Despliega el menú
Aragón

La DGA deja de recaudar 320 millones de euros en impuestos y tasas en el año covid

El avance de la ejecución presupuestaria de 2020 constata la caída de ingresos.

En la imagen, el edificio Pignatelli, sede del Gobierno aragonés en Zaragoza.
En la imagen, el edificio Pignatelli, sede del Gobierno aragonés en Zaragoza.
José Miguel Marco

El año covid se dejó notar en la recaudación de impuestos del Gobierno aragonés. El avance de la ejecución presupuestaria de 2020 refleja una caída de 320 millones en los ingresos por impuestos y tasas, con 4.052 millones recaudados de los 3.733 esperados. La mayor aportación por transferencias corrientes, que supuso una inyección de 239,4 millones de euros, no permitió compensar el agujero, consecuencia directa de la crisis económica provocada por la pandemia. Tampoco se ejecutó el presupuesto de gastos, donde el mayor castigo recayó en la inversión real, que acabó el año con 151 millones de euros comprometidos, de los 215 millones que estaban asignados, y con apenas 120 millones pagados.

Es en los impuestos indirectos donde se refleja la mayor caída, con un 87% de derechos reconocidos respecto a la previsión definitiva ejecutada. Y eso se refleja en la recaudación neta, donde se han ingresado 327 millones menos. Figura el Impuesto de Contaminación de las Aguas (ICA) entre los tributos donde se alcanzó una mayor ejecución: un 98,83%, con 43,5 millones recaudados. Por contra, el impacto de la covid se dejó sentir en Transmisiones Patrimoniales (19 millones menos) y Actos Jurídicos Documentados (11). Pero el más afectado, como era de esperar al resentirse el consumo, fue el IVA, que reportó 1.190 millones de los 1.271 previstos. También caen las tasas, que aportaron 60 millones, 37 menos.

No ocurre lo mismo con los tributos directos. De ellos, es el Impuesto de Sucesiones y Donaciones el único que refleja una caída, que supone para las arcas autonómicas haber recaudado 11 millones de euros menos. Los derechos reconocidos netos ascienden, no obstante, a 102,7 millones, de manera que la ejecución rondará el 97%. Como excepción destaca Patrimonio, que reportó a la DGA 48,7 millones, 3,7 más.

La especial situación vivida en 2020 se refleja en una aportación extraordinaria de 257,9 millones de euros a través de modificaciones presupuestarias en las transferencias corrientes (239,4 millones) y las transferencias de capital (13,9), que resultan insuficientes para cuadrar el resultado.

Etiquetas
Comentarios