Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Pardo exporta un tercio de sus camas y vende un 37% más por la pandemia

La empresa, del grupo Pikolin, supera sus expectativas de facturación en 2020 y alcanza los 24,8 millones

Instalaciones de Industrias Pardo en el polígono Centrovía de La Muela.
Instalaciones de Industrias Pardo en el polígono Centrovía de La Muela.
S. E.

Pardo, fabricante de camas de hospital y propiedad del grupo Pikolin, se ha revelado como un servicio esencial desde que empezó la pandemia. Todos los turnos de trabajo han sido pocos para atender la demanda recibida por parte de hospitales no solo de España, sino de distintos países del mundo. Esta situación coyuntural provocada por la crisis ha hecho que esta empresa haya tenido un crecimiento exponencial tanto en exportación, que supone ya el 35% del total del negocio, como en ventas, que han alcanzado los 24,8 millones, un 37% más que en 2019 y el doble de los 12 millones que facturaba en 2013.

Con una plantilla media de 95 personas, que se han visto incrementadas en 30 más en los picos de producción, han fabricado camas y colchones para hospitales de Estados Unidos, México, Argentina, Polonia, si bien uno de los contratos más significativos que han tenido ha sido el de las 1.500 camas vendidas al servicio de Salud de Reino Unido. En España, informaron fuentes de Pikolin, no han dejado de abastecer a grandes centros como el hospital universitario La Paz en Madrid, dos de los cinco hospitales de campaña de la Generalitat de Cataluña, así como los de Valencia, Castellón y Alicante.

A consecuencia de la pandemia, Pardo es una de las marcas del grupo Pikolin que más está trabajando y ha superado con creces las expectativas que tenía para 2020, que pasaban por facturar 21 millones frente a los 18 millones de 2019

Esta empresa, adquirida por la compañía que preside Alfonso Solans en 2012, en plena crisis financiera, cuando estaba en proceso de concurso de acreedores, ha vuelto a la senda del crecimiento, justo en otra crisis, aunque de índole muy diferente. «Esta no es como la última que vivimos en 2008, donde las ventas del sector se desplomaron año tras año hasta su nivel más bajo en 2013», reconocía hace unos meses José Antonio González, consejero delegado del grupo, que se mostraba «razonablemente satisfecho» de los resultados con que se ha cerrado 2020 y que se conocerán en unas semanas.

Pese a la parálisis que supuso estar dos meses sin actividad y el cierre del comercio, la fuerte demanda post-confinamiento ayudó mucho, así como «los importantes ajustes realizados para la contención del gasto», según el directivo. «El grupo ha demostrado que a pesar de su tamaño, es flexible, y que cuenta con un equipo humano con capacidad de adaptarse al mercado».

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión