Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

heraldo escolar

'La escuela, lo primero'. Dos docentes aragoneses nos cuentan su experiencia en este proyecto para afrontar los desafíos de la pandemia

Más de 200 profesores de todo el país han participado en 'La escuela lo primero', un proyecto de innovación educativa, impulsado por la Fundación Cotec y Escuela21, para buscar soluciones a los retos de la educación derivados de la covid-19.

Docentes de todo el país han diseñado más de 40 dinámicas, en torno a diez retos, que constituyen un paisaje completo de la educación
Docentes de todo el país han diseñado más de 40 dinámicas, en torno a diez retos, que constituyen un paisaje completo de la educación
Freepik

En julio de 2020 nacía ‘La escuela, lo primero’, un proyecto de innovación impulsado por la Fundación Cotec, en colaboración con Escuela21, para buscar y ofrecer a la comunidad educativa soluciones innovadoras, las herramientas necesarias, para afrontar los desafíos a los que se enfrentaba y se enfrenta el sistema educativo, los diferentes escenarios y situaciones –presenciales y ‘online’–, derivados de la pandemia de la covid-19. La iniciativa ha contado con la participación de más de más de 200 profesores de toda España, que han diseñado una serie de soluciones innovadoras y propuestas prácticas –que incluyen guías, juegos, decálogos o recursos virtuales– válidas para ser aplicadas en cualquier centro escolar, y a las que se puede acceder desde la web del proyecto.

Dos de los docentes aragoneses que han participado en estos laboratorios de innovación educativa nos cuentan su experiencia y hacen balance.

Juan Antonio Pérez Bello

Participar en una iniciativa como esta es una experiencia tan valiosa como necesaria. En tiempo de inquietud, en tiempo en que las preguntas nos abruman y las respuestas se nos escapan, ha sido muy gratificante tener la oportunidad de vivir un proceso cocreativo que nos ha permitido construir herramientas útiles ante los desafíos a los que se enfrenta el sistema educativo.

Escribo esto justo un año después de casi todo. A lo largo de doce meses de oscuridad, nos hemos enfrentado a mil escenarios nunca imaginados y a ello se han aplicado todos los sectores de nuestra sociedad. Sin duda, uno de los más creativos y fértiles ha sido el universo de la educación, que ha demostrado con su esfuerzo que es capaz de desarrollar multitud de iniciativas fruto del deseo por defender un derecho básico: el derecho a la educación. Como la que hoy nos ocupa: ‘La escuela, lo primero’.

Los docentes aceptan el desafío

Si bien ‘La escuela, lo primero’ tiene dos ámbitos de actuación, las políticas públicas y la práctica educativa, en nuestro caso se trataba de sumergirnos en las posibilidades de la segunda. Nuestra tarea, procurar ofrecer soluciones innovadoras a los múltiples desafíos de la escuela en los próximos meses. Era una invitación a la fiesta del futuro. En el proceso hemos participado decenas de docentes en sucesivas convocatorias, hasta cinco. Nos ha unido el deseo de compartir inquietudes y construir propuestas prácticas que contribuyesen a abordar los retos a los que nos enfrentamos como colectivo y como sistema.

"Nuestra tarea: diseñar propuestas prácticas elaboradas por y para docentes"

De algo estoy seguro: cuando aquella tarde abrimos la pantalla para celebrar el primer encuentro sentimos una mezcla de vértigo y apasionada certeza. Vértigo ante una incertidumbre añadida a la inestabilidad que nos atenaza; apasionada certeza al comprobar la presencia de un grupo de comprometidas compañeras y compañeros de viaje. Y todo se confirmó.

Un laboratorio de innovación educativa

La propuesta que nos hicieron, desde Fundación Cotec y Escuela21, en esa primera sesión, consistía en concebir lo que se llamó un ‘laboratorio de innovación educativa’. Su razón de ser, la cocreación entre docentes. Se formaron equipos vinculados a cada uno de los diez retos señalados y comenzamos el camino hasta el final del proceso. Nuestra tarea sería diseñar diversas propuestas prácticas elaboradas por docentes para docentes. En la primera edición participaron 50 profesores y directores de diferentes colegios e institutos de España. De esta edición surgieron las primeras diez propuestas prácticas para aplicar en los centros. Tras el éxito de la primera convocatoria se sucedieron otras cuatro en las que participaríamos más docentes de todo el país.

Diez retos, diez

En primer lugar, conocimos los diez retos a los que teníamos que enfrentarnos. Diez ámbitos que constituyen un paisaje completo de la educación.

1: ¿Cómo trabajar en comunidad en tiempos de crisis?

2: ¿Cómo mapear recursos y establecer alianzas para nuestra comunidad educativa?

3: ¿Qué saben y necesitan los niños para aprender por sí mismos?

4: ¿Cómo organizar tiempos y espacios de forma flexible?

5: ¿Cómo desarrollar la colaboración en equipos que trabajan en remoto?

6: ¿Cómo transferir las metodologías activas al entorno virtual?

7: ¿Cómo atender las necesidades educativas especiales en la escuela poscovid?

8: ¿Cómo cuidar la convivencia de la comunidad educativa en la escuela poscovid?

9: ¿Cómo incorporar la participación de las familias en los procesos de enseñanza y aprendizaje?

10: ¿Cuál es la estructura básica del plan de acogida en la nueva presencialidad?

Se formaron equipos de tres y cuatro personas adscritos cada uno de ellos a uno de los diez retos. La metodología nos ofrecía la posibilidad de disfrutar de diferentes técnicas de conexión, de análisis, de concepción de soluciones, de compartición, de prototipado, de comunicación con los mentores, de transferencia a la comunidad y de divulgación. Todas y cada una de estas acciones supuso un ejercicio de reflexión profunda que nos llevó a mirar muy dentro de nosotros mismos y de nuestras comunidades educativas. Con toda seguridad, uno de los procesos más interesantes del proyecto.

Soluciones que nos ayudan a todos

A lo largo de estos meses se han elaborado 41 productos en torno a los diez retos. Los modelos de presentación son casi tan variados como los grupos de trabajo que los elaboraron y cada uno de ellos obedece a una forma diferente de entender el hecho educativo.

El primer reto inspiró la presencia del barrio como motor de conocimiento del entorno, la generación de una dinámica para hacer comunidad o la utilización siete llaves para dar sentido a una nueva comunidad. El reto número dos, se acercó al uso de un mapa visual o de un juego para mapear la comunidad. Para el tercero, diseñamos un viaje de aprendizaje, un manifiesto para aprender por uno mismo o un kit para coser personas autónomas. El cuarto reto invitó a proponer dar un giro al aula, completar un cuestionario sobre espacios o habilitó un ‘toolkit’ para redefinir espacios y tiempos. En el quinto, encontramos una ‘e-scuela’ de cartas, un blog ‘online’ y una agenda digital.

El reto número seis nos lleva de la mano del ‘design thinking’, de mapas visuales y de infografías. El séptimo, nos sugiere el uso de infografías y una guía que ayuda a entender y atender las necesidades educativas especiales. El reto octavo nos aproxima a la convivencia con un talonario, imágenes interactivas y juegos de cartas. El noveno, el más familiar, nos proporciona un ‘podcast’, un manifiesto y un plan para retomar la comunicación. Y, por último, el décimo, pone en nuestra manos un jardín de las emociones, un plan de acogida y un hexágono recortable.

Juan Antonio Pérez Bello es docente y Asesor Técnico de Innovación y Competencia Comunicativa del Departamento de Educación del Gobierno de Aragón

Se han diseñado iniciativas innovadoras para todos los centros educativos
Se han diseñado iniciativas innovadoras para todos los centros educativos
Freepik

Rosa Llorente

El proyecto ‘La escuela, lo primero’, nombre que, por cierto, me encanta, llega en un momento clave para el mundo educativo. Sin duda, la crisis generada por la covid–19 ha marcado un antes y un después tanto para el sistema educativo en su conjunto como para cada comunidad. Una de las cosas que deberíamos haber aprendido es que educación para todos y todas significa educación por parte de todos y todas. No podemos ni debemos prescindir de los conocimientos, habilidades y competencias de nadie. Debemos asegurarnos de que todo este patrimonio de conocimientos de la comunidad docente sea compartido y puesto al servicio de la sociedad.

Cada participante de ‘La escuela, lo primero’ ha aportado su experiencia y talento en la era de la colaboración en la que nos encontramos. Cuando personas ilusionadas por su profesión y conectadas por sus intereses se unen en torno a un objetivo común, la magia surge. Esta es una de las fortalezas de este proyecto. Otro gran valor a destacar en este laboratorio de innovación educativa es la generosidad de todas las personas participantes.

"Debemos asegurarnos de que todo este patrimonio de conocimientos de la comunidad docente sea compartido y puesto al servicio de la sociedad"

‘Co–Labora’, una propuesta para la participación de las familias

Mi experiencia se ha centrado en el reto número 9: cómo incorporar la participación de las familias en el proceso de enseñanza-aprendizaje, con la propuesta ‘Co–Labora’. Una propuesta para aquellos centros educativos que desean fomentar la participación de las familias pensando en diferentes escenarios de la escuela: presencial o a distancia. Contempla los pasos, recomendaciones y propuestas para la construcción de una herramienta sencilla y útil de comunicación y recursos a las familias para participar en el proceso educativo de sus hijos e hijas y que puede materializarse de manera presencial o a través de un formato digital. No se puede garantizar el derecho a la educación si no hay participación. La escuela debe convertirse en un espacio democrático que cristalice los intereses de todos los agentes de la comunidad educativa, y sin duda las familias deben tener presencia. Su participación y corresponsabilidad constituyen un factor de calidad del sistema educativo.

‘Co–Labora’ se plantea como un espacio abierto para las personas que deseen realizar un ejercicio de construcción y transformación colectiva. A través de una comisión dinamizadora, se creará una herramienta digital (‘Genially’, ‘app’, web...) que contenga espacios como ‘Hablamos’, ‘Cosas que necesita saber’, ‘Talleres’ o ‘Trueques’, garantizando la accesibilidad de todas las familias. En definitiva, una oportunidad para involucrarse tanto en la educación de sus hijos e hijas como en la vida del centro educativo desde la complicidad.

Inyección de entusiasmo, ilusión y esperanza

En mi participación, durante la primera edición, recibí una ‘inyección’ de entusiasmo, ilusión y esperanza, compartiendo esta experiencia con docentes con gran compromiso y sentido de la responsabilidad. Me gustaría destacar el proceso de trabajo inspirador, motivador, multiplicador y provocador, planteado por el equipo de facilitadores del proyecto Escuela21. Un proceso perfectamente extrapolable a la praxis de cada centro educativo.

Uno de los momentos claves, fue la última sesión en la que se presentaron los entregables. La calidad de todas las propuestas, por su originalidad y utilidad, era el resultado de un gran ejercicio de inteligencia colectiva que nadie hubiéramos imaginado al inicio del proceso. 

Sin duda, he recibido muchísimo más de lo que he aportado y ‘La escuela, lo primero’ me ha ayudado a enriquecer mi mochila docente además de conectar con personas maravillosas.

Gracias a Cotec por su compromiso con la educación en un momento tan crítico como el que vivimos actualmente. Gracias a su generosidad, las herramientas diseñadas para afrontar los desafíos a los que se enfrenta el sistema educativo, están a disposición de todas las comunidades educativas. Invito a los equipos docentes a bucear en ellas desde una mirada apreciativa pues sin duda se trata de propuestas creativas, realistas y fácilmente adaptables. Cotec, de la mano del proyecto Escuela21, quiere seguir acompañándonos en este proceso organizando quedadas de ‘La escuela, lo primero’ para continuar compartiendo retos y soluciones en la construcción de la escuela que queremos.

Rosa Llorente es directora del CEIP Ramiro Soláns de Zaragoza 

Apúntate a la newsletter de Heraldo Escolar y recibe todos los jueves en tu correo experiencias en las aulas, educación emocional para familias, libros, ciencia, TICs, entrevistas y mucho, mucho más...

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión