Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

coronavirus en Aragón

"Cuando se vacune entre los 60 y los 75 años lo empezaremos a notar en las ucis"

Aunque se han reducido los contagios, siguen llegando pacientes con coronavirus a las unidades de cuidados intensivos. La mediana de edad se sitúa entre los 60 y los 75 años, y la estancia suele ser de 21 días. Los médicos intensivistas instan a acelerar la vacunación y piden también prudencia. 

El doctor Juan José Araiz, jefe de sección de la UCI del Hospital Clínico de Zaragoza.
El doctor Juan José Araiz, jefe de sección de la UCI del Hospital Clínico de Zaragoza.
Guillermo Mestre

La mitad de los pacientes que ingresan en las unidades de cuidados intensivos de Aragón son pacientes covid. Tienen en su mayoría entre 60 y 75 años y pasan una estancia media de tres semanas hospitalizados en estos servicios, donde cada ingreso diario tiene un coste para las arcas que ronda los 2.000 euros, según cifras de Sanidad.

A pesar del descenso de contagios registrado en las últimas semanas, la situación preocupa todavía a los médicos intensivistas, que no han dejado de atender enfermos con coronavirus desde la segunda ola. El doctor Juan José Araiz, jefe de sección de la uci del Hospital Clínico de Zaragoza, habla así de "dos grandes brotes": un primer momento con covid, a principios de marzo, y otro en pleno verano, desde que volvieron a ingresar contagiados y ya no han tenido descanso. "El 16 de julio ingresó otro paciente covid, y ya no hemos tenido ni un solo día que no hubiera enfermos con coronavirus en nuestra unidad. Desde septiembre, la mitad de los pacientes de forma casi fija son covid. Es una marea alta permanente", afirma este especialista al hablar de la presión asistencial y el "enorme coste emocional" que ha supuesto para todos ellos la pandemia. 

La falta de intensivistas ha obligado a muchos especialistas a doblar turnos y renunciar a vacaciones, días de libre disposición o de recuperación. En Teruel ha habido también problemas para cubrir estas plazas, para las que un médico tarda cinco años en formarse, y en la actualidad hay hospitales en los que un médico está haciendo una guardia cada cuatro días debido a esta situación.

"Esta enfermedad es tremendamente inhumana. Yo siempre he procurado no llevarme a casa los pacientes en la cabeza. Estos te los llevas"

"Esta enfermedad es tremendamente inhumana. A nivel físico, una guardia cada cuatro días es agotador, pero es una enfermedad que te agota también mucho a nivel mental, no te deja descansar. Muchos de nosotros soñamos con los enfermos, con moverlos, con cambiarlos de cama… Yo siempre he procurado no llevarme a casa los pacientes en la cabeza. Estos te los llevas", confiesa este especialista. 

La uci del Hospital Clínico Lozano Blesa, en una imagen de archivo.
La uci del Hospital Clínico Lozano Blesa, en una imagen de archivo.
Blanca Obón

La respuesta de las ucis desde que se declaró el primer caso en Aragón, hace ya un año, ha sido extraordinaria. Entre el Clínico y el Servet han atendido el 90% de los casos más graves que han necesitado ingreso en uci. "Nuestra unidad de cuidados intensivos tiene 34 camas, y hemos llegado a tener 54 pacientes covid a la vez. Evidentemente, cuando ha habido estas olas tan gigantes ha habido que sacar camas de donde se pudiera, y hemos llegado a ampliar un 150% estos recursos", explica el jefe de sección de la uci del Clínico.  

El perfil del paciente y la estancia media

Aunque se han producido pequeñas variaciones entre una y otra oleada, este especialista indica que que el perfil del paciente que ingresa en la unidad de cuidados intensivos del Hospital Clínico de Zaragoza no ha cambiado, y tampoco la estancia de estos pacientes, en su mayoría gente de entre 60 y 75 años, que pasan de media 16 días. "Hemos tenido gente joven, pero la mayoría de los casos con alguna circunstancia muy concreta, como un chico de 29 años que pesaba 180 kilos. En nuestra casustica, ya sea por brotes grandes o pequeños, no ha cambiado la estancia ni la edad. La estancia más larga que recuerdo han sido 84 días y la media de edad está en 67", detalla este especialista. 

Datos similares registran en el Hospital Miguel Servet de Zaragoza, donde la edad más frecuente de los ingresos en uci fue de 70 años en la primera ola y de 67 durante esta última. En el hospital general, según fuentes hospitalarias, las cifras se mueven también en esa franja de edad: la mediana más alta de la primera ola fue de 71 años, mientras que a finales de febrero de 2021 se redujo a 60. La bajada más significativa se produjo en la segunda ola de verano, cuando la mediana de edad de los ingresos en uci fue de 61 años.

"Las patologías previas pueden prolongar su estancia en uci, pero hay gente que no tiene antecedentes e ingresa"

El intensivista Juan José Araiz apunta a dos factores que explican el estancamiento que se ha producido en la mediana de edad del paciente que ingresa en uci, así como la duración de su estancia. Uno de ellos es la vacunación, que todavía no se ha extendido a este grupo de población. "El perfil nuestro no es el mismo que el de una planta. El paciente joven a lo mejor tiene que ingresar en un hospital, pero solo con que esté en una planta ya sale adelante, con lo cual no baja a la uci. A veces sueño con que vacunen entre los 60 y los 75 años que es mi perfil de paciente: alguien ni muy mayor ni muy joven, que no necesariamente tiene patologías previas. Estas pueden estar relacionadas con que se prolongue más su estancia, pero hay gente que no tiene antecedentes e ingresa. Y hablo de antecedentes graves, por que quién no toma una pastilla para la tensión ahora...", puntualiza Araiz. 

Los enfermos de coronavirus que acaban en la uci lo hacen habitualmente porque necesitan un respirador. Solamente en el Clínico, en lo que va a de pandemia, han registrado 349 ingresos. "En la primera ola de marzo hubo que meter alguno en los quirófanos porque no había respiradores; ahora tenemos de sobra", puntualiza este médico.  

"La primera ola la llegamos a parar. Estuvimos mes y medio que no tuvimos covid, hasta que el día 16 de julio ingresó otro caso y desde entonces siempre ha habido coronavirus en esta unidad"

Cuanta más patología y más comorbilidad hay, más suele prolongarse la estancia en uci, si bien la mediana de edad no ha cambiado y tampoco se nota la vacunación en residencias, ya que estos pacientes no suelen llegar a las uci. Por el contrario, este especialista señala que lo que sí han visto en los últimos meses es que ha aumentado la mortalidad en este grupo de pacientes. "El distrés respiratorio -una afección respiratoria potencialmente mortal- que sufren los pacientes con inflamación o edema pulmonar lo conocemos en la UCI de hace tiempo, lo que no conocíamos es un distrés con tanta mortalidad como esta. En la primera ola fue del 35%, y en esta ronda el 40%. Está muy relacionada con dos cosas: con la edad, y con los factores de riesgo. Por encima de 70 años se muere uno de cada dos", precisa este doctor, que habla siempre de dos grandes "brotes": el de la primera ola en marzo, y otro a partir del verano. "La primera la llegamos a parar. Estuvimos mes y medio que no tuvimos pacientes covid, hasta que el día 16 de julio ingresó otro caso y desde entonces siempre ha habido covid en esta unidad", lamenta este especialista, que insta a no bajar la guardia.

A pesar de lo mucho que se ha avanzado en este último año, este especialista matiza que tampoco hay un tratamiento que se haya demostrado "milagroso" para atender a estos pacientes, motivo por el cual siguen trabajando prácticamente de la misma manera que al principio. 

Un paciente ingresado en la Unidad de Cuidados del Clínico.
Un paciente ingresado en la Unidad de Cuidados del Clínico.
HA

"Nuestro trabajo como intensivistas es mantenerlos con vida a base de respirador, de nutrirlos, de mantenerles la tensión... Utilizamos muchos fármacos, antivíricos, plasmas de pacientes que han pasado la covid... Pero la sensación generalizada es que no ha habido una mejoría espectacular con cualquier medicamento. Al final, con bastante esfuerzo, se consigue poco a poco que muchos salgan adelante, pero otros muchos se mueren", lamenta este especialista, que tiene puestas sus esperanzas y las de todos sus pacientes en la ansiada vacuna. "Cuanta más gente esté vacunada, mejor nos irá en todos los sitios. En las ucis, en concreto, cuando se vacune entre los 60 y los 75 años, será cuando lo empecemos a notar", subraya este médico, que pide también prudencia de cara a la Semana Santa para no echar por tierra todo el esfuerzo que ha hecho la sociedad aragonesa en este tiempo. 

"Los gestores tendrán que decidir, pero dejando las actitudes irresponsables aparte, que me parecen una vergüenza, creo que la población ha respondido. Hay gente que lo ha pasado muy mal, y yo les pediría que tengan un poquito de paciencia, que se ve el final o se quiere empezar a ver, y sería triste que por un mes o dos pillaras una enfermedad que te puede matar", concluye este especialista.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión