Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

La DPZ recoge 1.182 perros en cinco años y encuentra hogar para 1.233

La Diputación de Zaragoza ha adquirido una furgoneta adaptada para la recogida de perros por los pueblos de la provincia.

Nuevo vehículo para la recogida de perros por los pueblos de la provincia de Zaragoza
Nuevo vehículo para la recogida de perros por los pueblos de la provincia de Zaragoza
DPZ

El centro de protección animal de la Diputación de Zaragoza ha recogido desde 2016 a un total de 1.182 perros y ha logrado encontrar un hogar para 1.233. La recogida de un perro por parte de la DPZ puede conllevar una sanción administrativa así como el pago de 80 euros por parte del dueño para poder llevárselo, sin embargo, no se cobra nada a quien adopta un animal de los que se cuidan en este centro.

Así lo explica en una nota de prensa el diputado delegado de este espacio, Miguel Sanz, con motivo de la adquisición de un nuevo vehículo para la recogida de perros por los pueblos de la provincia. Se trata de una furgoneta Opel Combo adaptada para transportar hasta tres animales y moldeable para cinco ocupantes y que permite que la captura y el transporte al centro de los perros que vaguen sin dueño sea más ágil y eficaz.

Cuando se recibe un aviso de recogida, los técnicos del centro de protección animal se trasladan al municipio, lo capturan y lo llevan a las instalaciones de Movera, donde se ubica. Si porta el chip obligatorio, se intenta localizar al dueño y si no es posible contactar con el propietario, el perro pasa a manos de la Diputación.

Tanto esos animales como los que no llevan chip, que son la gran mayoría, son inscritos a nombre de la institución provincial en el Registro de Animales de Compañía de Aragón una vez que han sido atendidos por los veterinarios.

Al llegar, a todos los perros se les hace una exploración, se les curan las enfermedades o heridas que puedan presentar, se les desparasita interna y externamente y se les vacuna y comienza el proceso de búsqueda de dueños.

Normalmente, los animales son adoptados a corto o medio plazo, aunque algunos llegan a pasar muchos meses en el centro, si bien, desde la DPZ señalan que incluso los casos más complejos se suelen resolver gracias a la colaboración de las sociedades protectoras de animales.

Los ayuntamientos son los únicos que pueden solicitar la retirada de animales abandonados o sin dueño, aunque si un vecino quiere entregar el suyo, siempre que no esté gravemente enfermo, tiene que hacerlo previo visto bueno de su consistorio y el pago de una tasa de 57,5 euros.

Sanz informa asimismo de que la Diputación de Zaragoza no sacrifica ningún perro sino que se cuidan en el centro, "independientemente del tiempo que lleven viviendo en el mismo o de las enfermedades que puedan tener.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión