Aragón
Suscríbete por 1€

Tres vehículos con agentes de una unidad de elite de la Guardia Civil escoltan al preso

Un fuerte dispositivo de seguridad vigila los viajes diarios desde la cárcel de Zuera a Teruel.

El convoy en el que viaja Igor el Ruso parte hacia Daroca tras la primera sesión del juicio.
El convoy en el que viaja Igor el Ruso parte hacia Daroca tras la primera sesión del juicio.
Luis Rajadel

El criminal serbio Norbert Feher, alias Igor el Ruso, llegó a las 9.20 de este lunes fuertemente escoltado al Palacio de Justicia de Teruel desde la cárcel de Zuera para ser sometido al juicio con jurado por el triple crimen de 2017 en Andorra. El acusado fue introducido esposado en la sede judicial en medio de una gran expectación mediática, con treinta periodistas que aguardaban a las puertas de los juzgados para captar la imagen de su entrada.

El operativo que garantizaba la seguridad del desplazamiento estaba formado por tres vehículos con agentes de los Grupos de Reserva y Seguridad (GRS), una unidad de elite de la Guardia Civil. El furgón de la Benemérita en el que viajaba el pistolero serbio circulaba precedido por dos coches todo terreno y seguido de otro vehículo de las mismas características con agentes equipados con armas largas. Un coche de la Policía Local abría la caravana de automóviles policiales a través de la ciudad hasta el Palacio de Justicia.

El desplazamiento, que partió de la cárcel de Zuera en torno a las 7.00, se desarrolló sin incidentes, todo lo contrario de lo que ocurrió en la mañana del pasado domingo, cuando Feher atacó violentamente al grupo de funcionarios que entraron en su celda para proceder a su traslado a la cárcel de Zuera, donde el acusado dormirá mientras dura el juicio. Feher intentó clavar un trozo de azulejo a los empleados y les lanzó patadas y puñetazos. La agresión se saldó con cuatro trabajadores de prisiones heridos leves que precisaron de atención médica.

Las sesiones está previsto que se prolonguen en la Audiencia de Teruel durante toda la semana, mientras que la deliberación del jurado arrancaría, previsiblemente, el próximo lunes. Desde ese momento, Feher deberá permanecer en los calabozos del Palacio de Justicia a la espera del veredicto sin regresar a la prisión zaragozana para pernoctar.

Los guardias civiles que escoltaban al serbio bajaron rápidamente de los tres vehículos que acompañaban al furgón -de hecho, antes de detener los vehículos se apoyaban ya en el estribo con medio cuerpo fuera- y aseguraron la zona antes de introducir a Feher en la sede judicial. Previamente, se colocaron unas vallas para perimetrar el espacio destinado al furgón del traslado y mantener a una distancia prudencial a las decenas de periodistas que esperaban a captar la imagen de la entrada en los juzgados.

El operativo de seguridad se repitió al terminar la sesión para el regreso del acusado a Zuera, un desplazamiento de poco más de 200 kilómetros que se repetirá cada día de ida y vuelta durante toda la semana.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión