Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Covid-19

Aragón suma 270 nuevos contagios y Zaragoza se sitúa en riesgo extremo por coronavirus

La incidencia acumulada a 14 días de la capital aragonesa supera la barrera de los 250 casos.

Terraza en la plaza del Pilar Zaragoza
Foto de archivo de una terraza en la plaza del Pilar Zaragoza
Oliver Duch

La escalada de contagios por coronavirus continúa en Aragón, que suma 270 nuevos casos, y sitúa a Zaragoza en riesgo extremo. La incidencia acumulada a 14 días de la capital alcanzó este miércoles 252,5 casos por cada 100.000 habitantes superando la barrera de los 250, que la colocan en el peor de los niveles del semáforo covid, el conjunto de indicadores que miden la evolución de la pandemia.  

En la última semana la incidencia acumulada a 14 días ha ido subiendo poco a poco, (desde los 236 casos el pasado día 10 de abril a los 252 de este miércoles) mientras que la acumulada a 7 días ha ido experimentando un ligero descenso (desde los 150 casos del día 10 a los 134 en la actualidad).

La ciudad ha sumado en la última semana 1.178 positivos, "motivo suficiente", según los expertos, para "tomar medidas" antes de que los contagios se desboquen. "Cuanto antes se implanten, más rápido se cortará la transmisión", razonó Jesús Gómez Gardeñes, profesor titular en el Departamento de Física de la Universidad de Zaragoza. Aunque la "agresiva" subida de la última semana se ha ralentizado, cree que esta es simplemente la calma que precede a la aparición de los contagios secundarios, que son "los que verdaderamente definen la magnitud de las olas".

"Estos positivos –las personas a las que han contagiado quienes se infectaron en Semana Santa– dependen mucho de las restricciones en vigor. Bajar va a ser muy complicado en la situación actual", afirmó. A su entender, hay que "reforzar las restricciones de aforos y horarios" e intentar que los interiores, donde se produce la mayor parte de la transmisión, "no jueguen un papel tan importante como en Navidad".

Actuar "ya", coincidieron los expertos, permitiría que las medidas tuvieran "una menor duración" y evitaría tener que recurrir a mayores restricciones a medio plazo. Para el epidemiólogo veterinario Nacho de Blas cada día de retraso hace que se acelere la curva. Como ejemplo puso el caso de Tarazona, cuya incidencia acumulada a dos semanas sigue disparada con 928,2 casos por cada 100.000 habitantes. "Si tardas a tomar una decisión, corres el riesgo de seguir subiendo", explicó.

No obstante, una mayor restricción horaria, con cierres a las 20.00 como los que se aplican en Tarazona, Cuarte, Fraga y La Litera, tendrían un impacto directo en bares y restaurantes. Las principales asociaciones hosteleras no ocultaron ayer la "enorme preocupación" del sector, que teme volver a perder las cenas.

Una decisión de estas características supondría "más incertidumbre", ya que hay empresarios que, prácticamente, acaban de sacar del ERTE a sus empleados para trabajar hasta las 22.00.

"No somos consecuentes"

Calatayud, Ejea y Monzón superan ya los 250 casos a 14 días, y Utebo se acerca con 233, lo que hace que tampoco se puedan descartar restricciones en estos puntos. El problema, sostuvieron ambos, es que las esperanzas de entrar en mayo con mayor tranquilidad gracias a la vacunación "se han diluido" con el revés de Astra Zeneca y el retraso de las primeras dosis de Janssen.

Los profesionales sanitarios, por su parte, incidieron en la importancia de la responsabilidad individual para frenar la expansión del virus. "Hacemos poco prohibiendo juntarse en una terraza si luego se van a un domicilio", puntualizó Teresa Tolosana, presidenta del Colegio de Enfermería de Zaragoza. Recalcó que, evidentemente, cuando suben los casos, "hay que tomar medidas a nivel social y cerrar perimetralmente", pero recordó que no habría que llegar a este extremo si se mantuviera la distancia social, se hiciera un uso correcto de la mascarilla y se mantuviera una buena higiene de manos. "No estamos siendo muy consecuentes", lamentó.

Una percepción que también compartió la presidenta del Colegio de Médicos de Zaragoza, Concha Ferrer: "Las restricciones de movilidad tampoco son la solución. Si te quedas confinado en el sitio pero te relacionas mucho, siguen incrementándose los contagios". Incidió en que, aunque ayer subieron los casos, son inferiores a los de la semana pasada. "Está aumentando, pero no peligrosamente. Hay que ser un poco cautos y esperar a ver cómo evoluciona el tema", expuso.

A su juicio, Zaragoza está en una situación tensa, con unas cifras que "quisiéramos que fueran menores", si bien "no es fácil" que bajen mucho, ya que son producto de la propia actividad. Además, Ferrer recalcó que en las últimas semanas se han propagado nuevas mutaciones del virus, que son más contagiosas y que hacen "más complicado" el control.

Solo en las últimas horas, la Comunidad notifica otros 272 contagios por coronavirus, con 217 en la provincia de Zaragoza, 46 en la de Huesca y apenas 6 en la de Teruel.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión