Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

seguro agrario

La contratación de seguros hace historia

El seguro agrario avanza por las producciones aragonesas, donde las coberturas protegen ya a más de 4.272 millones de kilos de las más diversas producciones.

Cosecha de cereza destrozada por el pedrisco
Cosecha de cereza destrozada por el pedrisco.
MACIPE

La importancia del seguro agrario para la protección de los cultivos en un escenario en el que el cambio climático ya es una evidencia lo demuestran las cifras de contratación.

2020 ha sido un año de récord. La cuantía de las pólizas contratadas o primas pagadas por los productores de todo el país ha aumentado un 1,6%, hasta alcanzar los 796,2 millones de euros, la cifra más alta en los 40 años de historia del seguro agrario.

Los datos también hablan de crecimiento en Aragón. Si en 2019, se suscribieron 35.984 pólizas, que correspondían a 778.159 hectáreas y 55 millones de animales y protegían una producción total de 3.901 millones de kilos, el pasado ejercicio fueron 37.101 las pólizas aseguradas, que daban cobertura a 879.718 hectáreas, 52 millones de animales y una producción total de 4.274 millones de kilos.

Huesca es la provincia con mayor aseguramiento, ya que la políticas contratadas cubren una producción de 2.115 millones de kilos, seguida de Zaragoza, con 1.729 millones de kilos y de Teruel, donde el seguro agrario da cobertura a una producción de 428 millones de kilos.

Los herbáceos extensivos son los cultivos con una mayor producción asegurada (aunque también hay que tener en cuenta que son los que ocupa una superficie más extensa, a mucha diferencia de otras especies agrícolas". Según Agroseguro, en 2020 los cerealistas protegieron algo más de 3.200 millones de kilos. Un año antes esta cifra se situaba en los 2.836 millones de kilos. El incremento del aseguramiento agrario se produce además en las tres provincias aragonesas.

Importante es también la cobertura que tienen los frutales, una de las producciones con mayor presencia y más valor añadido de la Comunidad, si bien las cifras son muy similares en ambos años, dado que en estas producciones el nivel de aseguramiento ya es muy elevado.

"El seguro agrario se está afianzando", señala el director territorial de Agroseguro en Aragón, Juan Cruzán, para explicar la mayor predisposición de los agricultores a proteger sus cultivos. Y que, como señala Cruzán, sin seguro es muy complicado mantener la rentabilidad de las explotaciones, porque hay producciones como los herbáceos que cuentan con las ayudas de la PAC, pero en prácticamente el resto de cultivos "no hay nada" con lo que poder paliar las pérdidas por los siniestros.

Además, la climatología es cada vez más adversa, por lo que "los productores están asimilando y son cada vez más conscientes de que el seguro es un coste más de la explotación", explica Cruzán. Y añade también que esta cobertura, que fue capaz de seguir funcionando aun con todas las restricciones que impuso el momento más duro de la pandemia, cuenta con un apoyo masivo, como ha demostrado, dice Cruzán, el incremento de las partidas públicas. Eso sí, reconoce, todavía queda trabajo por hacer para conseguir una mayor penetración en determinadas producciones.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión