la gran incertidumbre por el problema de falta de suministros que vive el sector.

Alfonso Orduna, director general de la planta de Dana Automoción en Malpica.
Alfonso Orduña, director general de la planta de Dana Automoción en Malpica.
Aránzazu Navarro

Después de cierres, caídas de mercados y una incertidumbre «bestial» por la pandemia, Dana, fabricante de pantallas termoacústicas para motores, ha conseguido mantener las ventas que tenía en 2019. «Solo han caído un 3,5% alcanzando los 51,5 millones frente a las 52,5 millones del año anterior. Es una cifra de negocio prácticamente similar» comentó Alfonso Orduña, director general de la planta de la multinacional norteamericana en Malpica, que reconoce que el año ha empezado «fuerte».

«En producción no hemos bajado el ritmo. Estamos con más eventuales, un 10% de incremento respecto al año pasado», indicó, si bien se mostró preocupado por los problemas de suministro, no solo de semiconductores sino de acero y productos químicos. «Digamos que la demanda ha sido superior a la capacidad de abastecimiento por parte de los proveedores. Por la pandemia hicieron ajustes y aún no están en condiciones de garantizar las mismas magnitudes que antes. Si a eso se suman incidencias como la del Canal del Suez y el rebote del coronavirus en países que venden mucho acero como La India, la incertidumbre está servida». Es como un «efecto dominó», explicó.

Por eso, Orduña no es partidario de hacer previsiones de cómo irán las producciones este año en la fábrica que dirige. «Las inversiones están hechas. Ya instalamos la tercera línea el año pasado y mantengo la confianza en crecer de acuerdo a la trayectoria de estos últimos años». Sin embargo, reconoció, «lo que pueda pasar no se sabe» y menos ahora que todos los fabricantes de coches están teniendo problemas de suministro que les están obligando a parar, dijo.

Sin embargo, por ahora la foto fija ahora en la planta de Dana es que gracias a seguir exportando el 85% de lo que producen han podido mantener la actividad y llegaron a fabricar más de 20 milllones de unidades el pasado año entre apantallamientos para el motor y juntas de culata.

Con casi 300 empleados (el 45% mujeres), aunque hacen algunas piezas directamente para el primer equipo, es decir, constructores de coches, la mayor parte de su producción va destinada a proveedores de primer nivel o ‘Tier 1’ como Katcon, Faurecia y Eberspächer.

«La parte del recambio también está funcionando muy bien y casi representa ya el 50% de la cifra de negocio», explicó el directivo de esta empresa fundada como Industrias Serva en 1964 y que pertenece a la corporación estadounidense Dana desde 1995.

Del ERTE de 80 días que pactaron para sortear la pandemia el año pasado, no lo llegaron a consumir, recordó Orduña, confiado en que a medida que avance el ritmo de vacunación se pueda ir ganando en estabilidad y no haya que usar de nuevo esta herramienta de flexibilidad en un 2021 en que toca negociar convenio.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión