Aragón
Suscríbete por 1€

patrimonio

El Monasterio de Rueda, una de las obras del Císter mejor conservadas de Europa, abierto en Sástago

El recinto abre los viernes, fines de semana y festivos, solo con visita guiada. La hospedería abre sus puertas para Semana Santa, el 1 de abril.

Foto de Sástago
Monasterio de Rueda
Laura Uranga

La austeridad de su iglesia contrasta con el claustro gótico y la torre mudéjar. Pero si algo caracteriza al Monasterio de Rueda ubicado en el término de la localidad zaragozana de Sástago, en la Ribera Baja del Ebro, es la gran noria hidráulica de 18 metros de diámetro, que da nombre a este complejo. 

Las visitas a este enclave las gestiona Turismo de Aragón y solo se puede acceder con la reserva previa de este pase guiado. Por el momento, se ofrecen los viernes, sábados, domingos y festivos (a las 11.00, 12.00, 13.00, 16.00 y 17.00) y los visitantes deberán estar diez minutos antes en la puerta.

Durante la visita, cuya duración es de algo más de una hora, se atraviesan 14 estancias o puntos de interés dentro de este conjunto monástico medieval, uno de los mejores conservados de Europa.

Su origen se remonta al año 1182, cuando el primer rey de la Corona de Aragón, Alfonso II el Casto, otorga la villa y el castillo de Escatrón a la orden del Císter para proteger y repoblar la frontera cristiana. Pronto comenzaron las obras y en 1238 se consagra el templo de Rueda. Tras años de trabajos, la edificación finaliza en el siglo XIV con la construcción de su esbelta torre mudéjar.

El claustro del monasterio da la bienvenida al visitante. Con su planta cisterciense, ordena el resto de dependencias monacales. Una de las peculiaridades de Rueda es que se conserva intacta su estructura medieval y todo el edificio mantiene todavía el esplendor de sus inicios.

El acceso a la iglesia se da por la galería oeste, a través de la puerta de conversos. El templo es un oratorio privado, destinado al uso exclusivo de los monjes. Es austero y humilde, con pilares básicos, siguiendo la creencia cisterciense de que la decoración solo servía para distraer.

Sobre la sacristía se sitúa el dormitorio de los monjes que, hasta que se fueron del monasterio, dormían todos juntos, en una única sala con camas. Desde este espacio diáfano, una escalera conduce a la sala capitular, lugar de reunión y debate.

En la visita por el interior del monasterio también se pasa por un pequeño calabozo, a donde se enviaba a los monjes castigados. El refectorio, presidiendo la galería sur, el lavatorio o la biblioteca son otras de las estancias.

Ya en el exterior, cuatro hectáreas de terreno se extienden por el recinto medieval. Los monjes cultivaban sus propios productos en la huerta, regada por una importante red hidráulica, representada en una gran noria que todavía se conserva. De hecho, esta enorme rueda es la que da nombre al monasterio.

Por cuestiones de seguridad, el aforo de los grupos en las visitas está limitado a un máximo de diez personas y el precio de la entrada general es de 5 euros. Los menores de seis años no pagan, hasta los 12 el precio es de 2,5 euros y también hay descuentos para personas con discapacidad y familias numerosas.

El acceso al monasterio solo está permitido con reserva previa, que se puede tramitar de lunes a viernes por la mañana en el teléfono 974355119 o por correo electrónico (visitasrueda@aragon.es).

La hospedería abre para Semana Santa

Con el río Ebro a sus pies, los monjes cistercienses buscaron en este enclave agua, tierra, bosques frondosos y silencio. Prueba de que lo encontraron en Rueda son, además de la noria, el acueducto y los canales que entonces servían para llevar el agua hasta el recinto y cuyos restos todavía se conservan.

Salvando las distancias, el tan ansiado silencio y sosiego que los cistercienses hallaron en el monasterio todavía se puede conseguir. La Hospedería de Rueda vuelve a abrir sus puertas esta Semana Santa, el 1 de abril, para servir como lugar de descanso a sus huéspedes. La instalación, que cuenta con servicio de hotel y de restauración, se recuperó a finales de 2019, tras años cerrada.

Está incluida en la Red de Hospederías que gestiona Turismo de Aragón y, con varios paréntesis por la crisis sanitaria de la covid, sus puertas volverán a abrirse dentro de dos semanas.

Apúntate a la newsletter de turismo y recibe en tu correo una selección de propuestas para viajar y descubrir la comunidad aragonesa.  

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión