Despliega el menú
Aragón

La planta de PSA en Zaragoza detiene su producción también durante toda la jornada del martes por la falta de piezas

La planta de Figueruelas está este lunes inactiva y la dirección ha comunicado que este martes también se verán afectados todos los turnos al no haber semiconductores para los coches que fabrica, en un problema que  empieza a generalizarse para la mayoría de los fabricantes de coches

Imagen de archivo de las instalaciones de la planta zaragozana de PSA.
Imagen de archivo de las instalaciones de la planta zaragozana de PSA.
Heraldo.es | S. E.

Este martes ninguna de las dos líneas de producción de la fábrica zaragozana de PSA va  a poder trabajar. Ayer lunes tampoco lo hicieron. La razón: la falta de semiconductores, unas piezas con circuito electrónico que van en distintas partes del coche y que se producen mayoritariamente en China y la India. La dirección de PSA en la fábrica zaragozana de Figueruelas comunicaba el lunes por la mañana que suspendía parte de los turnos del día y a primera hora de la tarde ya reconocía que no    iba a poder mantener ninguno. Es decir, que la parálisis de la actividad productiva    por falta de suministro va a durar de momento dos días.

"Estamos muy preocupados. No sabemos cuánto puede durar en el tiempo esta falta de componentes electrónicos, semiconductores, que está lastrando la fabricación", ha reconocido Sara Martín, secretaria general de la sección sindical de UGT en la planta de PSA en Figueruelas. "Todos los fabricantes están sufriendo la falta de este tipo de componentes. En Volkswagen ya han tenido que estar inactivos bastantes jornadas. Compañeros de Renault también nos han comunicado que les han puesto varias jornadas de paro en marzo en las distintas fábricas para sortear esta falta de suministros".

Martín ha lamentado que con "las buenas perspectivas de producción que hay para este año y ahora que la crisis sanitaria parece que empieza a remitir, nos topamos con este problema de falta de componentes". Y ha insistido en que no solo es en PSA, que quizá está teniendo menos afección que otros constructores de coches, sino en todas las marcas en general. "PSA está buscando alternativas, pero se ve que no es fácil porque el mercado de este tipo de componentes es bastante limitado", ha señalado. 

En la factoría zaragozana de Figueruelas trabajan unos 5.700 trabajadores que ensamblan  tres modelos de coches distintos, el Corsa en su versión tradicional de combustión y  también en su versión cien por cien eléctrico, y el Crossland X y C3 Aircross en las dos líneas de montaje de la fábrica.  

Este problema de falta de componentes está afectando no solo a los fabricantes sino también a algunas empresas auxiliares.

Etiquetas
    Comentarios