Aragón
Suscríbete

campaña de inmunización

Más de 10 horas de vacunación en el 061 Aragón en un Jueves Santo atípico

Cerca de 600 mutualistas mayores de 80 años reciben hoy la primera dosis entre "nervios" y "esperanza".

La actividad en la sede del 061 Aragón, en Zaragoza, no cesa en Semana Santa. Este servicio ha programado durante todo el día cerca de 600 citas para vacunar contra la covid-19 a mutualistas mayores de 80 años, que reciben así su primera dosis. Muchos han acudido junto a familiares y con la fecha programada para recibir el segundo pinchazo: el 29 de abril.

Las puertas se han abierto a las 10.00, momento en el que ya se concentraban en el exterior decenas de personas esperando su turno. Uno a uno han ido accediendo al edificio y, tras dar sus datos en admisión, han utilizado uno de los dos ascensores hasta la planta habilitada para la vacunación, bajo la ayuda y orientación del personal auxiliar de enfermería. Tres equipos de enfermeros se ocupan de forma alterna cada uno de dos boxes, de manera que mientras administran un fármaco a un paciente, en el cuarto de al lado se prepara ya el siguiente. El ritmo es rápido para inyectar hasta 60 unidades cada hora en un Jueves Santo atípico. Tras recibir el pinchazo, los usuarios pasan a una gran sala de espera donde aguardan 15 minutos para comprobar si tienen algún efecto adverso al medicamento.

Fernando Torres, enfermero, explica que el horario, este jueves, es de 10.00 a 14.30 y de 15.30 a 21.30. El Viernes Santo continuarán con la campaña, con alguna vacunación en la sede del 061 Aragón y visitas domiciliarias con dos equipos, que se desplazarán con este fin por Zaragoza capital. Torres adelanta que en este servicio iniciaron hace un mes el programa a mutualistas (Muface, Mugeju e Isfas) con prestación sanitaria diferente al Servicio Aragonés del Salud, comenzando por los mayores de 80 años y grandes dependientes. Esta vacunación se realiza en Zaragoza capital por el 061 y por los equipos de los centros de salud en el resto de Aragón. En total, desde que se inició la campaña han vacunado a más de 3.000 mutualistas mayores de 80 años y grandes dependientes. "La previsión -cuenta- es acabar ya la semana que viene con este grupo".

Entre quienes se han desplazado al 061 se encontraba Luis Martín, de 85 años, que ha acudido junto a su mujer Pilar. "Estoy encantado, porque estaba deseando que llegara este momento", ha dicho. En uno de los boxes, José Navarro, exfuncionario de 84 años, se preparaba para recibir el pinchazo mientras respondía a las preguntas de la enfermera: "¿Es usted alérgico a algún medicamento?". Tras recibir la dosis, ha pasado a la sala de espera. Otra exfuncionaria, Alicia Mazo Sanagustín, que cumple los 80 años en noviembre, ha explicado que esperaba con muchas ganas la vacuna: "La verdad es que he pasado mucho miedo y angustia durante esta pandemia, y todavía me dura. Y eso que salimos de casa lo imprescindible. Poco a poco lo voy superando. No me voy a descuidar, pero ahora me siento más protegida". Entre los pacientes se encontraba Carmen Gregorio, con su nieto Javier Tabuenca; o Pilar Herrero, con su sobrina María Pilar Giménez. Saturnina Navarro, de 89 años, acudió con su hija María Pilar: "Me da mucha tranquilidad para poder estar con mis hijos y mi nieta, a la que solo veo en la calle" para evitar el riesgo de contagio. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión