Aragón
Suscríbete por 1€

Ancianos que viven solos

Julia Corchón: "Lo único que se ha echado en falta en la residencia son las visitas"

Esta mujer, de 78 años y sin familia directa en Zaragoza, vive desde hace 7 años en la residencia de mayores Rey Ardid Juslibol por decisión propia.

Hace siete años, tras la muerte de su hermano, Julia Corchón decidió irse a vivir a la residencia de mayores Rey Ardid Juslibol en Zaragoza. "No tengo familia directa y mis sobrinos están en Tafalla (Navarra). No quería estar sola ni que mis amistades estuvieran pendiente de mí", explica esta mujer de 78 años, dejando claro que la suya fue una decisión muy pensada en la que no intervino nadie.

Julia es una de las 117 residentes de este centro, con capacidad para 127 personas y que no ha registrado ningún caso de coronavirus en lo que llevamos de pandemia, tal y como indica su directora, Ana Peribáñez. A diferencia de otras personas mayores, ella no ha perdido a ningún allegado ni ha temido por su salud. "Reconozco que en la residencia hemos tenido la suerte de que no ha entrado la covid. Tomaban las medidas oportunas; son muy responsables y es una residencia ejemplar. Lo único que se ha echado en falta son las visitas", apunta.

Fue en agosto cuando pudo reencontrarse con sus amigos, que suelen visitarla a menudo y que esta misma semana le acercaron al centro de la ciudad para renovarse el DNI. De no tener que hacer algo concreto, no sale del centro: ahí se encuentra "feliz". "Me atienden en todos los aspectos y no me tengo que preocupar de nada. ¡Qué más puedo pedir! Tengo mucha tranquilidad y gracias a Dios me puedo pagar la residencia", indica.

Julia es una mujer coqueta a la que le gustar leer "historias agradables", pasear por el jardín del centro y tomar el sol. Ella recuerda que sus compañeras de trabajo (empezó a los 14 años en la extinta Industrias del Cartonaje, hasta su jubilación) siempre le decían: 'No sabemos si vas de fiesta o a trabajar'. Y así sigue: con un aspecto esmerado y luciendo un rostro bronceado y saludable. "Siempre me ha gustado ir arreglada y soy muy vitalista. Me he caído y he dicho: ¡Me levanto!", destaca.

También es muy autónoma y le gusta estar en su habitación, donde tiene su televisión para ver programas de concursos que le agradan ("siempre aprendes algo") y su móvil para llamar a sus amistades a media mañana. "Tengo habitación propia. Para compartir una no hubiera venido; soy sociable pero me gusta la amistad a distancia. Y con quien más amistad tengo en la residencia es con las auxiliares", dice.

Su rutina diaria comienza a las 8.30, cuando se levanta, se asea, baja a desayunar y después sale al jardín a dar sus buenos paseos. "Más tarde subo a mi habitación y si surge me pongo a ver la televisión. Luego, voy a comer y después suelo leer la prensa. También hago mi gimnasia particular", detalla.

Por otro lado, Julia -que fue inoculada contra la covid en enero- llama a toda la población a vacunarse. "El virus ha venido para quedarse. Es como otra enfermedad común, pero avanza tanto que no nombran a las anteriores. Yo me vacuné convencidísima y a los que no quieren les falta mentalidad. Mi mensaje es que tengan precaución y se vacunen. Esto lo tenemos que superar todos juntos".

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión