Aragón
Suscríbete por 1€

Infraestructuras

Los vecinos de la A-68: "Ganamos rapidez y, sobre todo, seguridad"

Vecinos, trabajadores y alcaldes de la zona celebran la apertura de este nuevo tramo, que concentraba un elevado número de accidentes de tráfico.

Yolanda Salvatierra, alcaldesa de Gallur, ayer junto al tramo que se inaugurará el miércoles
Yolanda Salvatierra, alcaldesa de Gallur, ayer junto al tramo que se inaugurará el miércoles
Toni Galán

Tras 24 horas parado en la estación de servicio más cercana a Pedrola, Claudio García emprendió ayer la segunda parte de su viaje, que acabará en Portugal después de haber cargado en Italia su mercancía en el camión. El de este domingo fue su último viaje por el tramo de la A-68 entre Figueruelas y Gallur –todavía sin desdoblar– y que desde este miércoles entrará en funcionamiento. "Con la autovía ganamos en rapidez y, sobre todo, seguridad", declaró. Conocedor de la zona, explicó que durante los meses de obras, a veces, ha tenido problemas para llegar al destino "en los tiempos estipulados". Con la apertura de la autovía ya no le ocurrirá. "Son mejores que las carreteras nacionales, que son más complicadas y tienen muchos riesgos", subrayó.

Como él, cerca de una decena de camioneros se encontraban este domingo por la mañana en esta área de servicio, descansando y haciendo tiempo hasta poder retomar su viaje. La apertura de este tramo les beneficiará y ya confían en el avance de las obras en el tramo que va de Gallur a Mallén, aunque todavía deberán esperar, al menos, otro año. Más allá de los camioneros, ayer en la zona apenas se veía tráfico ni gentío. Nada que ver con el tránsito habitual que se produce entre semana, con el ir y venir de los vecinos de localidades como Pedrola, Luceni o Gallur, además de los trabajadores que cada día acuden a Figueruelas u otras empresas cercanas.

"Es un tramo con mucho tráfico en el que se han producido innumerables accidentes de tráfico", señaló Eduardo Castel, vecino de Pedrola, para quien esta apertura llega tarde: "Si no hubieran tardado tanto, se podrían haber evitado muchas muertes". Esta opinión la comparte Roberto Martín, quien sufrió "un percance" en la N-232, por donde ha transitado en infinidad de ocasiones mientras iba a trabajar a Tudela y otros puntos de Navarra. Desde su punto de vista, estas obras se debían haber ejecutado "hace 25 años", ya que se trata de una carretera "peligrosísima".

Otra vecina de la zona, Susana Tejero, también recalcó la peligrosidad de estas vías, con un carril en cada sentido y con la única alternativa de la autopista. "Es una gran noticia que por fin se terminen las obras", declaró, al tiempo que señaló que va a suponer una mejora muy importante para aquellos que residen en los municipios colindantes y los que van allí a trabajar. "Estamos cansados de ver accidentes de manera constante", reconoció.

Además de los vecinos, los trabajadores de la zona también celebraron la apertura, que va a permitir "un mayor movimiento de personas". "Desde que abrieron uno de los lados de la carretera, ya se ha percibido un incremento de clientes, así que cuando ya esté todo en funcionamiento, será mejor", recalcó Mónica Adam, empleada de una empresa cercana a Pedrola. Jesús, quien también trabaja en un área limítrofe con la carretera, recalcó que antes, al tener doble sentido, era una vía "peligrosa": "Ahora la gente que prefería coger la autopista, pasará por aquí y sin temores. Lo más importante es la seguridad".

Arancha, recepcionista del Hotel Castillo Bonavia.
Arancha Tejedor, recepcionista del Hotel Castillo Bonavia.
Toni Galán

En el Hotel Castillo Bonavia, que está al pie de la carretera, también se muestran ilusionados. "Nos deja muy bien situados, con un acceso directo y un aislamiento acústico fantástico y muy buena visibilidad. Estamos encantados con que por fin hayan desdoblado la N-232", puntualizó Arancha Tejedor, recepcionista del hotel.

La alcaldesa de Gallur, Yolanda Salvatierra, está "deseando" poder usar estos 14 kilómetros. "Después de tantos años es ya casi como un sueño hecho realidad. Resolverá el problema de la alta siniestralidad y hará que los vecinos que trabajan fuera ganen en seguridad. Podría ayudar incluso a asentar población e incrementar las oportunidades laborales, ya que potenciará la ampliación de la segunda fase de nuestro polígono industrial, que está al pie de la carretera", dijo.

En Luceni han seguido de cerca el avance de las obras. "Hemos estado viéndolas y hablando con los obreros y está quedando muy bien. El otro día hubo una reunión centrada en los caminos de acceso a fincas", comentó su regidora, Ana María Arellano.

La cantidad de siniestros y accidentes mortales de la N-232 hacía que muchos vecinos tuvieran "incluso miedo" y, directamente, se fuesen por la comarcal.

Todo esto hace, como reconoció Luis Bertol, alcalde de Figueruelas, que sea "una enorme satisfacción". "Parecía una obra sencilla, pero no lo ha sido tanto. Llevamos años de reivindicaciones. En cualquier caso, bien está lo que bien acaba", agregó. Ahora lo importante, resaltaron los regidores, es que se termine pronto el tramo entre Gallur y Mallén.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión