Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

defensa 

Los últimos cuatro Hércules de la Base se los llevan al aeródromo de Soria

Defensa utiliza la instalación de Garray como aparcamiento hasta que sean adquiridos por la empresa Blue Aerospace en las próximas semanas y los pueda revender.  

Los pilotos del Hércules C-130 que los trasladaron ayer se hicieron una foto en el aeródromo de Garray (Soria). Hoy han llevado otro aparato y el lunes llegarán los dos últimos.
Los pilotos del Hércules C-130, en el aeródromo de Garray (Soria).
Efe

Los últimos cuatro aviones Hércules del Ala 31 de la Base aérea de Zaragoza, que fueron sustituido por los nuevos A400M el año pasado, han salido esta semana hacia el aeródromo de Garray (Soria) para ser guardados allí por la empresa Blue Aerospace hasta que se cierre la venta de manera definitiva por el Ministerio de Defensa y se reenvíen a los nuevos propietarios.

Después de la salida de los otros cuatro unidades que compraron los Gobiernos de Perú y Uruguay el pasado mes de diciembre, dos se han quedado para fondos museísticos del Ejército del Aire (uno en la base para enseñarlo y otro que se trasladó al Museo del Aire en Cuatro Vientos, cerca de Madrid) y los cuatro que quedaban en la capital aragonesa sin ningún uso se han depositado en el proyecto del Aeroparque Industrial y Tecnológico (ATI) de la provincia de Soria, con el fin de que puedan hasta crear empleo.

Imagen de uno de los últimos T10 del Ejército de lAire depositado en el aeródromo de Garray, Soria, para su preservación y enajenación.

Fuentes militares confirmaron que el desplazamiento de los aviones empezó el pasado jueves con el primero, continuó hoy y concluirá el lunes, con los dos últimos. La empresa Blue aerospace va a comprarlos después de realizarle las revisiones e inspecciones pendientes, así como algún cambio de aviónica, que servirá para revenderlos a terceros países que estén interesados.

De momento y hasta que se firme el contrato con Blue Aerospace se depositan en Garray, donde el Ejército del Aire ha firmado un acuerdo de colaboración con la Diputación de Soria para utilizarlos, como manifestó su presidente, Benito Serrano, al recibir el primer C-130 el pasado jueves. “Los pilotos, cuando han visto la expectación que había se han asombrado. Les hemos transmitido la ilusión de comenzar un proyecto que todavía está embrionario en algunas cosas”, declaró el presidente de la Diputación de Soria, según informó Efe.

En la Base aeréa de Zaragoza comentaron que se ha firmado un protocolo con la Diputación de Soria para utilizar el aeródromo de Garray como aparcamiento para estos aviones militares, su seguridad y preservar su mantenimiento para poderlos revisarlos, hasta que la empresa Blue aerospace cierre al final la compra en las próximas semanas con Defensa.

Fuentes militares señalaron que después de conocerse la venta de los cuatro aviones a Perú y Uruguay, cuyas fuerzas aéreas mantienen contactos estrechos con el ala 31 de Zaragoza para el seguimiento de los mismos, otros países latinoamericanos como Argentina o asiáticos como Filipinas se interesaron por los demás Hércules y al final pueden acabar allí.

El uso del aeródromo soriano como el de Teruel, que tanto éxito ha conseguido, puede llevar también a multiplicar su uso, ya que es viable que también se guarden otros aviones Hércules del Ejército del Aire de Bélgica, que también los ha cambiado por los A400M, y también puede adquirirlos la misma empresa para venderlos en el mismo mercado de países asiáticos o latinoamericanos.

Los sorianos quieren aprovechar la coyuntura para presentarse en futuros proyectos relacionados con el aeródromo de Garray que todavía están sujetos a confindencialidad. Serrano manifestó el pasado jueves que este proyecto global debe servir de desarrollo para toda la provincia de Soria, permitiendo que muchos polígonos industriales puedan encontrar “nichos de trabajo”.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión