Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

macroeconomía

Las exportaciones protegen la economía aragonesa, que crecerá en 2021 más que la media nacional

La Fundación Basilio Paraíso estima un incremento del 7,7% del PIB de la Comunidad, un punto por encima de la media nacional, que se estima en el 6,6%. El paro continuará subiendo en este ejercicio, pero su tasa se situará a distancia de la media nacional. 

Las ventas al exterior han sido la válvula de escape de la economía aragonesa.
Las ventas al exterior han sido la válvula de escape de la economía aragonesa.
DGA

Los mercados exteriores han sido la válvula de escapa la economía aragonesa, que no ha podido evitar, sin embargo, el efecto de una pandemia que ha golpeado sin piedad a la inmensa mayoría de los sectores productivos y sigue generando una incertidumbre que impide recuperar los niveles anteriores a la crisis.

Sin embargo, en este complicado escenario, las exportaciones de Aragón han sujetado la caída del PIB en 2020 (menor que la media nacional) y se presentan como uno de los puntales del devenir económico durante este año. Lo destaca el boletín de coyuntura de la Fundación Basilio Paraíso, presentado este jueves por el presidente de la Cámara de Comercio e Industria de Zaragoza, Manuel Teruel y el catedrático de Análisis Económico de la Universidad de Zaragoza, Marcos Sanso, que destaca que, a la espera de la inmunidad generalizada por las vacunas y los fondos europeos, los datos avanzan un crecimiento del 7,7% del PIB durante 2021. La cifra supone una “clara diferencia” si se compara con el comportamiento de la media nacional para que la estima un incremento del 6,6%.

Sucede lo mismo en el mercado laboral. Las previsiones continuan siendo negativas, porque se estima que el paro continúe en la senda alcista y se eleve hasta el 13,13%, un porcentaje que se mantiene a casi cuatro puntos de distancia del 17,47% que se estima para el conjunto del país. Son además mayores que las del pasado año, en el que Aragón cerró con un índice de desempleo (sin incluir ERTE ni cese de actividad de autónomos) del 11,07%, frente al 15,5% registrado en la media nacional.

“Todos estas previsiones tienen en cuenta un escenario en el que se mantenga la política expansiva del Banco Central Europeo, que los salarios y los precios industriales sean estables y mejoren los precios de servicios y vivienda”, ha señalado Sanso.

Distintos factores avalan la menor incidencia que la covid ha tenido en la economía aragonesa. El descenso de afiliados ha sido menor (3,4% en Aragón frene al 3,9% en España), la caída de la industria fue del 7%, dos puntos menos que la media nacional y el índice general del sector servicios, el más damnificado por la pandemia, se desplomó un 11,7% en la Comunidad mientras lo hacía en un 16% en España. “Este datos demuestra la menor dependencia del turismo en la economía aragonesa, frente a otras comunidades como Baleares y Canarias que han registrado descensos del PIB de hasta el 20%”, ha destacado Sanso, que ha señalado que, sin embargo, la evolución del comercio ha sido similar tanto en Aragón como en el conjunto del país.

Pero sin duda ha sido la exportación la gran protagonista de las cifras aragonesas. Si en 2019 las ventas en los mercados internacional fueron de récord, en un complicado 2020 marcado por la crisis sanitaria, incluso se han superado las mejores cifras, “poco más pero se han superado por encima de los 13,3 millones de euros”, ha insistido Sanso. Y aún más, ha destacado el experto, el saldo neto exterior se acerca a los 3.000 millones, nada menos que un 50% más que en 2019. “Son resultados para enmarcarlos”, ha dicho. Se lo debe, ha añadido Manuel Teruel, a la estructura del PIB aragonés en la que el sector industrial tiene un mayor peso que en el conjunto de España. “La economía aragonesa está el doble de internacionalizada que el conjunto del país”, ha matizado.

Pero, a pesar del respiro de las exportaciones, todos los sectores económicos han sufrido el impacto de las restricciones exigidas para frentar la expansión del virus en su mercado laboral. La cifra en su conjunto no parece demasiado importante, ha reconocido Sanso, ya que la afiliación cayo el pasado año un 3,4%. Sin embargo el porcentaje “contiene una gran asimetría”. Así la hostelería ha perdido el 25% de afiliados, y las actividades artísticas y de ocio, el 15%. También ha habido descensos (aunque menores) en educación, construcción, transporte, o comercio. Solo se ha incrementado el número de afiliados en el sector sanitario, en la administración pública y en información y comunicación.

Inflación y endeudamiento

Hay que tener en cuenta, sin embargo, que en el devenir de la economía aragonesa (y española) para este año y especialmente para los ejercicios siguientes comienzan a encenderse algunas luces rojas. Teruel y Sanso han advertido sobre el elevado déficit público y el incremento del endeudamiento, que incluso llegan a triplicar el establecido como referencia en el plan europeo de estabilidad.

“Habrá que ir preocupándose por estas cifras”, ha señalado Sanso, que ha advertido que el incremento que los precios han experimentado en el mes de enero anticipan un año “inflacionista” y comienzan a detectarse movimientos que hacen prever un progresivo incremento de los tipos de interés. “El problema no estará tanto en el 2021, pero podría ser grave a partir del 2022”, ha señalado Sanso. Y es que, como ha insistido el presidente de la Cámara de Comercio, el incremento de los tipos de interés “afectaría a la competitividad de las empresas” y afectaría a la situación del país, porque con intereses elevados el endeudamiento comenzaría a ser peligroso.

Etiquetas
    Comentarios
    Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión