Aragón
Suscríbete por 1€

aragón

Javier García Campayo: "Cuando la covid se resuelva habrá una epidemia de depresión"

El psiquiatra zaragozano advierte que una vez que pase el riesgo de contagio aflorarán problemas que ahora está tapando la necesidad de "sobrevivir".

Javier García Campayo, psiquiatra.
Javier García Campayo, psiquiatra.
José Miguel Marco

Un año después de que un virus haya alterado la vida tal y como la conocíamos, la fatiga pandémica convive con la necesidad de reponerse y seguir adelante. Las oleadas de covid no han parado desde marzo del año pasado y los expertos ya auguran una quinta que empieza a vislumbrarse con el último repunte de casos, que se han duplicado en Aragón.

La esperanza está puesta en la vacunación y en frenar los contagios, pero los profesionales de la salud mental avisan de que la crisis sanitaria no terminará con la inmunización de la población. Tras las oleadas del virus llegará otra que afectará a la salud mental.

"Depresión por descarga"

"Todos los que nos dedicamos a salud mental lo estamos viendo. Sería una depresión por descarga, porque cuando uno está muy activo, como ahora tratando de sobrevivir a la pandemia, no le da tiempo a estar deprimido", explica Javier García Campayo (Zaragoza, 1962), psiquiatra zaragozano del Hospital Miguel Servet e investigador principal del grupo 'Salud mental en Atención Primaria' del Instituto de Investigación Sanitaria de Aragón (IISA). "Ahora la gente va sobreviviendo como puede, pero cuando esto se resuelva, a los tres o seis meses, habrá una epidemia de problemas psiquiátricos como la depresión por descarga", afirma en una entrevista a HERALDO.

El psiquiatra explica que hay más casos de personas hipocondriacas y con síntomas obsesivos, entre quien los padecía e incluso entre quienes no. "Mucha gente va a quedar muy afectada porque lleva más de un año la pandemia y está agotada. Recuperarse no será fácil", advierte.

Entre ellos, aquellos que tras pasar la enfermedad han quedado convertidos en enfermos crónicos con el llamado 'covid persistente' o sufren estrés postraumático "tras el paso por las ucis, o por estar aislados, solos, en residencias, con una sensación de soledad inmensa y difícil de tratar", detalla. Incluye en este grupo a personas que han tenido que enterrar a familiares sin poder despedirse. "Todo eso no está saliendo todavía", asegura.

"Llega más gente con depresión que no había consultado nunca"

Lo que si llega al hospital es "más gente con depresión que no había consultado nunca" y con los que se trata de mantener las consultas físicas.

Todo ello supondrá una nueva prueba para el sistema sanitario. Esta semana el tema ha protagonizado una de las sesiones del Congreso de los Diputados, aunque haya sido de manera indirecta. El diputado de Más Madrid, Íñigo Errejón, ha pedido al Gobierno que actualice sus políticas porque se viene advirtiendo que llega una "ola de salud mental" y ha planteado, entre otras medidas, doblar el número de psicólogos en la salud pública.

La intervención será recordada por el comentario de un diputado popular, que luego pidió perdón, y que le espetó 'Vete al médico'. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, respondió a Errejón que la Estrategia en Salud Mental del Sistema Nacional de Salud tiene una dotación en los presupuestos de 2,5 millones de euros. Este importe se destinará a medidas de prevención, detección precoz y formación en salud mental en atención primaria, entre otras.

García Campayo achaca comentarios despectivos como el escuchado en el Parlamento a ideas de otra época en la que se "estigmatizaba" a estos pacientes y se "desprestigiaba" a los profesionales que los trataban. En sus casi tres décadas de experiencia, asegura que "ha cambiado espectacularmente la visión desde que se pensaba que los psiquiatras eran ‘loqueros’ y los que iban a terapia eran apartados de las sociedad o que los tratamientos eran muy fuertes y dejaban a la gente atontada". 

"El 25% de la gente tiene un trastorno psicológico"

"La patología que se veía entonces era más grave y la visión era muy negativa. Se trabajaba en hospitales independientes, los manicomios, lo que estigmatizaba a los pacientes", reconoce. La situación empezó a mejorar desde que en los años 70 y 80 se abrieron plantas de psiquiatría en los hospitales. "En este momento es absolutamente normal ir al psiquiatra. El 25% de la gente tiene un trastorno psicológico", calcula, según las estadísticas. 

Ante una oleada de problemas psicológicos reconoce que el sistema no está preparado porque "ya estaba justo para el funcionamiento normal" debido a que hay pocos profesionales y "ya están muy agotados". 

Ellos podrían verse afectados también por estos problemas, junto al resto de trabajadores esenciales que se han visto más expuestos a contagiarse y contagiar. "Muchos profesionales de la salud han sufrido mucho estrés de ver morir a la gente y exponerse al sufrimiento continuamente"

Durante la pandemia se han prescrito más del doble de fármacos como ansiolíticos, antidepresivos e inductores del sueño

Entre los últimos estudios sobre salud mental, hay algunos que apuntan al colectivo de madres con hijos como otro de los que más problemas atraviesan. Un 12% de las mujeres españolas ha acudido a un especialista para tratar un problema de salud mental durante la pandemia, según el informe 'La hora de cuidarse y respirar' del Club Malasmadres y DKV Salud. Cinco de cada 10 mujeres sufren ansiedad y estrés y de ellas, una cada tres ha acudido a un especialista.

Durante la pandemia ha aumentado el consumo de fármacos para paliar estos problemas. Se han prescrito más del doble que antes de la crisis sanitaria, sobre todo, de ansiolíticos, antidepresivos e inductores del sueño, y con duración de tratamientos superiores a 3 meses, según la reciente encuesta sobre la salud mental de los españoles llevada a cabo por el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS).

Las huellas de la pandemia, físicas o psicológicas, cambiarán la sociedad. García Campayo cree que "la gente ya no va a ser tan espontánea en el contacto físico, como somos los latinos. Vamos a vivir más aislados, seremos menos confiados con la gente". Después de un choque como el de la pandemia y las nuevas reglas para convivir "los cambios de conducta y hábitos en la sociedad pueden tardar años en desaparecer", asegura. Pone como ejemplo que "los niños que han empezado a socializar en pandemia ya ven raro tocarse o tocar a los abuelos".

Últimas noticias del coronavirus

Toda la información sobre el coronavirus en Aragón.

Apúntate a nuestro boletín y recibe en tu correo las últimas noticias, claves y datos sobre el coronavirus.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión