Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

coronavirus

Mascarillas transparentes: la esperanza de las personas sordas para volver a comunicarse

Ya están homologadas en España, pero todavía no hay en el mercado. El colectivo con problemas de audición pide que se generalicen para terminar con la "doble barrera" que sufren al no poder leer los labios.

Jesús Carlos Laiglesia (izquierda), responsable de relaciones institucionales de la Agrupación de sordos de Zaragoza con un prototipo de mascarilla transparente
Jesús Carlos Laiglesia (izquierda), responsable de relaciones institucionales de la Agrupación de sordos de Zaragoza, con otro socio y dos prototipos de mascarillas transparentes.
Oliver Duch

Ir al médico, al colegio, a comprar o simplemente preguntar una dirección, se ha convertido desde el año pasado en una tarea titánica para las personas sordas. El uso obligatorio de la mascarilla ha cubierto una parte fundamental del rostro para entender a las personas oyentes, sus labios, además de esconder la expresión de la cara.

Desde este mes, España ha homologado el uso de mascarillas transparentes que se venían pidiendo desde el colectivo desde el inicio de la pandemia, pero todavía no han llegado al mercado. Esperan que haya empresas que se muestren interesadas en su fabricación y que se termine extendiendo su uso entre el mayor número posible de personas, también entre las que no tienen problemas de audición.

"En las relaciones entre personas oyentes sería también positivo que se viera la cara", afirma Jesús Carlos Laiglesia, responsable de relaciones institucionales de la Agrupación de personas sordas de Zaragoza y Aragón (ASZA). En la asociación han ido probando con algunos modelos de mascarilla transparente a la espera de su homologación.

Las mascarillas han supuesto una "doble barrera" para las personas con problemas auditivos, lamenta Laiglesia. "En la vida diaria de una persona sorda ha tenido problemas acceso a información. Si ya era limitada, ahora ha habido una doble barrera, al limitar el uso lectura labial", explica. 

"Que se dirijan al mayor número de gente posible, que sean para toda la sociedad"

Pone como ejemplo que para acudir al médico, se puede pedir cita por internet, pero luego la consulta es telefónica. "Ha sido un problema para atender problemas médicos", confiesa. "Hemos intentando contactar con el Gobierno de Aragón para que se permitiera dar el teléfono para que el centro de salud llamara al intérprete de lengua de signos y este al usuario por videollamada", indica, como una de las posibles fórmulas.

En Aragón, en el caso de la educación se ha solventado con el envío de vídeos o la posibilidad de que el intérprete estuviera presente en las clases 'online' o las presenciales. En algunas circunstancias se ha tenido que recurrir a escribir una nota en un papel o en el móvil. Laiglesia cuenta cómo tuvo que hacerlo para comunicarse tras ser parado en un control de Policía. "Ellos tenían doble mascarilla. Yo les estaba explicando que era una persona sorda y no entendía lo que me decían. Al final, les escribí una frase en el Whatsapp del móvil".

Ahora espera que haya empresas "que quieran fabricarlas". Además, cree que es un tipo de mascarilla útil también para las personas oyentes. Permiten una lectura labial correcta y que se vea la expresión de la cara, unido a que permiten frenar la expansión del virus. "Las necesitamos para que la comunicación entre nosotros mejore, pero también con el resto", por lo que desean "que se dirijan al mayor número de gente posible, que sean para toda la sociedad"

Toda la información sobre el coronavirus en Aragón.

Más noticias sobre el coronavirus en España y en el mundo.

Apúntate a nuestro boletín y recibe en tu correo las últimas noticias, claves y datos sobre el coronavirus.

Etiquetas
    Comentarios
    Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión