Aragón
Suscríbete por 1€

tiempo en aragón

La DANA que viene y sus precedentes: nevadas primaverales que llegaron a suspender procesiones

"La nieve marcelina, en las patas se la lleva la gallina", dice el refranero popular sobre este tipo de precipitaciones en esta época del año.

Nevada en Zaragoza el 14 de marzo de 2016.
Nevada en Zaragoza el 14 de marzo de 2016.
Oliver Duch

"No es raro que haya nevadas en marzo, incluso en abril", sostiene Rafael Requena, delegado de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) en Aragón. Esta semana se anunció una DANA -Depresiones Aisladas en Niveles Altos-, que no se descarta que deje bajas temperaturas y viento, si bien la lluvia y la nieve posiblemente se desplacen hacia la zona de Levante. "Hace dos o tres días se pronosticaba nieve en cotas bajas, pero las precipitaciones cambian mucho. En algunos puntos de Huesca y de Teruel sí que se podrían dar", explica Requena.

El jueves las temperaturas más bajas se esperan en Benasque (-1ºC), Torla (0ºC) –donde habrá una sensación térmica de -7ºC- , Calamocha, Montalbán y Teruel (-1ºC), mientras que las máximas (8ºC) serán en el valle del Ebro. La probabilidad de nieve y lluvia se reserva para Benasque (80-85%).

El empeoramiento se prevé desde la noche del jueves, aunque el plato fuerte está previsto que llegue el viernes.

El viernes, festividad de San José, aumenta las posibilidades de abrir el paraguas en toda la Comunidad, en especial en el tercio norte. En cambio, Aemet no muestra probabilidad de nieve. En Zaragoza "tal vez solo solo viento y bajas temperaturas", apunta Requena. Los termómetros aragoneses marcarán de -3 a 5ºC como mínimo y entre 7 y 15 de máximo. Así será la despedida al invierno y la bienvenida a la primavera, que se estrena este sábado.

"La nieve marcelina, en las patas se la lleva la gallina"

En ningún caso se prevé que roce los niveles de la borrasca Filomena que tiñó de blanco Aragón a principios de año. "La nieve marcelina, en las patas se la lleva la gallina", reproduce Rafael Requena del refranero popular. No obstante, se ha visto nevar en numerosas ocasiones en marzo y abril, e incluso ha sido el detonante para suspender procesiones, algo que es más habitual con lluvia o pedrisco. "La climatología también contribuyó a deslucir la recta final de la Semana Santa. Debido a la nieve y a la lluvia, la única procesión prevista para ayer en la ciudad la de la Cofradía de Nuestra Señora de la Soledad, tuvo que suspenderse ante la decepción de los cofrades", publicó HERALDO el 23 de marzo de 2008 sobre una procesión en la ciudad de Teruel.

Procesión suspendida por lluvia y nieve en Teruel.
Procesión suspendida por lluvia y nieve en Teruel.
Antonio García

En 1527 el mes de marzo se despidió con Toledo nevado; una "mano" sobre los tejados lo definieron. Seis décadas más tarde, tres días duró el temporal de nieve en la Cerdaña (Gerona), lo que se calificó como una "cosa muy fuera de su natural", referencia la hemeroteca de Aemet. "Una tempestad general en Cataluña (más en la costa) de lluvia, viento, eléctrica y pedrisco que bajaba del Montseny y se podía andar como si fuera nieve congelada, con espesor de un palmo", cuentan las mismas fuentes del 28 de marzo de 1608.

La única referencia en el archivo de Aemet a la nieve primaveral en Aragón es del 5 de abril de 1947, cuando un alud de nieve sepultó a una unidad de militares de Candanchú en Rioseta, en la provincia de Huesca. Ya en la década de los 70 del pasado siglo, el 8 de marzo de 1971 fue el primer día de los tres consecutivos que Madrid se despertó con precipitación de nieve, que alcanzó los 30 centímetros. También en marzo, pero a finales del de 1992, más de un centenar de pueblos leoneses quedaron incomunicados un temporal de nieve que azotó la mitad norte de la península: "con precipitaciones de nieve de alrededor de los 200 l/m2", apunta la Aemet.

El 11 de abril de 2009, la nieve cubrió de blanco las comarcas de Comunidad de Calatayud, Campo de Daroca, Aranda y Campo de Cariñena. HERALDO informó que la carretera entre Cariñena y Calatayud permaneció cortada al tráfico todo el día y la circulación se vio condicionada en varios tramos de la Autovía Mudéjar. Daroca, Épila, Lumpiaque, Rueda de Jalón o Tabuenca fueron algunas de las localidades más afectadas.

Mismos pueblos que vivieron otra nevada cuatro años más tarde y también en 2017. Ese día, en 2013, en los alrededores de Orihuela del Tremedal, Griegos, Noguera de Albarracín o Bronchales se acumularon 50 centímetros de nieve. Requena recuerda el 14 de marzo de 2016 cuando los copos sorprendieron a los zaragozanos, solo una semana antes del Lunes Santo. La última gran nevada que se recuerda en primavera fue en 2018, un temporal que afectó a unos 400 kilómetros de la red viaria de Teruel, el balance fueron dos carreteras cortadas y 143 escolares sin colegio.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión