Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

El 31% de los beneficiarios de la renta básica no tenía antes ninguna otra ayuda

De los 5.853 aragoneses que cobran ahora el Ingreso Mínimo Vital, 1.824 no percibían antes una prestación de la DGA.

Las cajas con la comida ocupan el suelo del salón social de la sede de la Asociación de Vecinos Cívitas.
Las cajas con la comida ocupan el suelo del salón social de la sede de la Asociación de Vecinos Cívitas de Zaragoza, en una imagen de archivo.
Oliver Duch

De los 5.853 aragoneses que en estos momentos cobran el Ingreso Mínimo Vital (IMV), 1.824 no tenían ninguna otra ayuda antes de percibir esta prestación, lo que supone el 31%. Este fue uno de los datos que este viernes aportó la consejera de Ciudadanía y Derechos Sociales del Gobierno aragonés, María Victoria Broto, durante su comparecencia en el pleno de las Cortes de Aragón, a petición de Ciudadanos, para explicar la política general del Gobierno ante el incremento de los índices de pobreza como consecuencia de la pandemia.

Esta tercera parte de los beneficiarios de la renta básica, que depende del Gobierno central, son personas que hasta ahora no habían necesitado recibir las prestaciones de la DGA como el Ingreso Aragonés de Inserción (IAI) o las ayudas a la integración familiar. Este porcentaje, explicó la presidenta del Colegio de Trabajo Social de Aragón, Cristina Sola, responde al perfil de ciudadanos que como consecuencia de la crisis sanitaria «se han visto en la necesidad de recurrir a unos subsidios que antes no necesitaban porque han perdido su principal fuente de ingresos o han agotado el paro».

Broto también señaló que de los 4.029 aragoneses que han pasado de recibir el IAI al IMV los hay a los que el Ejecutivo autonómico les complementa la cantidad que cobran del Gobierno central por ser esta inferior a la que les correspondía del Ingreso Aragonés de Inserción.

Una gestión cuestionada

La consejera del ramo señaló que el Ingreso Mínimo Vital es "un avance importante", aunque reconoció que no está "satisfecha de la gestión". Y eso a pesar de que Aragón es "una de las comunidades en las que más se ha avanzado gracias a mucho trabajo y esfuerzo". Hay que recordar que la Comunidad ha sido pionera en traspasar en bloque a la renta básica a los beneficiarios del Ingreso de Inserción.

Los 5.853 aragoneses que en estos momentos ingresan el IMV suponen 689 más que a mediados del pasado enero, cuando lo recibían 5.164, según datos facilitados por el Departamento de Ciudadanía y Derechos Sociales. Para la presidenta del Colegio de Trabajo Social de Aragón, la resolución de los expedientes "va algo más rápida que hace unos meses", pero todavía "tiene que ir a mayor ritmo porque es una ayuda para atender unas necesidades básicas que no pueden esperar a mañana".

La diputada de Ciudadanos, Loreto Camañes, recordó en la sesión de control de las Cortes que el nivel de pobreza en Aragón ha aumentado un 5% como consecuencia de la pandemia y que hay 11.600 personas más que hace un año en una situación de vulnerabilidad. Prueba de ello, dijo, es también el aumento de las peticiones de ayuda de urgencia que solicitaron el año pasado 45.000 aragoneses, 8.220 más que en 2019.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión