Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Los líderes políticos aragoneses, unidos para superar la pandemia de la covid

La tradición pactista de Aragón, que ha permitido aunar fuerzas contra la covid, será clave para defender la nueva financiación autonómica y la reforma del Estatuto.  

De izquierda a derecha, Pérez Calvo, Palacín, Guillén, Aliaga, Sanz, Beamonte, Morón y Díaz, en el Palacio de la Aljafería
De izquierda a derecha, Pérez Calvo, Palacín, Guillén, Aliaga, Sanz, Beamonte, Morón y Díaz, en el Palacio de la Aljafería
Oliver Duch

En los peores momentos, cuando se afronta la peor pandemia en cien años, vuelve Aragón a hacer gala de un de sus principales señas de identidad, esa tradición pactista que permite alcanzar acuerdos en situaciones límite entre fuerzas políticas antagónicas con ideologías irreconciliables. Los ocho grupos con representación en las Cortes, PSOE, PP, Cs, Podemos Equo, CHA, Vox, PAR e IU se comprometían, en un emotivo y sobrio acto institucional de homenaje a las víctimas y a los que nos cuidan, a trabajar para que "nadie quedara atrás" y "evitar las brechas de la desigualdad". Y eso ha sido, en parte, lo que un año después se ha conseguido. Gracias al talante negociador y al tradicional carácter pactista.

Dialogante, inconformista y aragonés convencido era Juan Antonio Bolea Foradada, el primer presidente de la Diputación General de Aragón y una figura clave en el impulso del autogobierno que murió a los 90 años en febrero. Sus nietos izarán en su honor en el Patio de Santa Isabel la cuatribarrada, como él mismo hizo el 23 de abril de 1978 durante la histórica manifestación en la que más de 100.000 personas tomaron las calles de Zaragoza al grito de "¡Aragón, autonomía!". Sonará el Himno de Aragón, el que compuso el también fallecido Antón García Abril y que él mismo interpretó por primera vez el 22 de abril de 1989.

La negociación es imprescindible para el desarrollo del autogobierno. Y recordaba el presidente de las Cortes, Javier Sada, a Bolea como un digno representante del "encuentro y el diálogo", una forma de hacer política a base de acuerdos.

Sin mayorías abrumadoras salidas de las urnas, hay ocasiones en la que no queda más remedio. En Aragón se ha gobernado con pactos a dos bandas (PP-PAR, PP-PSOE, PSOE-CHA) y, como ocurre ahora, hasta a cuatro (PSOE, PAR, Podemos y CHA). Pero esas mayorías suficientes han precisado, en ocasiones, sumar a la oposición, y a través del diálogo se ha conseguido.

Existe un acuerdo unánime de marzo de 2019 de los grupos de las Cortes para reclamar al Estado una deuda histórica que aún está sin cuantificar. Y un apoyo total a que la reforma de la financiación autonómica se aplique atendiendo al sobrecoste que asume la Comunidad en la prestación de servicios por culpa de la dispersión y el envejecimiento.

La pandemia estrechó los lazos. El apoyo al Gobierno se mantuvo en los peores momentos, con la oposición dejando hacer su trabajo al cuatripartito.

El consenso permitió, incluso, sacar adelante una estrategia aragonesa para la recuperación social y económica, de la que solo se descolgó Vox. Aunque el clima de diálogo se quebró, para parte de la oposición, cuando llegó la hora de avanzar en su aplicación. Porque si ya es difícil gobernar a base de pactos, más complejo resulta mantener la estrategia en el tiempo, y hasta convencer a la oposición.

Los grupos parlamentarios se deberán posicionar ahora sobre la reforma del Estatuto de Autonomía, que abordará la supresión de los aforamientos y deberá avalar que Teruel conservará sus 14 escaños, aunque avance la despoblación.

Con independencia de que se cierre o no un acuerdo, empresa compleja cuando se buscan puntos en común en ocho grupos parlamentarios tan dispares, el talante aragonés impedirá que la crispación nacional degenere en esperpento. Las Cortes seguirán siendo ese templo de la palabra donde se discute sin perder las formas. Aunque solo sea por respeto a los que les han elegido.

Así opinan los políticos aragoneses:

¿Qué tres medidas considera fundamentales para afrontar la crisis sanitaria y económica?
Vicente Guillén
1

Vicente Guillén, portavoz del PSOE en las cortes

Los ERTE para la defensa de los trabajadores, y las políticas sociales. Por ejemplo, en Aragón, se ha hecho un gran esfuerzo invirtiendo casi un 50% más en Sanidad, Educación y servicios sociales que hace cinco años. Los planes de choque para los sectores afectados, que superan los 150 millones en ayudas. Y el plan de vacunación, clave en la salida de esta crisis sanitaria. 

Luis María Beamonte
2

Luis María Beamonte, presidente del PP-Aragón

Un plan económico global y no parches continuos que agotan los recursos pero no solucionan la realidad del problema. Una revisión de la fiscalidad, Aragón sigue siendo una de las Comunidades con mayor carga fiscal y ahora lo vemos en el IRPF (donde las rentas más bajas, que hayan estado en ERTE, van a tener un castigo por el tramo autonómico que debería haberse evitado). Y el Pacto por la Sanidad, que permita un sistema eficaz y eficiente.

Daniel Pérez Calvo
3

Daniel Pérez Calvo, coordinador de Ciudadanos en Aragón

Poner a disposición todos los recursos humanos y materiales disponibles para salvar vidas, mejorar sus condiciones de trabajo y aumentar la inversión en investigación. Facilitar, además, los trámites administrativos y ayudar a las empresas y autónomos que se han visto afectados por la covid a mantener las persianas subidas. Dotar de todos los recursos legales y económicos necesarios para que no se destruyan empleos.

Maru Díaz
4

Maru Díaz, coordinadora de Podemos-Aragón

Priorizar la salud interviniendo desde lo público, con Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTEs), ceses de actividad y con ayudas como las que hemos dado en Aragón, para que ninguna persona se quede atrás. Blindar los servicios públicos e impulsar la economía con inversión pública con los fondos europeos para la reconstrucción. Y a futuro: afrontar el problema de la vivienda y derogar la reforma laboral.

Joaquín Palacín
5

Joaquín Palacín, presidente de CHA

Afianzar todas las políticas públicas en los sectores esenciales como sanidad, educación y políticas sociales. Reforzar el poder político aragonés, con una mayor capacidad de decisión, avanzado hacia la cogobernanza real. E impulsar una mejora sustancial en el actual sistema de financiación para afrontar, en las mejoras condiciones, las inversiones necesarias.

Santiago Morón
6

Santiago Morón, portavoz de Vox

Aumento de test diagnósticos y aislamiento de contagios, normalizando la movilidad de las personas sanas sin necesidad de restricciones que no compartimos. Ayudas directas a los sectores gravemente afectados en el intento de mantener nuestro tejido productivo y el empleo. Dotar de suficientes medios materiales y humanos para acelerar al máximo la campaña de vacunación, respetando en todo caso el derecho de aquellos que decidan no hacerlo.

Arturo Aliaga
7

Arturo Aliaga, presidente del PAR

El desarrollo completo de la estrategia aragonesa para la recuperación, una reforma del sistema de financiación autonómica que trate a Aragón con justicia y la ejecución de los fondos europeos, que se hace absolutamente indispensable para la reconstrucción económica y social.

Álvaro Sanz
8

Álvaro Sanz, coordinador general de IU en Aragón

Reforzar los servicios públicos, la Atención Primaria en especial y el dispositivo público de derechos sociales, es urgente dar cobertura a quienes lo han perdido todo. Necesitamos empezar a diseñar un nuevo modelo fiscal más justo. La recuperación tiene que incorporar los aprendizajes de la covid y no quedarnos con pintar de verde, social y digital a proyectos previos que sin planificación son un riesgo evidente como el despliegue de las renovables o la agroindustria. También poner especial atención en la cultura, un sector muy afectado por las consecuencias de la pandemia y que no está siendo atendido como debería.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión