Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

infraestructuras

El gran hotel de Canfranc generará cien empleos y sus obras empezarán en junio

El objetivo del Gobierno de Aragón es inaugurarlo en el invierno del 2022. El vestíbulo histórico del edificio será lugar de paso para ir a la nueva estación.

Estación de Canfranc
Estación de Canfranc
Rafael Gobantes

Canfranc se prepara para iniciar este mes de junio las obras con las que pretende transformar el edificio histórico de la estación internacional en un gran hotel de 104 habitaciones que abrirá sus puertas en el invierno de 2022. "Será nuestra GM, porque el nuevo hotel puede movilizar hasta cien trabajadores directos en todo el valle, además de los indirectos que traerá el turismo a la explanada", proclama el alcalde de Canfranc, Fernando Sánchez.

Los arquitectos Joaquín Magrazó y Fernando Used, de Ingennus Urban Consulting, explican que tendrán dos meses para finalizar el proyecto e iniciar la construcción. "Podemos acabarlo en septiembre de 2022 para que la empresa explotadora del hotel (la sociedad aragonesa Canfranc Espacio 2008 Construcciones S. L., integrada por Barceló Monasterio de Boltaña y Plaza 14) lo puedan equipar y ponerlo en marcha ese invierno", comentan Magrazo y Used. "La ventaja es que ahora la actuación es dentro del edificio, sin lluvia ni nieve".

El presupuesto del proyecto de hotel supone 12 millones de los 27 que en total se van a invertir en la explanada para la vía ferroviaria y la obra civil. Para la rehabilitación exterior se contó con el 1% cultural del Ministerio de Transportes y el coste de la parte interior fue de 7,5 millones.

El proyecto aprobado por Suelo y Vivienda incluye 52 habitaciones en cada una de las dos plantas. Tienen 31 metros cuadrados de superficie, si bien no todas son simétricas, porque hay ocho tipo de habitaciones. Están previstas cuatro suites de 180 metros en los dos torreones que flanquean el edificio.

La planta baja incluirá un spa en la parte norte y una sala para reuniones, con capacidad para 200 personas, que era una condición obligatoria en la explotación incluida en el convenio. En la zona sur se incluirán las cocinas, el restaurante y la cafetería. "El comedor tendrá unos grandes ventanales y terrazas en los laterales", apuntó Joaquín Magrazó.

Patrimonio ha impedido la utilización del sótano del inmueble para instalar el grupo electrógeno, una lavandería o habitaciones para el personal, por lo que estas dependencias se recolocarán en la planta baja. Esa decisión obliga a modificar el proyecto. Cuando se inaugure el hotel, ya no se entrará al vestíbulo histórico por el sótano, como lo hacen ahora las visitas guiadas, sino por la planta calle, porque se convertirá en el paso público del edificio para llegar a la nueva estación.

Dos maneras para ir al tren

Hasta entonces, se ha establecido un paso provisional a través del edificio de la estación internacional. "Habrá dos maneras de llegar al tren de Canfranc: en coche, por la parte norte, o como peatón desde el pueblo, por el puente de Albert le Lay y pasando al lado del vestíbulo histórico", explica el director general de Urbanismo, Carmelo Bosque.

El Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) va a permitir que los trabajadores de la UTE Acciona-Aventia desmonten las vías de la zona ferroviaria, donde hasta el pasado 15 de abril llegaba el tren, antes de que esos terrenos pasen a ser propiedad del Gobierno aragonés. "Urbanismo desafectará el uso de las vías y entregará los suelos a la DGA, con el IVA que supone, pero se tardará unos cuatro meses", recalca Bosque.

El "nuevo Canfranc" va a suponer la urbanización de 130.000 metros cuadrados de la zona de Los Arañones para destinarla a uso público. Habrá un parque, tres aparcamientos de coches, una plaza entre la nueva estación y el hotel, que estará circundado por un carril para el tráfico rodado. "La urbanización de la plaza central coincidirá también con la inauguración del edificio histórico a finales de 2022", precisa el director general de Urbanismo. En la zona este, donde estaban el muelle postal (donde Jonathan Díaz halló los papeles del oro nazi en 2001), el almacén curvo y el cocherón de carruajes, se levantarán los futuros 133 apartamentos.

"La urbanización de la plaza central coincidirá también con la inauguración del edificio histórico a finales de 2022"

La urbanización de la gran explanada dispondrá de abastecimiento de agua, riego, telefonía, electricidad, alumbrado y espacios peatonales, parques y áreas de juegos. La DGA quiere recuperar todo el material ferroviario posible para exponerlo en las zonas verdes y colocar cuatro vagones entre la nueva estación y el hotel. También empiezan a llegar ideas al Ayuntamiento de Canfranc para la explotación turística de la zona verde, que serán trasladados al Gobierno de Aragón.

Asimismo, se pretende crear un museo con vagones, con la ayuda de fondos europeos y la participación de Nueva Aquitania. Se ubicará en la rotonda de locomotoras al suroeste y en el cuarto de agentes anexo, detalló Carlos Abadías, presidente de la Asociación Zaragozana de Amigos del Ferrocarril y Tranvías (Azaft). La entidad cuenta una colección de 29 trenes históricos utilizados en películas y anuncios.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión