Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

entrevista

César Bona: "Escuchar podría ser una de las soluciones al fracaso escolar"

Uno de los 50 mejores maestros del mundo, según el Global Teacher Prize de 2015, César Bona (Ainzón, 1972) acaba de publicar un nuevo libro: 'Humanizar la educación'.

El maestro César Bona, en el CEIP Joaquín Costa de Zaragoza
El maestro César Bona, en el CEIP Joaquín Costa de Zaragoza
Guillermo Mestre

Afirma en ‘Humanizar la educación’ (Plaza & Janés), su último libro, que la pandemia nos está dando una oportunidad para reflexionar. Pero los hay que piensan que no son tiempos de cambio, sino de supervivencia...

No son incompatibles, precisamente, supervivencia y cambio deben ir unidos. Si no cambias, no sobrevives. Y si pensamos que todo empieza en la educación, lo que hemos sido, somos y queremos ser, debemos repensar ciertas cosas. ¿O nos vamos a conformar con que los niños mantengan la distancia de seguridad o lleven mascarilla? Si eso es así, para mí, será una oportunidad perdida.

¿Y por dónde empezamos?

¿Qué es lo más importante ahora? La salud, ¿no? ¿Y qué peso tiene en la escuela? Deberíamos provocar cambios para que aspectos tan importantes como la salud, el pensamiento crítico y el diálogo tengan mayor trascendencia en la educación. Durante años, se ha considerado que un buen maestro es el que consigue mantener la clase en silencio, cuando, precisamente, lo que más se necesita en estos tiempos es diálogo.

Sin rodeos... ¿cuál es para usted el fin de la educación?

Dar herramientas a los niños para que crezcan. Eso significa que sepan relacionarse con ellos mismos, con las personas que les rodean y con el mundo donde viven.

¿Qué es lo más importante que podemos enseñarles, hoy?

Es el momento propicio para que aprendan que sus acciones repercuten en los demás; que la responsabilidad social empieza, necesariamente, en la individual.

Hablemos de esas herramientas para crecer...

Saber gestionar sus emociones –frustración, ira, odio...–, analizar sus causas y saberse seres sociales, parte de un ecosistema, son herramientas esenciales. Y, por supuesto, aprender a reflexionar, que tiene mucho que ver con la filosofía.

En su libro dedica un capítulo a la ‘silla de pensar’, a la filosofía para niños...

Reflexionar es el verbo que mejor casa con filosofía y es un pilar fundamental. Reflexionar sobre lo que hacemos y sus consecuencias. ¿Y cuánto tiempo se tiene en las escuelas para reflexionar? Esto choca directamente con la introducción masiva de contenidos, que se repiten año tras año, y que hace que los docentes no tengamos tiempo para escuchar a los niños, para que ellos se escuchen, para conocerlos. ¿Y cómo pretendes educar a alguien que no conoces? Deberíamos institucionalizar la ingenuidad, fomentar todas las preguntas que quieran hacer. Pocas cosas hay más bonitas como que los niños salgan de las escuelas deseando saber más. La curiosidad lleva al aprendizaje.

¿Tan necesario es escuchar?

Escuchar podría ser una de las soluciones al fracaso escolar. Yo me pongo en el lugar de un chaval de ESO; voy al instituto y no me siento escuchado, un día y otro y otro..., y me digo, ¿qué hago yo aquí? Escuchar, en esta sociedad en la que vivimos, es la puerta al diálogo; así que, fíjese si es necesario escuchar.

A menudo, usted compara la educación con la empresa...

Cualquier empresa, para avanzar,    tiene que innovar, lo que significa que ha de revisar el proceso para mejorar el resultado. Pues, hagamos lo mismo. En estos momentos, uno de cada cuatro alumnos no termina sus estudios y con este resultado es un misterio que nos empeñemos en perpetuar el sistema educativo que tenemos.

Lo que tenemos es una nueva ley de educación a la vista, un nuevo currículum...

¿Para qué? ¿Para cambiarlos dentro de cuatro años? La educación debería ser un bien inalterable, más allá de las ideologías políticas, porque nos jugamos el futuro. Cuando salimos a la calle, protestamos por cosas que afectan a los adultos, no a los niños. A ellos, les dan igual ciertas cosas, lo que les importa es querer volver a la escuela al día siguiente, que se les escuche y que puedan participar.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión